Medios 04/10/2020

Majo Müller: “En la era de las plataformas, el sonido renace en el podcast, en los altavoces inteligentes y en los conversores de texto a audio”

Doctora en Comunicación e investigadora de la transformación de la radio y docente de la Universidad Austral, la académica describe en esta charla el presente y el futuro del sonido; además, la herencia de Enrique Susini

Durante la Semana de las Narrativas Sonoras de las licenciaturas en Ciencias de la Comunicación y en Comunicación Digital e Interactiva de UADE, la doctora en Comunicación, docente e investigadora Majo Müller ofreció un repaso histórico del surgimiento de la radiodifusión en nuestro país y el rol de Enrique Telémaco Susini, junto con sus reflexiones sobre el presente y el futuro de los nuevos formatos sonoros. A continuación, la exposición que brindó el 1° de septiembre.

Hay una figura de aquellos tiempos experimentales de la radio que me gustaría rescatar hoy.

¿Quién fue Enrique Susini? Enrique fue el médico que lideró y que puso la voz a aquella primera transmisión de radio en el Teatro Coliseo, allí subidos a la azotea del teatro con otros tres médicos amigos, quienes eran sobre todo radioaficionados.

Fue hijo de un médico que fue cónsul en Viena, donde Susini se formó a su vez en violín y en canto. Muchos dicen que Susini cantaba en las transmisiones de aquel momento, en el que la radio transmitía mucho todo lo que tenía que ver con la música, desde el Colón, desde el Coliseo, desde el Cervantes y otros teatros. A su vez, estudió física y química en Berlín y en París, era un hombre que combinaba la música y el estudio del sonido, pero también la dimensión tecnológica. Era médico otorrino y cuentan que durante sus estancias en Europa atendió a personalidades como María Callas, Enrique Caruso y algunos cuentan que también a Carlos Gardel.

Hizo de todo Susini. No sólo inauguró la radio en la Argentina en 1920, sino que escribió y estrenó más de 60 obras de teatro. También estuvo ligado a los comienzos del cine sonoro y a los comienzos de la televisión. El 19 de mayo del 1933 se estrenó Los Tres Berretines, el primer filme sonoro hablado de la historia argentina y ¿quién fue su director? Susini. ¿Quiénes eran los dueños del estudio cinematográfico donde se filmó? Los mismos médicos y radioaficionados que hicieron la primera transmisión de radio: Mujica, Carranza, Guerrico y Susini.

El 17 de octubre de 1951 tiene lugar la primera transmisión pública de un canal de televisión en la Argentina, se transmitieron los discursos del ex presidente Juan Domingo Perón y de Eva Duarte de Perón en la Plaza de Mayo. Un recordado discurso como parte del acto en conmemoración del Día de la Lealtad Peronista. ¿Quién era el director artístico de Canal 7 en aquel momento? Susini.

Podemos decir que fue un pionero, un inventor, un creador… fue demasiado grande para lo poco que se escribió de él. Por eso en este centenario de la radiofonía me gusta la idea de empezar hablando de Enrique Telémaco Susini porque hay poco escrito sobre él.

“Susini fue un pionero, un inventor, un creador… fue demasiado grande para lo poco que se escribió de él”

Hay mucho de aquellos comienzos de la radio en estos tiempos. Voy a tratar de resumir esto en cinco puntos.

Lo primero tiene que ver con la experimentación. La radio nace experimental, hubo una cantidad de desarrollos técnicos que nos llevaron a la radio. Durante muchos años hubo una exploración tecnológica, hasta que se masificó y un montón de personas lograron que su gente escuchara la radio a través de los receptores. Cien años después seguimos atravesando una etapa experimental. Ya no experimentamos con el espectro electromagnético, con la calidad de la señal y de los receptores, pero seguimos experimentando con el sonido y nos seguimos haciendo preguntas que tienen que ver con la experimentación: cómo le contamos historias a los audionautas.

Nos preguntamos: ¿Cómo llegamos a las audiencias jóvenes? ¿Cómo conquistamos a las nuevas audiencias? ¿Qué escuchan estos jóvenes? ¿Cuánto tiempo escuchan? ¿Dónde consumen? ¿A través de qué plataformas? Acá aparecen las métricas, las aplicaciones, las nuevas plataformas y aparecen nuevos actores como Spotify y Apple Podcast, Google Podcast y otros tantos. Otra vez hay pioneros y no son necesariamente las grandes empresas de medios, hay excepciones por supuesto, pero el podcast que abre camino al podcasting se llama Serial y fue creado por dos periodistas norteamericanos en 2014.

En la Argentina, las pioneras fueron las redes de podcast independientes quienes se animaron a explorar el formato. Algunos de esos pioneros son Posta Fm, WeToker y Radio Berlín. A Vorterix, por ejemplo, se lo puede mencionar también entre los pioneros porque creó una radio convergente quizá antes de que el mercado argentino estuviera preparado.

Seguimos atravesando una etapa experimental, seguimos experimentando con el sonido y eso es fantástico porque nos hace descubrir cosas constantemente.

