Contenidos 28/12/2020

Rodolfo Bianchi: “Nos están condenando a no hacer renovación tecnológica, así ¿Cuándo va a llegar el 5G a la Argentina?”

Por José Crettaz

El vicepresidente de la Cámara Argentina de Pequeños Proveedores de Internet-Cappi advirtió en #TMTconversaciones el grave impacto que tendrá en los ISP la política oficial para el sector; además, sigue la pelea por el monopolio de los postes, hasta ahora el principal obstáculo al desarrollo de Internet

Rodolfo Bianchi, vicepresidente de la Cámara de Pequeños Proveedores de Internet (Cappi), resumió en #TMTconversaciones (ciclo de entrevistas que se emite por el canal Metro para la Argentina y por UCL Play para el resto de América Latina) la posición de esa entidad empresarial sobre las últimas medidas del gobierno argentino para el sector de las telecomunicaciones (congelamiento de precios y obligación de vender servicios por debajo del costo a 10 millones de usuarios).

Bianchi dice que los ánimos están muy caldeados entre los ISP (proveedores de acceso a Internet), que no entiende las cuentas que hicieron las autoridades y hace, en el aire, operaciones matemáticas simples.

“Arsat, la empresa del Estado, te cobra 447 pesos el mega mayorista. Y yo tengo que vender 5 megas a 700 pesos. ¿Explicame cómo hacés? 5 x 447 te da dos mil y pico. Supongamos que el usuario no usa más de dos de esos cinco megas. Bueno, dos por 447 da casi 900 y a nosotros nos obligan a cobrar 700. Realmente los números no dan de ninguna forma”, explica.

-¿Cómo impactaron en CAPPI estas medidas del Gobierno?

-La verdad es que el impacto es bastante negativo en general y el ánimo está muy caldeado. No hay ISP que esté conforme con esta medida. La visión es que se nos pide todo a los ISP y el gobierno no pone nada. Por ejemplo, ¿vos sabés que hay un fondo de servicio universal que tiene mucho dinero porque se viene juntando desde hace décadas y de eso no se pone nada? Ponés una prestación básica universal, tenés un fondo de subsidio universal y no se te ocurre concetarlo. Realmente es absurdo. ¿Qué hubiese sido lógico? Lo lógico hubiera sido decir mirá, la internet cuesta mil, creemos que debería costar 700, que esos 700 los ponga el que necesita el servicio y la diferencia te la pagamos desde el fundo. Esa medida hubiera sido sencillo de implementar porque está esta tarjeta que se da con IFE donde podría acreditarse esa diferencia, así de alguna manera pondríamos el hombro todos juntos. No está pasando.

“La verdad es que el impacto es bastante negativo en general y el ánimo está muy caldeado. No hay ISP que esté conforme con esta medida. La visión es que se nos pide todo a los ISP y el gobierno no pone nada”

¿Qué otra cosa podríamos haber hecho? Podríamos haber dicho, mirá… vos venías cobrando esto, ahora te pedimos que cobres esto otro pero te ayudamos. El IVA en lugar del 21% te lo bajamos al 10,5% o te sacamos el IVA. Entonces lo que te entra, entra limpio y ponemos el hombro entre los dos. No está pasando eso.

Acá el único que tiene que poner el hombro lo está poniendo el ISP, el Estado mira para otro lado como desentendido. Y eso nos tiene muy preocupados. Nuestras empresas son una vaca flaca que ya no da más y le siguen queriendo sacar la leche, y así  vamos a extinguirnos.

