Medios 24/10/2021

Leo Rodríguez: “En la música, un clásico es un tema que fue un hit, perduró en el tiempo, abarcó a varias generaciones y por eso sigue vigente”

Por José Crettaz

La voz de las historias sobre bandas, artistas y recitales en la inextinguible FM Aspen de Buenos Aires -y responsable artístico de dicha emisora- profundizó en #TMTconversaciones sobre los orígenes de los clásicos del rock y el pop, del mix de géneros y estilos, y de cómo todo eso describe los rasgos sociales y culturales de nuestro tiempo

Leo Rodríguez es locutor, musicalizador y responsable artístico de FM Aspen 102.3 de Buenos Aires, la radio de clásicos que se ha mantenido al tope entre las más escuchadas en los últimos 30 años (y obligó a su competencia a incluir clásicos en su oferta, y a los sucesivos dueños de la radio a mantener la fórmula).

Rodríguez también es el especialista en ese recorte musical, sus artistas, sus orígenes y las razones de su vigencia. Y, además, es un gran narrador de esas historias.

Rodríguez estuvo en #TMTconversaciones (ciclo de entrevistas que se emite por el canal Metro para la Argentina y por UCL Play para el resto de América Latina) para contarnos qué tienen los clásicos,

-En la música, ¿Qué es un clásico y por qué no nos cansamos de escucharlo?

-Un clásico es una canción que perdura en el tiempo. Es una canción que, en la mayoría de las veces, ha sido primero un hit. Es decir, un tema muy importante que definió una época, marcó un momento y que, con el tiempo, va madurando y se va convirtiendo en ese clásico.

Desde mi punto de vista, lo que también hace a un clásico es que abarca varias generaciones. Es una canción que estuvo en un principio destinada a cierto público, casi siempre joven, y después con el tiempo, ese público fue creciendo y los hijos y los nietos fueron teniendo acceso a esos temas. El paso del tiempo y no perder cierta vigencia, digámoslo así, hacen a ese clásico.

-Los 60, 70 y 80, el rock y el pop, ¿Qué tuvieron esos años y esos géneros que produjeron tantos clásicos?

-Creo que antes que nada había una especie de caldo de cultivo cultural que fomentó todo eso. Por ejemplo, si vemos el caso de los Beatles estamos hablando de un grupo que reinventó lo que fue el primer rock and roll, que fue el de Elvis Presley, Chuck Berry y Little Richard. Los Beatles terminaron transformándolo, reinventándolo y haciendo una movida cultural -más que musical- impresionante en los años 60. Es decir, tomaron los elementos de ese primer rock and roll, los adaptaron y, de hecho, con el tiempo fueron ellos mismos reinventándose. Si vos tomás, por poner un ejemplo de los Beatles, el primero o el segundo disco te vas a dar cuenta que es un sonido mucho más inocente que los últimos discos que tuvieron un sonido mucho más elaborado. Y en todos esos discos, tuvieron algún éxito y todos tienen clásicos. Entonces, ahí tenés la época de posguerra mundial, el hipismo a fines de los años sesenta, todas esas revoluciones culturales que han sido parte de las grandes capitales internacionales y creo que todo eso fomentó a que surjan grupos como los Beatles. Y, si querés un poquito antes, un Elvis Presley.

¿Qué es lo que hizo Elvis Presley? Tomó del country, tomó de la música negra y lo reinventó. ¿Qué le pidieron al productor de Elvis? Que llevara al terreno de los blancos lo que hacían los músicos de raíz afroamericana y eso fue un boom, una revolución, un quiebre, algo que marca un antes y un después. Fue un momento bisagra al que los jóvenes ven con mucha simpatía, acuden a ello y lo transforman en un éxito.

“Lo que también hace a un clásico es que abarca varias generaciones. Es una canción que estuvo en un principio destinada a cierto público, casi siempre joven, y después con el tiempo, ese público fue creciendo y los hijos y los nietos fueron teniendo acceso a esos temas”

-En la radio, cuando hacés alguna efeméride de una banda, vos muchas veces profundizas en que tiene toques de un género o de otro ¿De dónde a dónde va ese espectro?

-Es muy buena tu pregunta porque puede abarcar todo en función de lo que escuches. Si vos escuchás Deep Purple vas a percibir música clásica de artistas como Johann Sebastian Bach; si escuchás Queen, algunas de sus canciones, por ejemplo la propia Bohemian Rhapsody o It’s Hard Life, vas a escuchar elementos de la ópera; volviendo a los Beatles, podes encontrar elementos del vodevil, de la música del cabaret de los años 30 o 40 en un tema como When I’m Sixty Four del disco Sgt. Pepper’s.

En los años 70 surge una banda exquisita que quizá no tuvo tantos éxitos, pero hoy sus discos son clásicos como Steely Dan, que tomaba mucho del jazz californiano y de la costa oeste de los Estados Unidos. Tenés tipos como Miles Davis que, al revés, viniendo del palo del jazz, se metió en el rock. La revolución que hace un músico como Frank Zappa, por ejemplo, que le mete soul, funk, rock, jazz y hace una gran ensalada, pero, con un gusto musical genial.

Creo que todos se fueron nutriendo a lo largo de sus carreras, hablando de los grandes artistas, de los grandes grupos, y no tenés una línea divisoria que te permita saber hasta acá un género y hasta acá otro. Pasa igual con las bandas, que no fueron las mismas. Por ejemplo, un grupo como U2, cuando surge a fines de los 70, es un punk bastante crudo, un sonido de rock que era típico de aquella época, de los Sex Pistols o The Clash; y después cuando tomás un disco que sacaron 15 años después de su primer álbum, ya es electrónica, es vanguardia de los 90. Así que yo creo que los grandes artistas lo que han logrado es justamente eso, romper sus propias barreras internas y poder reinventarse.

