Medios 01/02/2020

Gabriela Ricardes: “El tríptico histórico en los medios públicos en el mundo es educar, entretener e informar”

Por José Crettaz

Actriz y directora, se desempeñó durante la administración Macri, como secretaria de Contenidos Públicos. En #TMTConversaciones, cuando aún era funcionaria, repasó cuáles fueron los hitos más importantes en la generación de contenidos por parte del Estado

Gabriela Ricardes es actriz y directora de teatro. Fue la responsable de la cooperación internacional del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires y directora de Buenos Aires Polo Circo y del Festival Internacional de Circo de Buenos Aires. Además, fundó la primera carrera universitaria iberoamericana en Artes del Circo en la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref).

Ricardes se desempeñó como directora del Centro Cultural San Martín y, hasta diciembre de 2019, ocupó el cargo de secretaria de Contenidos Públicos de la Nación.    

En una entrevista para #TMTConversaciones, realizada en mayo de 2019, se refirió a los avances en la producción pública de contenidos durante sus cuatro años de gestión.

¿Por qué el Estado nacional tiene que involucrarse en la generación de contenidos?

-Nosotros creemos fuertemente en el tríptico histórico en los medios públicos en el mundo: educar, entretener e informar.

Hace más de 50 años en una radiotelevisión pública, de Canadá, tenían una frase que a mí me encanta como punto de partida. Ellos crearon los medios públicos para que los canadienses se conozcan entre sí. En un gran territorio con mucha distancia y con etnias muy diferentes que necesitaban algo que amalgame a esa población; los medios públicos nacieron para contar eso.

Hoy después de todas las cosas que pasaron y están sucediendo con la revolución de Internet, a nosotros nos gusta reformular de alguna manera el tríptico.

Nos parece que pensar en contenidos complementarios, a los contenidos que el sector comercial puede hacer, son relevantes. No todo el mundo produce todo, nosotros somos complementarios del sector privado. Podemos ayudar a difundir la cultura, a la generación de empleo y a la exportación de contenidos audiovisuales para todo el sector, no solamente para el sector público. Nos parece que es una herramienta fundamental.

En estos tres años y medio de gestión [NdE: la entrevista se realizó a mediados de 2019] si tuvieras que detenerte en 3 hitos que ejemplifiquen esto que estabas describiendo, ¿cuáles serían?

-Uno de los grandes hitos es lo que está pasando en la TV Pública en donde vos podés encontrar una programación totalmente variada con diversos artistas, periodistas, actores, productores y guionistas.

La modernización del sistema de emisión a través de la plataforma Contar y una plataforma pública digital es el otro hito enorme. Me gusta mucho rescatar el contenido específico que nosotros hacemos para otros medios de emisión como las redes Instagram, Youtube y Facebook que son piezas que están concebidas como una pieza en sí misma y una herramienta más de difusión que los medios públicos utilizaban un poco.

Esos tres son cambios muy sustanciales que tuvimos que producir muy rápidamente.

“Nosotros recibimos un Estado Nacional centralizado que producía todo desde Buenos Aires. a veces producía con productoras del interior, pero toda la toma de decisión estaba en Buenos Aires y el recurso económico estaba centrado en el Estado Nacional”

¿Qué pasa con esa característica que han tenido los medios públicos y la producción pública de contenidos en la Argentina con la centralidad que tenía Buenos Aires? ¿Sigue siendo igual?

-Ese podría ser otro de los hitos también. El federalismo fue fuerte. La Radio Nacional empezó a emitir programas a nivel nacional que se generan en otros lados. El federalismo es una deuda que nosotros tenemos desde hace muchos años. Nosotros tenemos producción del interior, pero hay que hacer un trabajo fuerte y revertir la manera de producir.

Nosotros recibimos un Estado Nacional centralizado que producía todo desde Buenos Aires. a veces producía con productoras del interior, pero toda la toma de decisión estaba en Buenos Aires y el recurso económico estaba centrado en el Estado Nacional. Eso hacía que los canales del interior públicos o privados no entendían que producir contenidos es una parte intrínseca de su misión regional. ¿Por qué? Igual los producía el Estado Nacional y se los daba gratis.

