Tecnología 26/12/2019

Olga Cavalli: “Como Internet no tiene fronteras, las regulaciones pueden ser perjudiciales”

Por José Crettaz

La especialista en TIC e Internet describió en #TMTConversaciones los desafíos regulatorios actuales que presenta el Internet

Olga Cavalli es fundadora y directora académica de la Escuela del Sur de Gobernanza de Internet, programa que otorga becas a estudiantes de América Latina y el Caribe para recibir una capacitación intensiva con el fin de formar a los nuevos líderes en el tema en la región.

Cavalli es doctora en Dirección de Empresas, MBA, Máster en  Regulación de Telecomunicaciones y es ingeniera en Electrónica y Electricidad. Además, se desempeña como docente en la Universidad de Buenos Aires.

En #TMTConversaciones explicó qué es la gobernanza de Internet y de qué manera se regula en dicho ámbito. 

¿Qué es la gobernanza de Internet?

-Todas las reglas que hacen que Internet funcione. Todas las que te imagines. Desde los recursos críticos de Internet, que nos hacen parecer que es una red única cuando en realidad son millones de redes, como así también todas las reglas de privacidad, seguridad, protocolos y algoritmos. Todo lo que se te ocurra que funciona sobre Internet y que nos hace tener esta experiencia tan interesante que es esta red de redes.

Para el usuario común y corriente todo eso es como algo mágico que ocurre

-Si, pero los ingenieros sabemos que la magia no es existe y que todo tiene una explicación científica. En realidad, todas estas miles de redes están coordinadas a través de algunos elementos principales: las direcciones IP y sistema de nombres de dominios, servidores raíces, algunas poquitas cosas que nos dan esta cohesión de Internet. Después están los contenidos, los temas de seguridad, los protocolos de privacidad, las nuevas reglas de privacidad que sacó la Unión Europea. Todas esas reglas son la gobernanza de Internet.

“Todas estas miles de redes están coordinadas a través de algunos elementos principales: las direcciones IP y sistema de nombres de dominios, servidores raíces, algunas poquitas cosas que nos dan esta cohesión de Internet. Después están los contenidos, los temas de seguridad, los protocolos de privacidad”

¿Quien fija esas reglas y cómo esa persona u organismo hace que esas reglas se cumplan?

-A pesar de que es algo que nos ha cambiado la vida y nos ha impactado en la economía, en la educación y en nuestra vida privada, los protocolos sobre los cuales se fundó el concepto de Internet hace que el poder esté distribuido y que las reglas de funcionamiento sean determinadas por distintas organizaciones, no necesariamente coordinadas  todo el tiempo. Esto es lo que hace complejo comprender esta gobernanza de Internet.

Hay algunos elementos fundamentales que son los recursos críticos sobre los cuales todas las redes se coordinan. Esos recursos críticos están coordinados por algunas organizaciones, por ejemplo ICANN que es la organización que coordina el sistema de nombres de dominio. Hay algunas organizaciones regionales que distribuyen las direcciones IP, la que nos corresponde a nuestra región se llama LACNIC.

Las reglas básicas están hechas por algunas organizaciones. Los protocolos que serían las reglas técnicas sobre las cuales empiezan a funcionar algunas cosas en Internet, las de niveles más técnicos, las definen algunas organizaciones. Por ejemplo, el IEEE estableció la norma de wifi 802.11

La organización más importante de protocolos es el Internet Engineering Task Force que se reúne tres veces al año en distintos lugares del mundo. Ellos definen protocolos para las capas de la capa 3 del modelo OSI, tienen que ver con seguridad y con tráfico.

“La organización más importante de protocolos es el Internet Engineering Task Force que se reúne tres veces al año en distintos lugares del mundo”

Es interesante que la tecnología nos ha obligado de alguna manera a ponernos de acuerdo

-Siempre. Si no hubiera acuerdos Internet no funcionaría.

Esto es muy interesante que lo menciones, por que en el mundo técnico hay una gran cantidad de acuerdos que no tienen otro interés que el acuerdo en sí mismo. A veces hay temas que tienen que ver con precios, pero el modelo que predomina en Internet es que las redes se conectan en puntos de intercambio de tráfico, el tráfico se trafica ahí y uno no cobra con el otro porque todos se benefician de que haya más tráfico.