En el largo plazo los perjudicados somos todos. Vos podría decir que el usuario final va a sacar provecho de esta situación. ¿Cuánto? ¿Tres meses, seis meses, un año? Hasta que se fundan todos los ISP y cuando eso pase no habrá nada. Ponele que te alcanzan los 700 pesos para no fundirte. A lo mejor, podés seguir comiendo y alcanzás a comprar la Internet que tenés que distribuir. Pero eso no te da para reinvertir. En el cortísimo plazo nos están condenando a no hacer renovación tecnológica. Así, ¿Cuándo va a llegar el 5G a la Argentina? Si no tenemos implementado el 4G y las empresas no quieren reinvertir, cuándo vamos a llegar a las localidades que son adversas económicamente si no tenés ningún incentivo para hacerlo.

Arsat, la empresa del Estado, te cobra 447 pesos el mega mayorista. Y yo tengo que vender 5 megas a 700 pesos. ¿Explicame cómo hacés? 5 x 447 te da dos mil y pico. Te podrían decir que hay un reuso. La verdad es que el reuso se da cuando vos ofrecés planes de 100 megas, cuando el cliente por ahí no consume los 100 megas. Cuando vos pagás un plan de 5 mega, a lo mejor no te consume los 5, pero sí tres o cuatro. Es decir, el reuso que se puede dar es mucho menor en planes chicos. Supongamos que sean dos megas. Bueno, dos por 447 da casi 900 y a nosotros nos obligan a cobrar 700. Tenemos que pagar los impuestos, Arsat no te vende con IVA pero vos cuando vendés sí lo tenés que cobrar, así que tenés que pagarlo. Al final, estás vendiendo por debajo de tu costo. Realmente los números no dan de ninguna forma. Acá lo primero que vemos es que solamente estamos obligados a poner el hombro las pymes que dan servicio de Internet.

Por otro lado, el aumento de precios está muy por debajo de lo esperado. Esperábamos más del 30% de posibilidad de ajuste. Si vos ves lo que ha subido el dólar, los equipos, lo que nosotros compramos la Internet a los mayoristas, los sueldos que hemos tenido que aumentar y de ahí para adelante todo subió el 30% o más y nosotros tenemos que subir hasta el 5% o el 8%. Realmente sería bueno que nos expliquen cómo sacaron ese cálculo. Cómo hicieron para decir que lo correcto es que si no aumentaste desde marzo aumentes solamente el 5% y si no aumentaste en todo el año aumentes el 8%. Si la inflación mensual está en el 2 o 3 por ciento, ¿cómo hacés para aumentar solamente el 8%?

“¿Cuándo va a llegar el 5G a la Argentina? Si no tenemos implementado el 4G y las empresas no quieren reinvertir, cuándo vamos a llegar a las localidades que son adversas económicamente si no tenés ningún incentivo para hacerlo”

-Si tuvieras que trazar un perfil de los asociados a CAPPI ¿Qué características tendrían?

-La Cappi es la Cámara Argentina de Pequeños Proveedores de Internet y pone el acento en la P de pequeños. Somos en general empresas del interior del país, del interior del interior o interior profundo. Te hablo de un ISP que trabaja en un pueblito de menos de 1000 habitantes, que puede llegar a tener 80 a 100 clientes en su servicio. Esos son asociados de nuestra cámara. A muchos no les alcanza para pagar la cuota social. En general, somos ISP que hacemos absolutamente de todo. Aunque hay ISP que pueden tener 20 o 30 empleados,  algunos están en más de una ciudad, pero la gran mayoría son de una pequeña ciudad, son vecinos de esa comunidad, ellos necesitaban Internet para resolver su problemática personal y la llevaron a su pueblo. Los tenés a la mañana subido en una torre orientando una antena, a la tarde encontrándose a doña Porota en el mercado que le dice “ya que te veo te pago”, y por la noche haciendo absolutamente toda la gestión del ISP. Y ahora, además, está entretenido llenando papeles. Una cosa que no se dice es que esta reglamentación nos agrega más papelitos para llenar. 

“Cómo hicieron para decir que lo correcto es que si no aumentaste desde marzo aumentes solamente el 5% y si no aumentaste en todo el año aumentes el 8%. Si la inflación mensual está en el 2 o 3 por ciento, ¿cómo hacés para aumentar solamente el 8%?”

