Tecnología 25/06/2021

Transformación digital corporativa: trabajo híbrido, alfabetización emocional y gamificación de procesos

Por Ornella Bazzano

La primera edición de Telecom SummIT dejó algunas conclusiones acerca de cómo las tecnologías de la información están cambiando las empresas y cómo será el trabajo y la gestión en la pospandemia

Transformación digital corporativa: trabajo híbrido, alfabetización emocional y gamificación de procesos

Este jueves 24 de junio se realizó Telecom SummIT, ciclo de charlas sobre transformación digital de empresas organizado por Telecom. En el encuentro se debatieron sobre los cambios que se mantendrán post pandemia en el mundo laboral frente a “esta realidad llegó para quedarse”. Además, se destacaron las inversiones en IT que se han hecho en la región y qué objetivos perseguirán las compañías este año. 

En el primer panel Cómo humanizar la transformación digital frente a los nuevos desafíos que estamos transitando, Sergio Faraudo, director ejecutivo de Capital Humano de Telecom Argentina comentó que en este escenario pandémico “la primera vacuna fue la conectividad”,  ya que “nos permitió, y nos está permitiendo, llevar adelante esta ruptura de paradigmas y esta nueva forma de abordar el mundo social”. 

Fabián Jalife, socio y director general global de BMC Strategy Innovation, también participó de esta primera charla y sostuvo que “estamos en un entorno caótico, frágil, ansiógeno, no lineal y complejo”. 

“¿Dónde están los principales requerimientos adaptativos para el liderazgo de una organización contemporánea?”, le consultó Jalife a Faraudo. “Hay algo que ha aparecido para quedarse: el lado ‘v’ del liderazgo. ‘V’ por la vulnerabilidad que nos genera una situación de incertidumbre para nosotros mismos y, después, cómo gestionar esa vulnerabilidad que cruza a los equipos”, planteó Faraudo. Y agregó, haciendo referencia a los líderes baby boomers o de la generación X: “Un elemento que es central es la capacidad de adaptación. Las organizaciones están aprendiendo a trabajar fuertemente en el empoderamiento individual. Ahora más que nunca, la tecnología se pone al servicio de la persona para que su propia vivencia laboral tome una terminante autogestión. Pero, así como decimos que es el reino de la individualidad ejerciendo todo su poder, es también el reino de la colectividad. El aprendizaje en esto del agile tiene que ver con un descubrimiento individual que se conecta con el resto para desarrollar una ventaja competitiva”. 

En relación a la gestión del tiempo bajo la modalidad home office, Jalife consideró: “Hay todo un desafío en cómo ir encontrando maneras de combinar los ciclos de alta intensidad de energía y los momentos de recuperación de energía. Uno no puede vivir todo el tiempo en alta intensidad porque se llega a un punto de agotamiento. Si uno no experimenta los momentos de corte, termina en el hospital. Hay gente que a la función de corte la vive con culpa”. 

“Ahí está el gran desafío. Primero que nada: bienvenidos al club. Esta realidad llegó para quedarse. Cada una de nuestras experiencias laborales van a tener situaciones de sincronismo y asincronismo, de virtualidad y presencialidad. El mundo del teletrabajo llegó para quedarse. Las empresas tenemos que aprender de las mejores prácticas que nos permitan hacer convivir la presencialidad, que va a volver a ser en parte nuestra realidad de todos los días, pero conviviendo con un mundo remoto que más que cercenar posibilidades, derechos y oportunidades, nos da muchas posibilidades”, enfatizó Faraudo. 

“Frente a lo nuevo uno tiene los miedos básicos. Me parece que ahí hay una clave, no solamente de productividad, sino de bienestar. Recomiendo tips de agilidad emocional que son muy pertinentes para trabajar en reconocer los propios procesos emocionales y que te jueguen a favor. Muchos líderes que gestionan nuestras compañías no tienen alfabetización emocional y esto no es un tema menor”, sugirió Jalife. 

En el segundo panel Futuro del trabajo: tecnologías clave y su impacto en el negocio, Diego Anesini, director de investigación para América Latina de IDC, brindó detalles de los estudios realizados por esa consultora. 

En primera instancia destacó cuáles fueron las tecnologías que tuvieron mayor demanda por parte de las empresas, entre las cuales se encuentran: espacios de trabajo virtuales, videoconferencias, acceso remoto seguro y seguridad de datos. Además, subrayó que “3 de cada 4 organizaciones colocan sus esfuerzos de transformación en crecer, innovar y cerrar la brecha digital”. 

“Si vemos los presupuestos de tecnologías de la información de las organizaciones de la región, el 85% de las organizaciones de América Latina van a mantenerlo o aumentarlo este año. En Argentina este efecto se da de la misma manera, e incluso un poco más acentuado, por motivos como lo puede ser la mayor necesidad de pagar la deuda digital”, indicó. Anesini anticipó que ese dinero se destinará principalmente en seguridad de IT, inteligencia (BDA, AI, BI, ML),  modernización ERP, cloud pública, y la consolidación de la infraestructura. 

Sobre cómo va a evolucionar la cantidad de días que los trabajadores asisten presencialmente a sus trabajos, mencionó: “Actualmente el promedio está entre 3 y 4 días, es algo esperable teniendo en cuenta que la mayoría de los países de la región están en proceso de vacunación. En un escenario post covid, momento en el cual las organizaciones vuelven a las oficinas, se espera que se continúe trabajando de forma remota entre 1 y 2 días. Ese es un promedio altísimo si consideramos que antes de la pandemia el promedio estaba entre 0 y 1. El trabajo va a cambiar de manera permanente y va a ser híbrido”. 

Finalmente, Juan Pablo Veiga, Head de Business Planning de Etermax detalló qué se debe tener en cuenta a la hora de gamificar cualquier tipo de proceso: “Primero es el desafío para buscar la participación activa. Por otro lado está la recompensa, a través de la que festejamos cada logro que conseguimos y lo premiamos, eso genera engagement. En la competencia se genera el sentido de comunidad. Luego viene la progresión, es el storytelling:  cómo vamos a llegar y dónde está el final para que el participante encuentre un objetivo. Otro punto es la limitación que son alertas para poder llamar la atención. Por último, está la expresión que es lo que consolida la idea de comunidad, es mostrarme tal cual soy y que la comunidad sepa quien soy”. 

Sobre la importancia de la gamificación de la empresa expresó: “Hay tres pilares básicos que tienen que ver con la gamificación: fomentar la participación, ayudar a desarrollar problemas que pueden llegar a ser complejos con soluciones creativas y lograr fidelidad. Este tipo de pilares aplica a cualquier proceso, como puede ser de recruiting, onboarding o capacitación”.