Esos acuerdos son bastante tácitos e informales, es muy cosa de ingenieros. La confianza es la base del funcionamiento de Internet.

A veces cuesta un poco entenderlo porque está el concepto del pago por tráfico. Sin embargo este modelo, por ejemplo, de los puntos de intercambio de tráfico entre redes de empresas de internet funciona bien. Uno de los primeros puntos intercambio de tráfico más importante de América Latina lo tuvimos en Buenos Aires, lo generó la gente Cabase.

Después se ha replicado este modelo que ha bajado los costos de acceso enormemente en todas las provincias, generando estos puntos de intercambio de tráfico donde se juntan distintos proveedores y se intercambian tráfico entre ellos.

Ahora fijate estamos mencionando los puntos de intercambio de tráfico que son el resultado de una organización espontánea de empresas. No está regulado, los otros gobiernos en general nunca han intervenido, son acuerdos privados que funcionan muy bien y el gobierno acompaña. No siempre tiene que intervenir, simplemente con que las cosas funcionen bien el gobierno puede acompañar perfectamente.

“A veces hay temas que tienen que ver con precios, pero el modelo que predomina en Internet es que las redes se conectan en puntos de intercambio de tráfico, el tráfico se trafica ahí y uno no cobra con el otro porque todos se benefician de que haya más tráfico”

Aparecen los temores del presente como la manipulación, la desinformación, las guerras, la deep web y los delitos online ¿Cómo encaramos todos esos desafíos? ¿Por dónde empezamos?

-Es un momento muy interesante porque pasamos de sentir que Internet era lo mejor que nos había pasado en la vida, y yo creo que es lo mejor que nos ha pasado en la vida, a pensar lo puesto. Hay que reconocer que también pasan cosas.

La diferencia con Internet es la penetración y la ubicuidad, es que le llega a todo el mundo. Es tanta la permeabilidad que tiene Internet que las consecuencias tienen un impacto mucho mayor.

Hay un desafío importante para los gobiernos debido a que no actúan a nivel global, sino que lo hacen dentro de las fronteras de cada país. Sin embargo, el gobierno es responsable dentro de esas fronteras de asegurar la seguridad, la prosperidad y una economía estable. Internet no tiene fronteras. Ahí se presentan una serie de discrepancias, difíciles de discernir: ¿cuándo vale la regulación local o vale algún tratado internacional?

El típico ejemplo es el caso de copyright, la Unión Europea está tomando algunas decisiones. Leí que Inglaterra también está pensando en controlar contenidos porque algunos terminan teniendo consecuencias no deseadas. ¿Está bien controlar o está mal?

Entramos en un área donde a veces las regulaciones pueden ser perjudiciales o pueden ir en contra de la libertad de expresión.

“Internet no tiene fronteras. Ahí se presentan una serie de discrepancias, difíciles de discernir: ¿cuándo vale la regulación local o vale algún tratado internacional?”

¿Hay que vigilar los algoritmos?

Algorithm governance, como se dice, y data governance.

El algoritmo de alguna manera va moldeando qué es lo que ves. Mucha gente se enoja porque está cansada de los algoritmos.

La información que figura en una red como Facebook o Twitter no la elige una persona. La publicidad se decide en base a una serie de reglas que se le da a algunas computadoras, que van poniendo publicidad y sacándola en forma absolutamente automática.

No hay una persona, con cierto discernimiento intelectual, para poder hacer eso. Son máquinas y las mismas funcionan en base a una serie de programaciones y reglas que les damos.

Entonces, tenés estos grandes conglomerados que te van direccionando la información que vos querés ver. No estoy diciendo que sea necesariamente malo, sino que es de determinada manera.

Las grandes preguntas son: cuánto hay que regular, cuándo empieza a ser censura y cuándo empieza a ir en contra de la libertad de expresión. Si hay algo bello en Internet ha sido la libertad que nos ha dado.

