Tecnología 27/10/2017

Adrián Pérez: “La boleta única electrónica nos da agilidad, exactitud y la garantía de la oferta electoral”

El funcionario confirmó que el gobierno insistirá con la reforma electoral, que incluye el cambio de sistema de votación

Adrián Pérez: “La boleta única electrónica nos da agilidad, exactitud y la garantía de la oferta electoral”

En #TMTradio hablamos con Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, acerca de la reforma electoral que prevé la incorporación de la boleta única electrónica como sistema de votación. Dicha reforma tiene media sanción de la Cámara de Diputados pero su tratamiento fue bloqueado en el Senado. A continuación los tramos más destacados de esa conversación:

“Efectivamente, el proyecto [de reforma electoral] fue sancionado en la cámara de Diputados por un amplio acompañamiento de los bloques. Además de Cambiemos, el proyecto fue acompañado por el Frente Renovador, el GEN, el peronismo de Rodríguez Saa y el de Urtubey y Bossio. Y luego en el Senado tuvimos la oposición del Frente para la Victoria y eso impidió el tratamiento.

“Pero vamos a insistir con el proyecto que entre otras cosas cambia el instrumento de votación y propone la Boleta Única Electrónica, que es un sistema combinado. No es un voto electrónico sino que se elige en la máquina la opción que uno quiere votar, pero la máquina imprime una boleta de papel físico que es la que va a la urna. Ese papel tiene un dispositivo digital que permite la lectura del voto.

“Lo que ganamos es que hay un conteo digital y un conteo manual. Hay un chequeo por parte del ciudadano que lo que dice en el dispositivo digital de la boleta es coincidente con lo que está escrito en la boleta. Tiene muchas posibilidades de control y la ventaja de que garantiza la oferta electoral”

“Lo que ganamos es que hay un conteo digital y un conteo manual. Hay un chequeo por parte del ciudadano que lo que dice en el dispositivo digital de la boleta es coincidente con lo que está escrito en la boleta. Tiene muchas posibilidades de control y la ventaja no sólo de la agilidad, que es enorme que tiene que ver con tener los resultados muy rápido, sino que garantiza la oferta electoral. El ciudadano que quiere votar a una opción vota esa opción y no está la situación de hoy en que se roban las boletas y no siempre puede votar a quien se quiere.

“Y la ventaja de la exactitud, por eso yo defiendo al sistema que se usó en Chaco, Neuquén, Salta y la Ciudad de Buenos Aires. En todos lados, lo que dio el resultado del escrutinio provisoro a las dos de cerradas las mesas es exactamente lo que da luego el conteo manual voto a voto que hace el Poder Judicial.

“Más agilidad, más exactitud y garantía de la oferta electoral que termina con el robo de boletas es lo que nos lleva a seguir insistiendo con este tema que es ina parte importante de la reforma política. Este sistema garantiza el secreto del voto. Yo escucho mucho las críticas a esto. Es un sistema en el que las máquinas no están conectadas, no tienen conectividad, y por lo tanto funcionan como una máquina donde uno elige la opción e imprime la boleta.

“Hay una equiparación permanente con sistemas de registro directo o voto electrónico directo. Pero las máquinas d de la boleta única electrónica tiene diferencias importantes y por eso optamos por este camino, porque nos parece que es confiable y que ha funcionado muy bien”

“Hay una equiparación permanente con sistemas de registro directo o voto electrónico directo. Pero las máquinas d de la boleta única electrónica tiene diferencias importantes y por eso optamos por este camino, porque nos parece que es confiable y que ha funcionado muy bien. Estamos convencidos de que es un buen mecanismo. No es que estemos en contra de otras opciones como la boleta única de papel, simplemente que creemos que esta es mejor por estas ventajas y porque, además, la idea de obviar la tecnología no parece muy razonable. Cada vez incorporamos más a la tecnología en cada una de las acciones de nuestra vida ¿por qué no incorporarla en el sistema electoral para efectivamente darnos agilidad y transparencia?

“La idea de obviar la tecnología no parece muy razonable. Cada vez incorporamos más a la tecnología en cada una de las acciones de nuestra vida ¿por qué no incorporarla en el sistema electoral para efectivamente darnos agilidad y transparencia?”

