TMT - Conversaciones 17/10/2020

Micaela Sánchez Malcolm: “La reglamentación del DNU 690 fijará el esquema de precios en función de los costos y de la proyección de inversión”

Por José Crettaz

La secretaria de Innovación Pública estuvo en #TMTconversaciones y repasó la agenda del sector: la reglamentación del controvertido DNU 690, el Plan Conectar oficial, la política de compartición de infraestructura y asignación de espectro para 5G y la digitalización del Estado, entre otros temas

Micaela Sánchez Malcolm es secretaria de Innovación Pública de la administración del presidente Alberto Fernández. En su dependencia, que reporta al jefe de gabinete, Santiago Cafiero, quedaron comprendidas las áreas de modernización y digitalización del Estado y de tecnologías de la información y las comunicaciones. Sánchez Malcolm, formada en Comunicación Social y con participación en el peronismo de la ciudad de Buenos Aires, estuvo en #TMTconversaciones (que se emite por el canal Metro para la Argentina y por UCL Play  para el resto de América Latina) para abordar una agenda cargada: la reglamentación del controvertido DNU 690 -que declaró servicio público a las telecomunicaciones-, el Plan Conectar oficial que busca ampliar la Refefo, actualizar la TDA y construir el tercer satélite de Arsat, la política de compartición de infraestructura y asignación de espectro para 5G y la digitalización del Estado, entre otras cosas.

-El gobierno nacional dictó el decreto 690 que congela tarifas y declara servicios públicos a las telecomunicaciones y luego inició una etapa de diálogo con los operadores privados para su reglamentación, ¿no era conveniente tener ese diálogo antes?

-Hubiera sido positivo establecer una mesa más amplia representativa de todos los actores del sector, que son más de 1500 de diferentes alcances y volúmenes. Se dio en un contexto de pandemia, donde había una evolución de precios propuesta, con una negociación que no llegó a buen puerto e implicaba un salto en los precios muy alto para los consumidores. Ahí fue cuando el presidente tomó la decisión de preservar el poder adquisitivo de los argentinos que viene golpeado en contexto de aislamiento.

-En el DNU hay dos visiones, una de corto plazo -que tiene que ver con los precios y mantener los servicios-, y una de mediano y largo plazo -que es la que plantea la industria y refiere a las inversiones-. ¿Qué va a pasar con la inversión en infraestructura?

-Todo lo que es el universo TIC es muy amplio y cada agrupación de actores tiene su propio escenario, limitaciones, alcances, proyecciones y perspectivas. Si bien establece que los servicios son públicos y esenciales, el decreto también los fija en el marco de la competencia. Eso no es menor, porque al momento de establecer la mesa de charla se tiene que contemplar la prestación y los costos pero también proyectar la inversión y en función de esas variables se va a fijar el porcentaje tope autorizado. Después cómo se lleve adelante será postestad de cada uno de los actores.

“Se está trabajando hoy por hoy en un borrador de reglamentación del decreto que contempla aportes, solicitudes y perspectivas que fuimos recabando en las mesas que establecimos desde la sanción del decreto con todos los actores”

-Esos topes se están previendo con alguna periodicidad, se está pensando en alguna instancia nueva para regular esa actualización, porque además el contexto inflacionario hace que muchos operadores estén nerviosos respecto de cómo cuando y donde será esa actualización

-No está en agenda la constitución de un nuevo ente u organismo sino que todo se circunscribe al ámbito del Ente Nacional de Comunicaciones-Enacom y sí se está trabajando hoy por hoy en un borrador de reglamentación del decreto que contempla aportes, solicitudes y perspectivas que fuimos recabando en las mesas que establecimos desde la sanción del decreto con todos los actores. De todas esas mesas salió un borrador que se va a plantear en una mesa más amplia, una convocatoria plural que defina la lógica de implementación del decreto para dar certeza de cara a lo que se viene después de diciembre.

-Hay reclamos históricos de operadores grandes y chicos, que tiene que ver con sitios para instalar infraestructura, compartición de infraestructura y licitación de espectro, ¿Hay alguna iniciativa o agenda del gobierno en esos temas?

-En lo que refiere a compartición de infraestructura, la subsecretaría TIC está trabajando en un proyecto que se va a llevar adelante con el Enacom. Estamos trabajando los temas en conjunto con una agenda común en diálogo también con el Congreso. Se está avanzando.

En el tema de espectro se está avanzando en el plan plurianual de espectro que permita ordenar el estado actual y proyectar cuáles podrían ser las reasignaciones y cómo se pueden llevar adelante las nuevas atribuciones. En ese sentido se viene trabajando, hay cosas que definir de cara a 4G y nos queda pendiente en la atribución del 5G que técnicamente ya estamos empezando a trabajar, aunque no haya una determinación. Hay una mesa con participación presidencial incluso respecto de cómo se avanza en este sentido con estos activos vitales para el Estado.

-Ahí hay un interés de la industria a escala global por el 5G y ya vemos a gobiernos tomando algunas decisiones ¿Cuándo podríamos en Argentina ver alguna primera decisión respecto del 5G?