Es un momento complejo, yo creo que esto va a ir evolucionando con el tiempo. Mi mayor temor es con respecto a la seguridad y a la privacidad, que termine generando fraccionamientos. Cada vez que entrás un sitio web te preguntan cinco veces si querés las cookies o no. Sin embargo, como las redes están en todos lugares, es imposible pensar que regulaciones de la Unión Europea no nos terminen impactando. Las leyes locales de pronto empiezan a ser permeables a todos los países. Ahí tenés el colapso de la regulación nacional.

Estamos en un momento de transición. Sin embargo creo que cada uno, en nuestro rol, tenemos que tratar de entender de qué manera manejar esto.

Por eso creamos la Escuela del Sur de Gobernanza de Internet. Yo tuve esta idea cuando empecé a ir a reuniones de ICANN, y me daba cuenta de que costaba mucho entrar. Uno se encontraba con gente muy experta y no se terminaba de entender todo. Lo que queremos con la escuela es brindar cinco días de capacitación, nadie paga, son todas becas para todos los participantes. Tratamos de seleccionar a gente que está interesada, pero que no está todavía en el tema y que le falta un poquito más de información. Con el tiempo nos dimos cuenta que lo más importante de la escuela, es la red que se genera entre los becarios y los docentes. Armamos grupos de Telegram y Facebook que siguen funcionando a través de los años. Nosotros los seguimos teniendo activos y se pasan oportunidades de trabajo, papers, libros.

Cada uno de nosotros tiene que, en su ámbito de influencia, tratar de preservar lo bueno de Internet y tratar de ver cómo es el algoritmo que se está desarrollando, de qué manera se puede hacer más positivo.

Creo que está bien quedarse con modelos anteriores, pero también está bien que las industrias vayan evolucionando con la tecnología.

El tema de propiedad intelectual, a veces, está muy atado a un modelo de distribución de contenidos que tiene más que ver con pre Internet que con post Internet, pero también hay que reconocer que quien tiene una industria funcionando tiene empleados y clientes que proteger para seguir produciendo bienestar.

Ha nacido, hace unos diez años, un nuevo modelo que encaja en esto de la gobernanza de Internet que se llama el multistakeholder o de múltiples partes interesadas. ¿Qué significa esto? Todos dialogando en la mesa, el problema es que todos los stakeholders no son iguales. Un gobierno tiene mucha responsabilidad, necesariamente tiene que dialogar con los otros stakeholders, tiene que hacer las leyes y las regulaciones.

“Como las redes están en todos lugares, es imposible pensar que regulaciones de la Unión Europea no nos terminen impactando. Las leyes locales de pronto empiezan a ser permeables a todos los países. Ahí tenés el colapso de la regulación nacional”

¿Cuál es el lugar que puede jugar un país como Argentina o tal vez la región?

-Nuestra región se ha destacado mucho en estas reuniones internacionales por haber trabajado en forma unida. Argentina ha promovido la unión latinoamericana de los países en temas de Internet. América Latina es reconocida por el desarrollo de puntos de intercambio de tráfico y por el desarrollo de redes comunitarias, para que haya conectividad en lugares donde no es rentable para las empresas dar servicios. A veces las empresas no tienen incentivos económicos para ir allí y el Estado, por distintas razones, tiene que gastar fondos en otras cosas. La mitad del mundo no está conectado a Internet que no es menor, tres mil millones de personas no están conectadas.

Para los que les interese la Escuela del Sur editó un libro Gobernanza y Regulaciones de Internet en América Latina, está online. Es un libro importante con 600 páginas con artículos de los expertos más importantes de América Latina y Europa. Se puede descargar en https://www.gobernanzainternet.org/libro/

Mi consejo es que cada profesional o cada persona que esté interesada, encuentre su área de interés y trate de hacer lo mejor que se puede con Internet. Ha sido algo muy bueno que nos ha pasado y no me gustaría que, por todos estos temores, nos quedemos sin el beneficio. Sería una pérdida importante para todos.

“América Latina es reconocida por el desarrollo de puntos de intercambio de tráfico y por el desarrollo de redes comunitarias, para que haya conectividad en lugares donde no es rentable para las empresas dar servicios”