-¿Cómo se le explica a esos clientes que eso que por ahí es presentado como algo bueno -no pagar más caro- que técnicamente o fácticamente es muy difícil de sostener en el tiempo?

-La verdad es que hay gente que no lo quiere entender y no te quiere escuchar directamente. El que te presta atención un rato, generalmente quiere colaborar y ayudar porque se da cuenta de que en el corto plazo se va a quedar sin un servicio que le es imprescindible.

Acá nadie está pensando que estas medidas van a favorecer a un pequeño pueblo del interior. Acá estamos hablando de las grandes urbes donde hay gran densidad y fruto de ese volumen los números te pueden llegar a seguir dando. Cuando vos tenés una casa por manzana en promedio en un pueblo que es muy chico, donde en una manzana puede haber cuatro a ocho casas, ahí realmente los números no nos dan. Y como está, está planteado actualmente no vislumbramos que esto vaya a servir.

Deberían poderse tomar otras medidas que ayuden y puedan ser más efectivas. Yo en un ratito ya te mencioné tres o cuatro que las pensás un momento decís tiene lógica: tenés subsidio universal, tenés prestación universal, conectemos esas dos cosas. Nadie se tomó la molestia de hacerlo.

“Acá nadie está pensando que estas medidas van a favorecer a un pequeño pueblo del interior. Acá estamos hablando de las grandes urbes donde hay gran densidad y fruto de ese volumen los números te pueden llegar a seguir dando”

-Ustedes tenían una agenda como cámara acerca de los obstáculos que frenaban el desarrollo de la conectividad, entre ellos el tema del acceso a los postes. En los últimos tiempos se dictó un nuevo reglamento sobre este tema ¿Un párrafo sobre ese tema?

-La reglamentación salió a principio de semana y sobre el viernes a última hora salieron estas otras dos reglamentaciones y era una discusión importante la que llevábamos hasta que lo urgente nos tapó lo importante Suponete que nosotros pudiéramos recomponer el esquema de un ISP para que no tengamos que financiar nosotros la operación, que consigamos mantener esto rentable, lo que hoy no parece ser cierto, bueno en ese eventual contexto esta nueva reglametación solucionó bastante poco, fue tímida, no fue al fondo de la cuestión.

La mayoría de los postes que hay en la Argentina pertenecen a empresas eléctricas que no fueron alcanzadas en forma directa por esta reglamentación. Si en una manzana tenés tres postes usémoslos. Como está planteada esta reglamentación, te dice mirá dependiendo de quién sea los vas a poder usar o no. Por varios principios, económicos, urbanísticos o el que  a vos te guste, lo lógico es que, como ocurre en Colombia, dependiendo del servicio es el lugar que vos usás: alta tensión arriba, tensión domiciliaria más abajo y todo lo que son corrientes débiles, fibra óptica y demás, más abajo. Esa es una buena iniciativa a copiar y todo el mundo podría usar un poste. Y si el poste no está habilitado para tener las tres cosas, pues cambiemos el poste, ocupemos un solo espacio en la vereda del vecino con uno que permita tender toda esa infraestructura y pongamos ahí varios ISPs. Lo importante acá es romper con los monopolios. El problema de Internet en Argentina es que alguien se agarró de esos postes, en cada comunidad puede ser una empresa distinta no es una sola, y es el único que los puede usar para dar fibra óptica.

El problema de los ISP que nacimos dando servicio inalámbrico es que hoy tenemos mayores costos para menos prestaciones. Con mayores costos podemos dar servicios de inferior calidad (además, nos cuesta muchísimo más mantener una calidad uniforme) y el que tiene monopolio en el uso de los postes es el que a la larga va a terminar reinando. ¿Por qué? Porque tiene menores costos, porque le cuesta mucho menos que los que tenemos wireless.