Telecomunicaciones 08/04/2018

Macri: “Telefónica tendrá claro con qué reglas de juego va a competir”

Por José Crettaz

En diálogo con el diario ABC (grupo Vocento), pocas horas antes de la llegada a Buenos Aires de Mariano Rajoy, el presidente de la Nación se refirió a la denominada “ley corta”

Macri: “Telefónica tendrá claro con qué reglas de juego va a competir”

A pocas horas del arribo al país del presidente del gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, el presidente Mauricio Macri concedió una entrevista al diario ABC en la que, entre muchos otros temas, se refirió a los cambios regulatorios en el mercado convergente argentino. El diálogo fue con el periodista Bleito Rubido -en un encuentro del que también participaron el embajador de Argentina en España, Ramón Puerta, la corresponsal de ABC en Buenos Aires, Carmen de Carlos, y el director de Relaciones Institucionales del grupo Vocento (dueño de ABC), Óscar Campillo.

Allí, Macri respondió explícitamente a una pregunta directa sobre la puja comercial entre el conglomerado global de origen español Telefónica y el grupo local Clarín, cuyos dueños son los nuevos accionistas controlantes de Telecom a través de Cablevisión Holding. Así transcurrió esa parte del diálogo:

-Le planteo ejemplo de proteccionismo más próximo: Telefónica siente que se favorece más a las empresas nacionales o grupos como Clarín…

-No es verdad. Trabajamos para que la cancha sea bien pareja entre los tres grupos que son los grandes operadores, más otros medianos y pequeños. La semana que viene se debatirá por primera vez en el Senado una ley que fija los elementos centrales que serán comunes a todos. Telefónica, como todos los demás, tendrá claro bajo qué reglas de juego va a competir. Si hay competencia, que es mi compromiso con las empresas, se logra el objetivo que yo quiero cumplir: que los argentinos tengamos acceso a mejores servicios de Internet, mejor precio, mayor velocidad y mejor cobertura de telefonía celular. Y esto solamente se dará si aquellos que hoy prestan servicios sienten que las normas son transparentes. Esto es lo que hemos negociado con Telefónica, Cablevisión, Telecom, Claro y el resto de los operadores intermedios. Espero que se consolide esa ley y que permita que haya un despliegue de inversión en Argentina. Teníamos la mejor accesibilidad a Internet y cobertura móvil en América latina, pero en quince años hemos perdido terreno a lo loco.

La ley a la que se refiere Macri ya fue enviada al Senado y comenzará su recorrido este martes en la comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado, a donde asistirá el ministro de Modernización Andrés Ibarra. Tal como contamos en #TMTnewsletter (sólo por suscripción paga), el proyecto -que originalmente había sido pensado para ser aprobado mediante decreto de necesidad y urgencia- no tiene sorpresas. El gobierno lo llama “ley corta” porque no es la ley de comunicaciones convergentes prometida en diciembre de 2015 y aún en proceso de redacción.

1) Obliga a los “prestadores de servicios” a la compartición de infraestructura pasiva (lo que en la práctica se traduce en facilidades para que las telefónicas que están desplegando fibra a toda velocidad puedan acelerar más esas obras al colgarse de postes y soportes de cableoperadores, cooperativas, distribuidoras de electricidad, etc.). Esa compartición tendrá que hacerse, además, en “condiciones transparentes, equitativas y no discriminatorias, sin exclusividad o preferencia alguna de hecho o de derecho” -hasta ahora hubo una gran litigiosidad en esta cuestión y desde 2009 hubo fuertes peleas entre cooperativas y cableoperadores-.

2) Permite al Estado disponer de las frecuencias que el kirchnerismo -las que había Arlink había ganado, no había pagado, tenía que devolver, mantuvo cautivas mediante amparos judiciales y finalmente restituyó al Estado mediante una cuerdo nunca del todo trasnparentado- había dejado aprisionadas en la ley de Soberanía Satelital 27.208. Se espera que Modernización subaste o asigne esas frecuencias (originalmente pensadas para un cuarto entrante en la oferta móvil -mucho antes de que el cuarto aspirante fuese Nextel-Cablevisión, algo también ya superado-).

3) Habilita a las telefónicas a dar TV satelital (y cita un interesante antecedente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que considera a la TV por vínculo físico y por vínculo satelital como un mismo mercado, algo que en la ley de medios de 2009 no ocurría- (Dictamen CNDC N° 291, 14/12/2017).

4) Faculta al Poder Ejecutivo para establecer salvaguardas para localidades de menos de 80.000 habitantes donde el servicio sea operado “exclusivamente” por pymes o cooperativas (o sea que si hay localidades de esas características donde no haya pymes o cooperativas, entonces la cosa es distinta). En esas localidades, las telefónicas deberán presentar una oferta mayorista de su servicio de radiodifusión por suscripción (una novedad en el mercado),  asegurar oferta de interconexión y acceso a su red, garantizando la interoperabilidad, y de acceso a red para operadores móviles virtuales. En otras palabras, permitir la oferta de productos convergentes por parte de pymes y cooperativas del mismo tipo y calidad que los que se ofrezcan en los grandes centros urbanos (veremos hasta dónde se logra eso).

5) Prohíbe a los titulares de señales o programas audiovisuales o dueños de derechos derechos de transmisión, acordar exclusividad o preferencia alguna de hecho o de derecho para con un operador TIC (léase aquí, el fútbol y los contenidos premium como otros eventos deportivos o ficciones de alta calidad, del tipo de las producidas por HBO, por ejemplo).