“La radio nace experimental, hubo una cantidad de desarrollos técnicos que nos llevaron a la radio. Y cien años después seguimos atravesando una etapa experimental”

El segundo punto que tiene alguna comparación con aquellos años tiene que ver con la resistencia a los cambios. Pasó hace cien años cuando los diarios se inquietaron porque la radio leía las noticias que ellos producían y se armó un lío. Tuvieron que crear una agencia de noticias exclusiva para la radio, pero era negar lo inevitable, era resistirse a lo nuevo, a lo que indefectiblemente iba a llegar. Algo parecido pasó en los últimos años con el entorno digital y la radio. Somos un medio tradicional que está muy abrazado a sus prácticas, a sus rutinas de siempre y que le ha costado entender que en el entorno digital hay unas oportunidades maravillosas para seguir haciendo lo que la radio sabe hacer: contar con palabras y con recursos sonoros, pero de otra forma.

Los nuevos actores se animan a explorar, por ejemplo, Spotify que se metió primero en el negocio de la música, desde hace un tiempo vio en el podcast un gran negocio y entró con todas sus fuerzas.

Hemos perdido mucho tiempo debatiendo sobre qué es radio y qué no es radio porque esa resistencia a los cambios, pero lo cierto es que la radio fue, es y será la radio, y los podcasts son los podcasts.

La BBC anunció la semana pasada que lo que llamaba radio, ahora pasa a llamarse sound, al mismo tiempo que Apple anunció la creación de dos canales de radio. Los dos grandes como Apple y BBC podrían estar contradiciéndose. Uno ya no quiere hablar de radio, quiere hablar de “sound” y no quiere hablar de televisión, sino de “screen”. El otro está diciendo ‘a mis canales musicales los voy a llamar radio’. Puede haber una contradicción es probable, pero también puede no haberla. Yo prefiero pensar que no la hay, que las dos son ofertas de sonido y que las dos pueden llamarse radio o audio, pero que las dos cuentan historias sonoras.

El tercer punto tiene que ver con la identidad. La radio tardó tiempo en encontrar su identidad y sus modos de contar. Con el correr del tiempo, cuando la señal mejoró y se masificó, la radio fue construyendo una gramática del sonido y una narrativa sonora. Esto es lo mismo que hoy está pasando con el podcast. El podcast está construyendo sus modos de contar, está construyendo sus tiempos, sus voces y sus géneros. Fíjense que el primer formato de podcast que se consolida a nivel mundial es The Daily, una creación del New York Times, que se replica en el mundo incluso en la Argentina. Ahora empiezan los diarios argentinos y los portales argentinos a crear sus propios podcasts de noticias en 15 a 20 minutos en la primera mañana, algo siempre hizo la radio. En Argentina, hay buenos ejemplos como el de Redacción que se los recomiendo, un portal de noticias con una propuesta diferente y el de La Nación que se llama Lo que trae el día. Los nuevos formatos sonoros están construyendo su identidad, como lo hizo la radio hace 100 años, pero tienen una ventaja: la radio les abrió camino y hay una historia de la narración sonora.

“La radio tardó tiempo en encontrar su identidad y sus modos de contar. Con el correr del tiempo, cuando la señal mejoró y se masificó, la radio fue construyendo una gramática del sonido y una narrativa sonora”

El cuarto punto número tiene que ver con el negocio y con la monetización, siempre tenemos que hablar de cómo hacemos dinero con esto. Empiezan como experimentos, pero al poco tiempo nace la pregunta clave: ¿cómo hacemos dinero? Hace años Susini tuvo el sueño de que la radio fuera esencialmente de difusión cultural. De hecho, Radio Argentina que fue la radio creada por Susini y sus compañeros hizo el intento de sostenerse sin avisos publicitarios. ¿Cómo terminó? En muy poco tiempo con complicaciones financieras.

La radio en la Argentina abrazó desde el primer momento un modelo comercial basado en la publicidad muy parecido al americano. Hoy los nuevos formatos como el podcast exploran también sus modos de supervivencia: publicidad, suscripción, pago por descarga por única vez, branded content, branding podcast, entre otros modelos que se están explorando a medida que el formato crece en audiencia.

El podcast se empieza a alejar del amateurismo, a medida que se empieza a convertir en un negocio y aparecen las grandes empresas. A los que mejor les está yendo en la Argentina es a quienes lograron alianzas con grandes actores de la industria que producen contenido original.

“Hoy los nuevos formatos como el podcast exploran también sus modos de supervivencia: publicidad, suscripción, pago por descarga por única vez, branded content, branding podcast, entre otros modelos que se están explorando a medida que el formato crece en audiencia”

El último punto es que estamos atravesando una segunda etapa de oro del sonido. En la década del 40 al 60, la radio vivió su etapa de oro de la mano de la ficción. Hay estudiosos que dicen que estamos entrando en la segunda etapa de oro del sonido de este siglo.  En esta era de las plataformas, el sonido renace en el podcast, en los altavoces inteligentes y en los conversores de texto a audio. Hay diarios en el mundo que están publicando la versión sonora de sus notas y la gente ya no lee a sus columnistas, los escucha. En algunos países ya hay altavoces inteligentes en casi todas las casas y, a través de la voz, las personas le piden a un parlante que lea las noticias o que suene una determinada música. Renacen a su vez con éxito géneros que parecían extinguidos, la ficción está estallando a nivel podcast.

Nosotros somos sonidos y vibraciones porque hablábamos, respiramos y tenemos un corazón que late, estamos en un mundo cada vez más sonoro porque la tecnología lo hace posible.

Como Susini y sus amigos estamos en un tiempo de experimentación. Nos resistimos un poco al cambio, pero a su vez vivimos una etapa de oro. ¿Qué más podemos pedir?