-la primera decisión es este proceso que ya estamos impulsando que es el plan plurianual de espectro que nos permite estanhlecer un panorama bastante certero respecto de cómo está hoy. Qué se utiliza, que no, qué frecuencias, cómo se superponen en dterminadas zonas. Esa es la primera etapa, la segunda tendrá que ver con la atribución, que el estado determine de todas las bandas, cuáles vamos a atribuir para brindar servicios 5G. y luego la licitación. Pero para poder llevar adelante la licitación tenemos que tener debidamente ordenado ese panorama, en el cual ya venimos

“En el tema de espectro se está avanzando en el plan plurianual de espectro que permita ordenar el estado actual y proyectar cuáles podrían ser las reasignaciones y cómo se pueden llevar adelante las nuevas atribuciones. Hay una mesa con participación presidencial incluso respecto de cómo se avanza en este sentido con estos activos vitales para el Estado”

-¿Cuál es la ambición del gobierno con el plan Conectar?

-Este plan condensa diferentes líneas de trabajo. Tiene cuatro grandes componentes de inversión pero en términos de política pública lo podemos circunscribir a dos grandes temas. Por un lado, reinvertir en política públicas que habían tenido bastante alcance y penetración y que a falta de inversión estatal el uso empieza a ser más defectuoso y por otro lado incorporar nuevas tecnologías.

De cara a volver a invertir, está la TV digital que es un servicio fundamental en el interior y que permite incorporar señales locales. Vamos a volver a poner en valor las radiobases y las antenas que componen la red. También estamos trabajando en el centro nacional de datos, donde se guardan todos los datos de la administración pública que había tenido un desfinanciamiento importante. Y en términos de incorporar nuevas tecnologías o nuevas líneas de inversión estatal tenemos la red federal de fibra óptica, actualización de las placas y multiplicar por diez la red en términos de brindar fibra óptica mayorista. Para aumentar los km se está trabajando con convenios con provincias que tienen tendidos propios que están oscuros. Ahí Arsat establecerá nodos de conectividad, la inversión en las placas y la iluminación de las redes provinciales. Y como última instancia vamos a producir el tercer satélite de la flota de los Arsat, con tecnología nueva (banda ka) para dar internet en zonas cordilleranas o de difícil acceso.

“Para aumentar los km se está trabajando con convenios con provincias que tienen tendidos propios que están oscuros. Ahí Arsat establecerá nodos de conectividad, la inversión en las placas y la iluminación de las redes provinciales”

-¿Cuál es la agenda de modernización en cuanto a despapelización, digitalización de trámites, concentración en una sola aplicación de los múltiples vínculos que los ciudadanos tenemos con el Estado?

-Tenemos una agenda bastante importante que tiene que ver con una continuidad e incremento de las instancias de digitalización. La digitalización en sí mismo fue uno de los pilares que el gobierno toma del gobierno anterior pero lo hace desde otra óptica pero tiene que ver con la securitización de los sistemas y poder apropiarnos de esos sistemas y que desde el Estado podamos administrar los entornos de prueba, desarrollo y despliegue. Tener un control efectivo del código de los sistemas que utilizamos en la gestión interna y de cara a la ciudadanía. Lógicamente tiene que ver con la articulación con el sector privado porque nos da músculo.

Sabemos que a veces la administración pública no puede ni costear los sueldos del privado ni sostener esquemas de ese tipo de producción. Lo estamos haciendo en un esquema de articulación con un equipo de ingenieros propios que establecen cuáles son las líneas de acción a seguir y van estableciendo acciones de control y seguimiento de todos los entornos. Eso se da los sistemas de gestión de expedientes, de tramitación a distancia y de administración de credenciales que es Mi Argentina, en el que renovamos la parte estética para hacerlo más funcional.

A su vez vamos a sumar nuevas soluciones. También se hizo con el sistema Cuidar, y estamos trabajando con la secretaría de gestión y empleo público en el armado de una plataforma que se llamará Tramitar, para digitalizar trámites de más de 13 organismos del Estado nacional. Trámites que hasta ahora implicaban que la gente tenía que trasladarse. Creo que la pandemia abrió una ventana de oportunidad para que todo pueda ser digital y en todo caso lo que la documentación en papel se pueda presentar en una segunda instancia sin invalidar el inicio del trámite.

La agenda de digitalización es importante, es fuerte y está pensada no sólo en términos de sistemas sino de inclusión digital y de empezar a trabajar federalmente en la apertura de datos, y en el trabajo con las provincias y los municipios. Y trasladar herramientas y recursos.

“Estamos trabajando con la secretaría de gestión y empleo público en el armado de una plataforma que se llamará Tramitar, para digitalizar trámites de más de 13 organismos del Estado nacional. Trámites que hasta ahora implicaban que la gente tenía que trasladarse. Creo que la pandemia abrió una ventana de oportunidad para que todo pueda ser digital”

-Si dentro de un año volvemos a conversar, ¿qué objetivos te gustaría tener cumplidos?

-En términos de conectividad, me gustaría haber avanzado en acuerdos con las provincias para poder optimizar los recursos que invierten los estados provinciales y el Estado nacional para la conectividad de todos los argentinos. Firmar y efectivizar los convenios para iluminar grandes zonas del país.

Me gustaría poder decir cuál fue toda la evolución en los sistemas. Con el proceso de renovación de firma digital que está en curso e incorpora nuevas tecnologías, con articulación con los registros civiles para poder generar no sólo las pruebas de fe de vida sino también simplificar la firma digital para actividades esenciales que se pusieron de manifiesto por la cuarentena.

Y en línea con eso poder robustecer también a través del Enacom la conectividad en barrios populares, en instituciones educativas y con gobiernos municipales y provinciales.

Esas tres líneas son de efectivo cumplimiento en el corto y mediano plazo. Y también me gustaría poder contarte cómo se está construyendo el Arsat 1 segunda generación, contarte cómo va, qué se hizo, mostrarte la maqueta y la evolución de una política de largo plazo.