“Si vos escuchás Deep Purple vas a percibir música clásica de artistas como Johann Sebastian Bach; si escuchás Queen, algunas de sus canciones, por ejemplo la propia Bohemian Rhapsody o It’s Hard Life, vas a escuchar elementos de la ópera; volviendo a los Beatles, podes encontrar elementos del vodevil, de la música del cabaret de los años 30 o 40 en un tema como When I’m Sixty Four del disco Sgt. Pepper’s”

-En esa fábrica de clásicos que estás describiendo, hasta dónde fueron los artistas los que propusieron, los que experimentaron e innovaron; hasta qué punto fueron sus oyentes, sus fanáticos quienes los empujaron; y hasta donde fue la industria, con su productores, áreas de marketing, repertorios, etc ,los que influyeron en esa construcción cultural

-Sí, todo, todo. Salvo excepciones como ACDC, que siempre sirvió el mismo plato, milanesa con papas fritas y huevos fritos todas las noches que te va a gustar y no cambió su fórmula en todos los discos, es básicamente la misma desde el día cero desde que arrancaron en los 60) tenés otros grupos que se fueron adaptando. Volviendo al caso de Queen, por ejemplo, que en los años 70 tenía un estilo de rock muy glamoroso y muy distinto a lo que hizo a partir de canciones que llegaron en los 80, en el que se hacen un grupo bailable.

Las modas siempre han sido parte de los grupos a la hora de los cambios. La música disco, por ejemplo, atravesó a los grandes grupos de rock, a Kiss, a los Rolling Stones, a Queen, a la Electric Light Orquestra, grupos de rock de la más pura cepa que se dejaron seducir frente a la música disco. Obviamente que si vos sos un grupo que está un tanto tambaleando y no tenés la fortaleza para plantarte frente a los popes de la industria, vas a flaquear un poco y acceder a lo que los directivos te pidan. Ahora, si sos una banda plantada, que vende miles y miles de discos en su momento, hoy tenés streaming y sos un éxito en las plataformas te vas a plantar distinto y vas a decir “no pará, dejame hacer lo que yo quiero”. No quiero ser repetitivo pero volviendo al caso de Queen, está muy claro en la película Bohemian Rhapsody cuando ellos se plantan y les dicen “No, hay que hacer esta canción” Rapsodia Bohemia, que era la antítesis del hit por su duración, porque no tenía un estribillo claro, porque tenía una ópera en el medio. Ellos se plantaron y salieron más que airosos de esa situación y hoy tenés al gran clásico, no solo de la banda, sino prácticamente de una década.

“Los clásicos surgen en la época de posguerra mundial, el hippismo a fines de los años 60, todas esas revoluciones culturales que han sido parte de las grandes capitales internacionales y creo que todo eso fomentó a que surjan grupos como los Beatles. Y, si querés un poquito antes, un Elvis Presley”

-¿Hay algo en la música en inglés, en el inglés en particular como idioma, en sus músicos, en su hábitat cultural digamos, que marca un poco todas estas épocas o es que simplemente nos detenemos en ese reporte y hay otros mundos de clásicos en los que no profundizamos?

-Quizá no indagamos o profundizamos porque no han tenido el rebote de la música angloparlante, sea británica o norteamericana, pero los grandes grupos de esos países se han dejado influir por la música de Francia, Alemania, Rusia o incluso algún grupo de Asia. Cuando sale Carlos Santana como una verdadera revolución musical a fines de los 60 en Woodstock, él fue el padre un poco del rock latino, haciendo esa mezcla que hasta esa época era algo totalmente desconocido.

Obviamente que, quizá, tengamos ahí, dos pilares muy importantes, pero, no es todo. La tenés a Grace Jones en los años 80, haciendo Libertango de Astor Piazzola. Entonces, podés decir, sí, es una cantante que canta en inglés, pero bueno, toma cosas del tango o toma elementos de la música del Caribe o de Centroamérica. Algo quizá, no sé, para mí el tema de los Beatles es muy importante como raíz, como para analizar todo lo que surgió más que nada desde el 62 hasta esta parte, porque todo está atravesado por los Beatles prácticamente. Ahora, si nos vamos más atrás tenemos que buscar en otros países, el propio Beethoven con el Himno a la Alegría tenía su propio hit y es hoy un clásico indiscutido, ¿no?, Si querés era un clásico pop de aquella época.

-La música básicamente es para escuchar, obviamente, pero también es una fuente de grandes historias y vos sos un gran contador de historias sobre músicos, instrumentos, canciones, estilos… ¿Dónde descubrís esas historias? ¿De dónde salen, donde las empezaste a buscar, en donde las buscas ahora?

-Desde muy chico me he nutrido siempre de las revistas. Tuve la suerte de que mi padre en los años 80 trabajaba en un banco y mandaba cheques a librerías de Inglaterra o Estados Unidos para que me llegaran libros o revistas a las que acá prácticamente no se podía acceder. Hoy por hoy trato de estar al tanto con revistas muy específicas de música y muchos libros, ¿no?, desde enciclopedias hasta libros que son específicos de las décadas, de los 60, de los 80 y de los 90, de los movimientos musicales como puede ser el Grunge, el Soul o el Punk. Me he nutrido de todo esto porque es mi pasión, desde muy joven y siempre me interesó más tener esos libros y tener esos discos que aprender, por ejemplo, a tocar un instrumento. A penas puedo tocar algunas notas en el piano, producto de que mi madre es profesora de piano, pero no mucho más que eso y siempre me sedujo la historia detrás de la canción y poder contarla en la radio al aire todos los días es un círculo perfecto que se cierra para mí en cada mañana.