No sólo el Estado Nacional tiene que trabajar con todas las regiones, con todos los privados y con todos lo que generan contenidos. Tener un canal de televisión implica preguntarse acerca de cuál es su contenido local y qué es lo que tiene para contar.

¿Cuántos canales públicos hay?

-Hay 19 canales públicos, también tratando de irradiar hacia los canales privados regionales.

La producción de contenido es una misión de generación de empleo y nosotros no vamos, desde el Estado Nacional, solos a producir para todo el país desde la centralidad porteña.

Por eso lanzamos un programa en el que le preguntamos al productor local, por ejemplo un dueño de un canal privado o con el director del canal 12 de Misiones, qué contenido local es interesante para su política de contenidos de su canal y nosotros co-producimos al 33%. Por cada peso que pone un canal regional, nosotros ponemos dos.

Cuando uno co-produce empiezan aparecer otros problemas que se van solucionando, pero genera sobre todo industria local y regional que lo que necesitamos.

Es importante que todos los canales públicos del interior también comprendan que la generación de contenidos es una misión de esos canales.

¿Cuál es el presente y el futuro de Encuentro, Paka Paka y DeporTV?

-Encuentro y Paka Paka no están ajenos a la transformación general de la emisión de contenidos que nosotros tenemos. Hasta la aparición de Contar vos podías ver Encuentro, Paka Paka y DeporTV por la TDA o por un canal de pago.

Desde que están en Contar tenés la posibilidad de verlos en streaming en el momento en el que decidas verlo.

Recordemos que Contar es una aplicación que se puede descargar en los móviles y además tiene su sitio web

-Se puede acceder desde los móviles, tablets, computadoras, por Chromecast.

También, muy pronto, Contar va a estar integrado a todos los televisores smart argentinos en sus páginas de inicio, desde el 2013 hasta ahora, es decir, que se actualizan las aplicaciones a los televisores anteriores.

“Es importante que todos los canales públicos del interior también comprendan que la generación de contenidos es una misión de esos canales”

Al lado de YouTube y de Netflix

-Exactamente. Es aplicación gratuita que tiene una gran cantidad de contenido maravilloso muy bien curado.

Nosotros seguimos emitiendo en esta yuxtaposición de sistemas. Estos canales clásicos que nosotros teníamos y que tenemos en el broadcasting forman parte de Contenidos Públicos Sociedad del Estado. Ya tiene sus convocatorias y estamos democratizando la manera de acceder a las mismas.

Nosotros abrimos una convocatoria muy fuerte, la Radio Nacional también nos ayudó muchísimo a difundirla en todo el país, para lo cual vos con una simple conexión de Internet podías presentar tu proyecto. Se presentaron más de 300 proyectos de los cuales el 60% son del interior del país, se están haciendo todos los pitching en los que tienen al director de la señal en la plataforma contándoles qué está buscando, sobre qué líneas va a trabajar y cuáles son sus temas de este año.

Es una convocatoria, no es un concurso. Es la posibilidad de saber cómo tengo que hacer si tengo una idea, un proyecto o una pequeña productora para que mi idea pueda llegar a la persona que decide armar esta programación, así que estamos muy contentos con eso. Nadie tiene que venir a buenos aires, parecen cosas sencillas, pero nuestro país que es tan desparejo no sucedía. Recién venís cuando hay que trabajar sobre el final y a firmar los contratos, pero mientras tanto no hace falta viajar.

Los canales están muy bien, nosotros estamos tratando de transitar la múltiple demanda que hay sin abandonar el universo educativo, pero también se producen otro tipo de contenidos.

En los últimos tiempos desde el ámbito sindical y político se han planteado denuncias o amenazas con palabras, que para mí son muy contundentes, que son vaciamiento y censura, ¿cuál tu perspectiva sobre esto?

