Telecomunicaciones 27/09/2019

#Jornadas2019: cumbre cable-satélite con los CEO de Telecom y DirecTV (parecidos y diferencias)

Por Roberto H. Iglesias

Manuel Abelleyra, el CEO de DirecTV, y Carlos Moltini, CEO de Telecom Argentina, compartieron el panel de directivos máximos en las jornadas de este año, confirmando la inexorable tendencia convergente de la industria audiovisual con la de telecomunicaciones

#Jornadas2019: cumbre cable-satélite con los CEO de Telecom y DirecTV (parecidos y diferencias)

Un panel sobre desafíos digitales moderado por la periodista económica Silvia Naishtat colocó en el mismo escenario de las Jornadas Internacionales a dos competidores de peso de la TV paga. Uno nacional, con redes terrestres y nacido de los contenidos (Grupo Clarín, por intermedio de Telecom Argentina que también es la operadora de Cablevisión). El otro, de origen estadounidense, con redes satelitales y nacido a partir de las telecomunicaciones (DirecTV, a cargo de la telefónica AT&T).

Manuel Abelleyra, el CEO de DirecTV, dijo que para la empresa el tema económico “no es nuevo” y que son conscientes que se trata de un tema siempre complicado en América Latina, aunque “no tanto como los de acá en Argentina”.

Pese a todo, reconoció, la propiedad de DirecTV por parte de la que por más de un siglo fue la compañía telefónica más grande del mundo, AT&T, “nos brinda un gran flujo de caja que nos deja muy tranquilos”. Aun cuando la devaluación deprecia sus ingresos argentinos traducidos a dólares, tiene un aspecto positivo ya que “el call center local pasa a ser competitivo”, debido a que se genera una reducción de sus costos.

Carlos Moltini, el CEO de Telecom-Cablevisión, en cambio, se refirió a los aspectos no competitivos que afronta una compañía argentina en el propio país. Subrayó que la “parte impositiva” representa una carga “muy alta”, a la vez que destacó que tenían “buena relación con el sindicato”.

“Siendo una empresa nacional tenemos problemas muy diferentes a AT&T”, acotó. “Cada vez que importamos equipos o contenidos [de los Estados Unidos] pagamos aranceles aduaneros, mientras que DirecTV no paga aduanas para sus propios servicios en los mismos Estados Unidos”, añadió Moltini.

Informó que en la actualidad Telecom-Cablevisión abona 10 mil millones de pesos (unos 160 millones de dólares) en tasas e impuestos al fisco. También dijo que en los Estados Unidos se paga un 5-7% de sales tax, según los estados, mientras que en Argentina se abona el 21% de su equivalente, el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

No dejó de mencionar el tema de las “asimetrías” con los OTT (“como Netflix”, pero también “me refiero a Facebook o a Uber”), los cuales utilizan un creciente ancho de banda para realizar su negocio sin que aporten nada a cambio a los titulares de la red por las que conducen sus datos.

Moltini señaló que Telecom-Cablevisión elaboró un plan de inversiones de tres años que se inició en 2018, antes de que comenzaran a evidenciarse los problemas significativos en la economía con la secuela de devaluaciones y aceleración  de la inflación, características de la segunda mitad del gobierno macrista.

El plan contemplaba originalmente la inversión de 5000 millones de dólares, dijo el ejecutivo. Pero de los 1500 millones de dólares previstos para 2018 se invirtieron 1350 millones, una disparidad que no fue mayor porque “por suerte” muchas compras se hicieron durante  los primeros meses de ese año, cuando la situación no era tan grave.

En 2019, de los 1700 millones de inversión prevista se efectivizará algo más de la mitad, 960 millones, debido a los problemas macroeconómicos ampliamente conocidos. Y para 2020, en lugar de los 1800 millones de dólares contemplados, la cifra “será inferior” en razón de esas mismas dificultades, según reveló Moltini.

Se lamentó también de que quizás no podrían mantener el nivel de inversión necesario para crecer sostenidamente el ancho de banda, que se incrementó en promedio en un 40-60% en cada uno de los últimos años.

Moltini dio a conocer una estadística significativa. Dijo que en 2005 un hogar de los Estados Unidos miraba 226 minutos diarios de TV (abierta o cable, lineal) y en 2018 observa 216 minutos. “No es una baja importante”, dijo.

En cambio, “si analizamos la telefonía móvil en 2006, se usaban los servicios de voz por 20 minutos por día”. Para 2018, prosiguió el ejecutivo del Grupo Clarín, ha subido a una cifra muy impresionante: 260 minutos diarios, “más que la TV”.

Abelleyra dijo por su parte que la adopción del servicio prepago de TV satelital, dirigido a los sectores socioeconómicos menos pudientes, fue una buena decisión, en especial a la luz de la “crisis argentina”. DirecTV “es muy vulnerable” a esas crisis y no deja de ser “volátil”, en especial porque ingresa a zonas donde ningún otro proveedor de TV paga llega, pero tales lugares son a veces áreas pobres, postergadas o marginadas.

También señaló que las generaciones más jóvenes “casi no ven televisión lineal”, sino que se vuelcan por el streaming y otras formas de acceder al video. Sin embargo, considera Abelleyra que los deportes son un nicho muy importante porque es TV que transcurre en vivo y puede también acercar a los jóvenes.

El ejecutivo de DirecTV dijo que la empresa está también preocupada por la piratería, entre otras razones porque —contrariamente a lo que a veces se cree—tiene un número importante de empleados que trabajan en América Latina: 4000 en Argentina o 8000 en Brasil. “La piratería nos perjudica económicamente y destruye trabajos”, indicó Abelleyra.