Telecomunicaciones 07/11/2017

Jerónimo Serafini: “Tiene que haber portabilidad total y hay que eliminar la larga distancia nacional”

Por José Crettaz

La agenda de la regulación pendiente, el papel de las pymes de telecomunicaciones y los problemas de competitividad de la Argentina

Jerónimo Serafini era un empleado con mucha proyección en una empresa tecnológica. Un accidente en el que casi pierde la vida aceleró su motivación para emprender y hace 12 años, con colegas de su último trabajo, creó Anura, una empresa de telefonía en la Nube que se posicionó en el segmento pyme, innova en la integración de servicios, y copó el nicho de los locutorios. Desde esa posición pyme y desde su militancia en la Cámara Argentina de Telefonía IP (Catip) viene planteando la agenda dormida de la regulación del servicio telefónico: reglas claras y un único punto de interconexión, portabilidad numérica fija, móvil y cruzada, y eliminación de la larga distancia nacional.
Sin pelos en la lengua, en #TMTconversaciones disparó contra el ente regulador y el duopolio telefónico, y planteó sus temores respecto de la concentración económica en el sector.

-¿Qué son las telecomunicaciones en la nube?
-Es brindar servicios de telefonía por Internet. Cuando hablamos de la nube, hablamos de Internet. Lo que tiene de bueno la telefonía combinada con Internet es que Internet puede usarse como medio para hacer las comunicaciones. En nuestro caso, apuntamos al nicho de empresas, damos servicios de valor agregado de telefonía sobre la nube. Hoy una empresa necesita un proveedor de telefonía y una central telefónica que puede ser chica o grande según sea una pyme o una empresa más grande. Nosotros combinamos las dos cosas, que llamamos central telefónica en la nube. Lo novedoso es que no tiene inversión del cliente porque está en la nube, sólo necesita tener Internet. El único hardware que necesita el cliente es un teléfono IP que se conecta a Internet, pero lo que hicimos para ganar mercado y ser más agresivos es bonificarlo. Culturalmente las empresas no saben de qué se trata por eso nosotros ofrecemos todo en comodato. Cero inversión: damos servicio de telefonía, más la central telefónica con servicios sofisticados que no da cualquier central, y además incluimos los teléfonos IP en comodato y sin tiempo de permanencia. En Argentina estamos acostumbrados a tener pocas opciones y que nos digan que viene con un contrato por un año. Si a los 15 días no te gusta el servicio, no hay problema, lo único es que firmamos el contrato para poder recuperar los equipos. Con eso generamos mucha confianza en los clientes porque si el servicio no funciona bien los que más arriesgamos somos nosotros. Imaginate una empresa con 200 o 300 internos, vamos y le instalamos todos esos teléfonos. Quizá lo novedoso o lo que nos diferencia es que nosotros desarrollamos los servicios que damos, es un modelo de negocios SaaS, software as a service. Un modelo SaaS conocido es el de Netflix, por ejemplo. No tiene ningún hardware simplemente con tener Internet ya te da su servicio.

-¿Esto significa que ustedes son desarrolladores de su propio software?
-Nosotros somos desarrolladores de nuestro propio software, pero además tenemos licencia de telecomunicaciones, por eso damos todo junto, todo integrado. Una empresa si quiere hoy tener servicio telefónico tiene que comprar la central telefónica, contratar las líneas telefónicas -que hoy tardan 30 días- y contratar mantenimiento y configuración. Nosotros hacemos todo y todo a través de la Nube.

-¿Cómo nació Anura?
-Yo trabajé en Lucent, que en su momento se desprendió de AT&T. Estuve en la parte de ventas…

-Pero sos ingeniero de formación
-Ingeniero electrónico egresado del ITBA. En Lucent había muchos ingenieros del ITBA. En un momento tuve un accidente en el que casi me mato, todavía tengo las cicatrices. Y eso fue como un disparador de pensar de qué quería hacer. Se me dio por emprender, cosa que me aceleró el accidente. La relación de dependencia había sido un ciclo, al que estaba muy agradecido porque Lucent fue una excelente escuela y decidí hacer mi propio negocio. Me asocié con compañeros que también eran de Lucent, mi perfil es más comercial y gestión y mis compañeros son más de la parte técnica. Logramos entender la necesidad del cliente y a través del desarrollo vamos aprendiendo a través de esas necesidades. Hace 12 años se formó Anura, en un entorno desafiante. No sé qué hubiera pasado con nuestra empresa si hubiera nacido en Silicon Valley…
Apenas constituyo Anura me llega una carta documento de Foetra, el sindicato de los telefónicos. En esa época era yo solo, no tenía movimientos. Voy al sindicato, me junto y del otro lado un señor me dice que como tenía licencia de telecomunicaciones me tenía que adherir. Le respondí que yo todavía no tenía empleados y me respondió: ‘Negrito, te tenés que adherir porque así son las reglas de juego. Yo por ejemplo tenía un quiosco y me fundí y por eso estoy acá’. Era una situación muy bizarra. Ves un montón de corporaciones que en lugar de aportar valor, restan valor. Ni hablar del esquema impositivo.
Ahora se les está dando importancia a los emprendedores, las pymes y el crecimiento que le puede dar al país.