“El sistema de votación actual no sólo es viejísimo sino que ya no hay países en América latina que lo sostengan. El único país que sostiene el sistema de boleta en papel partidaria es Uruguay que tiene dos o tres estructuras políticas afianzadas con capacidad de controlarse entre sí en todo el territorio. Eso no pasa en la Argentina, que tiene expresiones políticas nuevas y con dificultades para fiscalizar y repartir las boletas. Los grandes aparatos políticos quieren mantener las cosas como están pero lo que nosotros necesitamos es un sistema que no dependa de la capacidad de fiscalización de los partidos sino que le garantice al ciudadano que si quiere votar a un partido por más chico que sea, pueda hacerlo. Por eso muchos países abandonaron el sistema de boleta partidaria en papel.

“Además es arcaico todo el proceso posterior. Nosotros este año hicimos la elección más rápida que hemos tenido en la historia con el mayor nivel de mesas escrutadas pero no nos quedamos conformes porque seguimos trasladando los telegramas en un camioncito que van a un centro de transmisión donde se escanean… La verdad es que tenemos que entender que hay mecanismos que dan mucha más agilidad y confiabilidad al sistema.

“Además es arcaico todo el proceso posterior a la votación: seguimos trasladando los telegramas en un camioncito que van a un centro de transmisión, donde se escanean… La verdad es que tenemos que entender que hay mecanismos que dan mucha más agilidad y confiabilidad al sistema”

“Nosotros creemos que hay un valor en establecer el conteo digital que es el de la exactitud. Aún en los telegramas que tenemos hoy que son manuales y por eso vemos que siempre hay una variación entre el provisorio y el definitivo y eso que no se constata urna a urna sino sólo sobre las actas. Esa variación puede no ser tremenda cuando tenés una elección definida por cuatro o cinco puntos. Pero cuando tenés una elección pareja, como lo que pasó en Santa Fe que con otro sistema y conteo manual, que tuvieron problemas en la elección de gobernador porque hubo mucha paridad. Cuando tenés el conteo digital lo que tenés es exactitud. Obviamente le agregás el conteo manual, pero ya tenés uno digital que la demostración hasta ahora es que no falló nunca en la Argentina.

“Hoy ya hay fiscales informáticos para controlar y auditar el sistema. El sistema tiene que ser aprobado por la Justicia. Es importante que los partidos tengan fiscales informáticos, como los tienen hoy. En el mundo en general se incorpora tecnología y esto requiere por parte de las fuerzas políticas fiscales informáticos.

“Es correcto plantear que el sistema tiene que tener los máximos niveles de seguridad, ahora nosotros proponemos un sistema que tiene una auditoría previa, una auditoría en el momento y otra posterior. Después de la elección se hace un chequeo contra el conteo manual sobre el 5% de las urnas en forma aleatoria. Y ese chequeo es externo al gobierno porque lo hace la Justicia Electoral y las universidades. Hay mecanismos para auditar, para chequear. El sistema tiene mecanismos de resguardo y seguridad.

“Nosotros proponemos un sistema que tiene una auditoría previa, una auditoría en el momento y otra posterior. Después de la elección se hace un chequeo contra el conteo manual sobre el 5% de las urnas en forma aleatoria. Y ese chequeo es externo al gobierno porque lo hace la Justicia Electoral y las universidades”

“Hoy todo el escrutinio provisorio se hace en forma informática. Hay un telegrama manual pero luego la totalización del resultado que es lo que difundimos la hace una máquina. Obviamente se toman todos los resguardos para que esa máquina sea segura y no sea violada. Siempre los sistemas tienen algún riesgo pero lo cierto es que en el mundo todos los procesos de totalización está informatizado, y con esquemas de auditoría para tener los niveles de confianza que tienen que tener.

“Vamos a evaluar cuál es el mejor momento [para retomar el tema en el Congreso], ahora está pendiente en el Senado. Es una reforma que seguramente va a formar parte del paquete que está pensando el gobierno. Es una cuestión que nos merecemos, como la modificación de financiamiento, terminar con las colectoras y las candidaturas múltiples, pasar el provisorio a un órgano independiente como lo propone el proyecto. Todo esto va a ayudar a tener un sistema no sólo más moderno, sino también más confiable, más transparente y más seguro. No se si hay tiempo sobre este año o si será sobre el principio del próximo.”