Telecomunicaciones 30/12/2017

Roberto H. Iglesias: “Se habla mucho de la convergencia comunicacional pero aún no se la ha logrado plenamente”

En #TMTradio repasamos con el coordinador académico de ConverCom el panorama convergente en los principales mercados de América latina

Roberto H. Iglesias: “Se habla mucho de la convergencia comunicacional pero aún no se la ha logrado plenamente”
En el último #TMTradio de 2017 hablamos sobre el mercado convergente que se inaugura el 1° de enero con Roberto H. Iglesias, periodista y analista de la convergencia, coordinador académico del Centro de Estudios sobre la Convergencia de las Comunicaciones (ConverCom). A continuación, los párrafos más destacados de esa charla.

-¿Se habla en Argentina de un mercado convergente, pero cómo son esos mercados en otros países?

-Se habla mucho de la convergencia comunicacional pero realmente no se ha logrado la convergencia plena en muchos países todavía, es como una especie de meta a la que se tiende pero hay obstáculos de tipo político, regulatorio y económicos. Si consideramos los tres grandes mercados de América latina que son México, Brasil y Argentina quizá sólo en México existan las bases regulatorias para una convergencia plena. En teoría en México todos pueden dar todos los servicios pero tenemos el problema de que para que una empresa considerada dominante pueda ofrecer todos los servicios tiene que dejar esa condición, es decir, tener menos del 50% del share del mercado. Ese es el caso de Telmex-Caro, de Carlos Slim, que hasta que no baje de ese share en telefonía fija y móvil, no puede dar televisión. Telmex ha dado pasos para ir bajando esa participación, creció mucho el servicio telefónico fijo que dan las redes de cable, sobre todo de Televisa. Han crecido varias empresas de celulares, como AT&T, y cuando esa circunstancia se de, entonces el camino a la convergencia plena en México estaría allanado.

“En Estados Unidos la convergencia se logró en 1996 y ahí tenemos el caso de que todos están compitiendo con todos. Las telefónicas, que son generadoras importantes de contenidos, empresas de cable que, como Comcast, han comprado redes tradicionales de radiodifusión como NBC y esto ha beneficiado al consumidor, los precios tendieron a la baja y las opciones son grandes”

Distinto es el caso de Brasil, que en 2011 se aprobó una ley de cable -que en realidad es una ley de telecomunicaciones- donde se hizo una división tajante entre distribución y contenidos. Es así que el gigante por excelencia de la radiodifusión en Brasil que es Globo vendió sus redes de cable y DTH para enmarcarse en los términos de la ley, algo que se dio con bastante naturalidad a pesar de la enemistad que siembre hubo entre ese grupo y Lula da Silva. Eso ocurrió porque de alguna manera Globo quedó como generadora indiscutida de contenidos y esto le evitaba la competencia de los grandes actores de las telecomunicaciones, como las telefónicas.

Después tenemos el caso de Argentina donde existe la intención del gobierno de llegar a una convergencia plena con muchos obstáculos y tropiezos como decís vos en tus artículos. A los tumbos estamos llegando con enmiendas legales, DNU y resoluciones pero que de todas maneras es cierto que a partir del 1° de enero esa convergencia se va a dar en los principales mercados. Coincido con Enrique Carrier en que evidentemente no vamos a ver cambios desde el 2 de enero a partir de que las telefónicas puedan dar servicio en televisión y dar un cuádruple play.

-¿Cómo es el panorama en Estados Unidos?

-En Estados Unidos la convergencia se logró en 1996 y ahí tenemos el caso de que todos están compitiendo con todos. Las telefónicas, que son generadoras importantes de contenidos, empresas de cable que, como Comcast, han comprado redes tradicionales de radiodifusión como NBC y esto ha beneficiado al consumidor, los precios tendieron a la baja y las opciones son grandes. Existen algunos problemas sin embargo en áreas rurales que obligaron al gobierno a invertir unos 5000 millones de dólares desde 2011 en subsidios para que impulsar pequeñas empresas y cooperativas locales de telefonía que allá también existen. Pero la posibilidad de elección o tasa de penetración en algunas áreas no son acordes con lo que se podría esperar de la primera potencia del mundo y más en comunicaciones. El panorama regulatorio es bueno, claro que una vez que se logra la convergencia aparecen otras amenazas como la resolución de la FCC sobre la eliminación de la neutralidad de la red que puede tener consecuencias que va a favorecer a empresas grandes y perjudicar el acceso a las chicas si es que los ISP pueden empezar a cobrar precios diferenciados por determinados servicios que se ofrezcan a traves de Internet.

-Una breve referencia sobre Chile

-Chile en algunos aspectos ha estado a la vanguardia, incluso comparado con Estados Unidos. No nos olvidemos de que desde 1994 por ejemplo se podía elegir en cada llamada el prestador de larga distancia, cosa que en su momento fue una innovación mundial cuando en Estados Unidos no era así. Y vemos los resultados en el sentido de que allá tenemos cinco compañías de TV satelital por ejemplo, la oferta de telefonía celular es grande y los OMV están llegando al 7% del mercado, y el mercado de televisión es bastante diverso. No sólo los electrónicos tienen bajos precios allá sino también los propios servicios y si bien es cierto que en algunos servicios tenemos altos índices de concentración, como en la prensa gráfica El Mercurio o la radio con bloques de emisoras muy grandes- el panorama es diverso contrariamente a lo que se dice.