-Me parece que es la manera de darle visibilidad un conflicto que no existe. Son palabras fuertes y se usan para poder hacer ruido, pero no condicen con la realidad. En cuanto a la censura, no puedo encontrar canales más abiertos y más plurales que los medios públicos. Es un orgullo para nosotros.

Incluso con algunos reclamos de los sectores del oficialismo

-Por supuesto, nosotros mantenemos fuertemente esta postura. Los canales públicos son canales públicos y deben dar cuenta de la diversidad de Argentina.

El vaciamiento me parece que tiene que ver con un miedo que existe en el sector con estos cambios del siglo XXI. Nosotros producimos más que nunca, tenemos más cantidad de horas producidas que en los últimos años. Estamos muy lejos del vaciamiento. Lo que hicimos fue de alguna manera reordenar un montón de sistemas que producían independientemente e ineficientemente. Nosotros producimos para el ciudadano, el producir para producir en sí mismo no es virtuoso. Sólo queda guardado en una bolsa donde el ciudadano no lo ve, el productor no lo compra, no existe en los mercados internacionales y no abre fuentes de trabajo.

El ciudadano hoy que ve nuestras señales puede encontrar una enorme variedad de estrenos. Tenemos todo un nuevo público que se está integrando a la plataforma, antes los medios públicos no existían en su universo. Los medios públicos no tenían nada que brindarles para verlos.

“Nosotros producimos para el ciudadano, el producir para producir en sí mismo no es virtuoso. Sólo queda guardado en una bolsa donde el ciudadano no lo ve, el productor no lo compra, no existe en los mercados internacionales y no abre fuentes de trabajo”

¿Cuál es el lugar de la cultura en la inserción internacional de un país como la Argentina?

-Para nosotros son los grandes embajadores, creemos fuertemente que la producción cultural es la manera de demostrarle al mundo lo que los argentinos capaces de hacer. Cuando los argentinos mostramos y hacemos somos imparables. Nosotros estamos muy muy contentos porque nos propusimos fuertemente mostrar la producción audiovisual argentina en el exterior, el potencial que existe y tratar de dejar de exportar materia prima para exportar industrias. Nosotros tenemos el ecosistema listo para poder producir.

Estamos haciendo un trabajo muy fuerte de presencia en los mercados para difundir, para vender y para entender que los contenidos son un patrimonio. A nosotros, como Estado, nos toca cuidar, distribuir y administrar ese patrimonio.

¿Cómo se conectan la ceremonia del G20 y la Expo 2023?

-Están totalmente conectados. Para nosotros hay una trilogía que tiene que ver con la posición que tiene Argentina de unirse al mundo, de entender que somos parte de un ecosistema global y que queremos estar insertos en el mundo. .

Tuvimos el G20, tuvimos las Olimpiadas [juveniles] y tenemos ahora la Expo 2023. Estamos listos para jugar en esta liga. La Expo 2023 va a ser un hito enorme en la región. Nos hace bien pensar en el futuro. La Expo es el resultado de un proyecto de país y creo que es un ejercicio maravilloso que hayamos apostado a pensar en una candidatura que nos proyecte hacia el 2023 y que le hayamos ganado a dos competidores muy fuertes como Estados Unidos y Polonia.

Va a ser primera vez que se hace una expo universal en América Latina en 183 años de existencia de las expos. Es la organización icónica de las expos universales donde el mundo se daba a conocer y uno conocía el mundo porque no existían otras formas como hoy.

Nos plantea muchos desafíos. Primero, proyectamos al 2023. Después, la expo está pensada como un enorme legado artístico, científico y cultural en Tecnópolis que es un predio que estuvo pensado para un corto plazo y no estuvo armado para poder perdurar en el tiempo. La Expo va a abordar un tema que tiene que ver con las industrias creativas y la convergencia digital.

En esta inserción de Argentina en el mundo, las soluciones a los problemas globales pueden venir de cualquier lado. Es un enorme desafío, es parte de esta política de inserción de Argentina en el mundo y es, sobre todo, una enorme posibilidad de desarrollo de empleo.