-Anura tuvo un nicho en los locutorios, ¿No?
-Nosotros empezamos en la telefonía fija, que siempre había sido de las dos grandes, del duopolio telefónico. Nosotros vimos que había una oportunidad porque había un público muy insatisfecho. El locutorista tenía un tarifador -que permitía a la gente ver lo que gastaba- y tenía que contratarle las líneas a las empresas telefónicas, y nada más. En cambio, nosotros hicimos una página web en la que podía ver el consumo en tiempo real tanto el locutorista como la gente. Nosotros hoy somos los más importantes en este segmento, lo que es interesante porque te dicen que no podés competir contra la grande. Y nosotros en este nicho, que puede no ser muy atractivo, hoy somos los que más participación tenemos en todo lo que es Capital y Gran Buenos Aires. Ahora surgen modelos más disruptivos: la telefonía en la nube es disruptivo para la telco tradicional, a la que llamamos legacy.

“En 2014, la Corte Suprema ordenó que se dicte la portabilidad numérica para fija por un reclamo que tiene un montón de año. No se entiende que nuestros clientes tengan que cambiar de número o bien poner un equipo especial para poder conservarlos”

-Que va encontrando nichos
-Es como un láser. Vos encontrás un nicho y tenés que ser el mejor en ese nicho. Y eso es lo que pretendemos. Nosotros ponemos foco en el valor agregado, como por ejemplo estadísticas: información de cuánto están consumiendo los agentes, qué calidad de recepción, qué calidad de atención, agregar en la página web un botón de clic to call… Son todas funciones que una central telefónica tradicional no da.

-Que se cruza con la gestión del negocio
-Claro, CRM. Algo que estamos haciendo ahora está relacionado con Google Analytics, cuando hace una campaña de marketing digital. ¿Cómo sabemos cuántos llamados telefónicos que recibí tienen relación con la campaña? No había forma de verlo. Ahora, nosotros integramos la información para saber cuántos llamados llegaron por una determinada campaña.

-¿Cómo es el mercado pyme?
-En Argentina, según el estudio que tenemos, hay unas 170.000 pymes. Nosotros también estamos en Perú, que tiene sólo 20.000. Y en México es más o menos la misma cantidad de pymes que en la Argentina. Chile sí tiene mucho y Brasil es muy grande, tiene unas 500.000. En Argentina hay mucha pyme y el emprendedor o dueño es muy innovador. Y toman la decisión rápido.

-Venís planteando desde Anura y Catip una agenda propia: reclamos por la interconexión, la larga distancia nacional, la manera que se cobran las llamadas a dispositivos móviles…
-Sí, en primer lugar, la portabilidad numérica. Acá solo existe para números móviles, pero en el resto de la región hay para móviles y fijos, incluso en Chile hay portabilidad cruzada, de fijo a móvil. En 2014, la Corte Suprema ordenó que se dicte la portabilidad numérica para fija por un reclamo que tiene un montón de año. No se entiende que nuestros clientes tengan que cambiar de número o bien poner un equipo especial para poder conservarlos.

“En Chile no hay larga distancia y en Perú es despreciable. En Argentina, nuestro costo como operador telefónico es más caro el llamado a Ushuaia que llamar a China porque tenemos que ir a través del operador que tiene presencia ahí”

-¿Cuál es el argumento para no avanzar?
-Para mi es una dejadez del ente regulador. No hay excusa si ya se hizo en América latina. No se cuál es el motivo de que no exista. Otro tema que se dio hace poco tiene que ver con interconexión. Las empresas celulares aumentan unilateralmente de 33 centavos más IVA a 90 centavos más IVA cuando se llama de fijo a móvil. Esto lo hacen a pesar de la reglamentación que lo impide. Lo hicieron contrario a derecho, y la misma Enacom lo advierte pero no sanciona.

