TMT-radio 24/04/2018

Eduardo Arriagada: “Las apps periodísticas pueden convertirse en una conexión de calidad con la audiencia”

El decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad Católica de Chile y especialista en periodismo móvil lamenta que los diarios no experimenten más en sus servicios móviles

Eduardo Arriagada, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad Católica de Chile, estudia desde hace años la oportunidad del periodismo en la era de los móviles y cree que aún hay mucho por probar sobre todo en la experiencia de los usuarios. Conversamos con él para el podcast #TMTradio.

-He visto muy poca experimentación a nivel internacional, no solamente en los países latinoamericanos, que naturalmente van un poco desfasados. Creo que ha habido muy poco desarrollo incluso en los países del Norte. En Estados Unidos hubo casos interesantes, diversos, atractivos y que hicieron una apuesta, dejaron de lado el mundo de Internet y apostaron por la experiencia móvil de forma drástica, y les ha ido muy bien.

Yo siento que en general los diarios no están haciendo el trabajo correcto en este sentido. No he visto ejemplos muy buenos y siempre está esa idea de que las aplicaciones son muy difíciles de meter en el mercado. La verdad es que cada semestre aparece una nueva aplicación que la rompe como lo demuestran Uber, Instagram y muchísimos otras que logran andar muy bien cuando resuelven de verdad una necesidad de la gente. En general, en los medios siento que esto no se ve.

“Si nosotros logramos conseguir que estos lectores nos lean, mediante aplicaciones, al hacerlo estaríamos construyendo una relación muy potente porque sabremos de esos lectores muchísimo más, dónde, cuándo, cómo, qué leen con un detalle que jamás un medio tuvo”

Creo que hay otro aspecto más allá de las formas, del diseño que es relevante, que es importante para apostar por las aplicaciones y es que se convierte en una conexión de calidad con la audiencia, como jamás la tuvimos. Si nosotros logramos conseguir que estos lectores nos lean, mediante aplicaciones, al hacerlo estaríamos construyendo una relación muy potente porque sabremos de esos lectores muchísimo más, dónde, cuándo, cómo, qué leen con un detalle que jamás un medio tuvo.

Los medios escritos siempre tuvieron una ventaja respecto de los audiovisuales para cobrar publicidad porque conocían más a los lectores a través de las suscripciones, y de ciertas características muchas socio-demográficas. Imagínate lo que se puede llegar a hacer con las aplicaciones pero tomando el camino de saber mucho más de desarrollo, de cómo conectarse con estos lugares. Creo que puede ser como una nueva forma de pensar el periodismo, una forma en que el periodista se conecta con su audiencia con una fuerza y una calidad que no había tenido hasta ahora,

La crisis actual es del modelo de negocios, no crisis del contenido, crisis en su capacidad del financiamiento lo que condiciona el futuro del contenido. El de los móviles es un espacio natural de desarrollo, al cual creo se ha enfrentado con demasiada timidez, quizá por la mala experiencia del espacio digital donde los medios se han desangrado mucho en los últimos años y veo que no han sido audaces en este espacio que es donde está viviendo hoy la gente. Leía a una compatriota que decía que para entender a los móviles teníamos que entender al día en que hoy nos movemos, no hay que pensarlo en término de hábitos de espacio y desarrollo. Yo digo que hay una oportunidad que los medios están desperdiciando.

“El de los móviles es un espacio natural de desarrollo, al cual creo se ha enfrentado con demasiada timidez, quizá por la mala experiencia del espacio digital donde los medios se han desangrado mucho en los últimos años y veo que no han sido audaces en este espacio que es donde está viviendo hoy la gente”

-¿Qué debería hacer el periodismo para aprovechar esa oportunidad de los móviles?

-Creo que los móviles son unas pantallas fabulosas en términos de contrastes, se parecen entre comillas en la calidad de la definición a lo que era el papel cuté en las buenas revistas. El problema que tiene es el tamaño de la pantalla. Esa pantalla es chica y es la que se está usando. En algún momento se soñó y algunos nos entusiasmamos mucho con la posibilidad de las tabletas pero claramente no van por ahí los caminos para la masividad de los móviles que es bastante más grande que los primeros iPhone, pero que sigue siendo una pantalla chica.

Considerando esto yo pienso que un aspecto fundamental y que está desatendido es el diseño de la experiencia. Es decir, lograr entregar en el móvil artículos periodísticos bien presentados y jerarquizados como el del papel. Creo que la gente que ha pagado el periodismo tradicionalmente, no ha tenido problemas en pagarlo, pero no lo ha pagado en todo sus formatos, lo ha hecho solamente cuando venía en papel. Es decir el periodismo radial, el audiovisual raramente ha sido pagado, el periodismo de papel ha sido pagado de forma tradicional, y creo que no era por el papel que se pagaba, si no que se lo hacía por una experiencia muy buena, muy cómoda, de lectura, y pienso que hay una cantidad importante de personas dispuesta a seguir en esa tradición en este nuevo espacio pero tenemos que darle esa experiencia.

“Creo que los móviles son unas pantallas fabulosas en términos de contrastes, se parecen entre comillas en la calidad de la definición a lo que era el papel cuté en las buenas revistas. El problema que tiene es el tamaño de la pantalla. Esa pantalla es chica y es la que se está usando”

Yo siento que la mayor parte de los medios están entregando en forma gratuita sus contenidos a través de web apps, de estas adaptaciones a las aplicaciones de sitios web, que son mucho más baratos y que sirven para todo tipo de pantallas, en lugar de trabajarse con algo especialmente diseñado para los espacios móviles que es donde hoy está la gente. En general cuando uno revisa qué es lo que la gente está haciendo en esos móviles se observa que lo periodístico está muy abajo en los intereses y en los tiempos, y esto lo digo de manera personal y puede que no tenga razón, pero yo apuesto a que los medios puedan desempeñarse mejor con la experiencia y puedan llegar a lograr una cierta rentabilidad a través de lo que paga el lector.

Creo que el camino publicitario es un camino sin futuro para los medios de calidad, que funcionan para los medios masivos y donde se pueden conseguir grandes audiencias, pero no para el medio informativo de calidad, análogo a  la buena revista y al buen diario que hemos tenido siempre en las ciudades.