-Pero hay una cosa anterior ¿Por qué de fijo a móvil es más caro?
-Bueno, no hay reglas claras de interconexión. Esta es una deuda de más de 10 años.

-¿Qué es interconexión?
-Yo tengo licencia, si yo me interconecto con otro operador, ese operador con licencia está obligado de mandarme sus llamados y yo enviarle los míos. Es importante en esto que las reglas sean claras. Porque si la interconexión está bien hecha lo que fomenta es la competencia efectiva y protege al usuario. En este caso, este aumento que hicieron es porque no hay acuerdos de interconexión entre las empresas que dan telefonía fija y las que dan móviles. Nosotros pedimos hace tres años la intervención del Enacom para negociar con las operadoras. Como no nos citaron, presentamos un amparo ante la Justicia que fue apelado por el Enacom que no quiere resolverlo.

-Más allá de las empresas está el usuario, que muchas veces no sabe qué está pagando.
-Lo que termina pasando es que el usuario termina pagando más caro. Pero se da otra cosa, si ve que es más caro de fijo a móvil llama de móvil a móvil y congestiona más las redes móviles y agrava los problemas de calidad. En nuestro reclamo al Enacom frente a este aumento plantea que, además de ser contrario a derecho, afecta la calidad del servicio. Y no fomenta la competencia efectiva.

-¿Qué es esto de que la larga distancia no debería existir más?
-En Chile no hay larga distancia y en Perú es despreciable. En Argentina, nuestro costo como operador telefónico es más caro el llamado a Ushuaia que llamar a China porque tenemos que ir a través del operador que tiene presencia ahí. La ley Argentina Digital planteaba una única área de explotación que nunca se reglamentó. Nosotros somos competitivos en Capital, Gran Buenos Aires, Córdoba y Rosario, pero si quisiéramos dar servicio en Salta tendríamos que ir e instalar equipamiento allí para tener costo local.

-¿Arsat no juega ningún papel?
-No, si bien es más bajo el costo de Internet y mejor la calidad. El tema es que para telefonía nosotros tenemos que interconectarnos con los otros operadores y Arsat no nos da esa posibilidad. Hoy lo que se estila en todo el mundo es, además de la desaparición de larga distancia nacional, es un único punto de interconexión. Eso fomenta la competencia y permite a los usuarios de cualquier provincia tener más de una opción.

-¿Las pymes qué rol pueden jugar en la convergencia?
-Acá mezclamos convergencia con la competencia efectiva. Convergencia tiene más que ver con el cuádruple play. Está muy bien y creo que permite desarrollar mucho el sector, pero también tiene que haber competencia efectiva con muchos oferentes de los cuatro servicios. No estoy de acuerdo con el proceso de fusión entre Cablevisión y Telecom porque quedarán dos grandes proveedores, y no tres como hasta ahora. Hubiese sido bueno que Telecom hubiese desarrollado sus redes para dar mejor calidad, lo mismo Speedy y Fibertel.

“Nuestros servicios evolucionan hacia la integración con CRM, con mucha estadísticas y vinculación con los contact center, y posiblmente la incorporación de videollamadas”

-¿Pero eso no debería haber ocurrido hace diez años, por lo menos?
-Por supuesto. Como no hay reglas claras es muy difícil para una empresa invertir y prever cómo le va a ir porque la regulación está hecha a la medida de los grandes. Por un lado está muy bien el cuádruple play y creo que habrá nuevos modelos de negocios y nuevas empresas, que incluso habrá empresas que ofrezcan valor agregado como nosotros o que se dedican a desplegar redes. No hay que confundir cuádruple play con la concentración, que es lo que se está dando Argentina.

-Hacia dónde va Anura ¿Qué otros problemas están viendo para resolver?
-Hoy el mayor problema que tenemos es regulatorio. Vamos a seguir creciendo en Argentina pero la idea es replicar nuestro modelo en América latina y en España. Nos estamos preparando para esa etapa. En Argentina tenemos buenos desarrolladores y también nos destacamos desde el punto de vista gerencial, y se está dando un ecosistema muy positivo como dice el secretario de Emprendedores, Mariano Mayer. Nosotros queremos ser competitivos no sólo en Argentina, en otros países.

-Audiovisual, no
-No, servicios directos a empresas, integración con CRM, con estadísticas y contact center, sí con las videollamadas.