Telecomunicaciones 06/07/2019

Héctor Huici: “La elección de octubre definirá si tendremos nueva ley de comunicaciones convergentes en 2020 o si quedará para más adelante”

Por Ornella Bazzano

El secretario de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones se refirió al despliegue de infraestructura, el papel de los municipios, la inversión del sector privado y la posibilidad de una nueva ley de comunicaciones convergentes

Héctor Huici: “La elección de octubre definirá si tendremos nueva ley de comunicaciones convergentes en 2020 o si quedará para más adelante”

CÓRDOBA (enviada especial).- Héctor Huici es abogado y magíster en Derecho Administrativo. Se dedicó a la práctica privada del derecho con especial atención en la industria regulada, sobre todo en los sectores de energía y de telecomunicaciones. Fue socio del estudio de abogados M&M Bomchil entre 2005 y 2013. Trabajó en la ex Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) y en la Secretaría de Energía; y fue legislador de la ciudad de Buenos Aires por el PRO (2013-2016). Enseña en universidades públicas y privadas, tanto carreras de grado como de posgrado. Actualmente, es secretario de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Secretaría de Gobierno de Modernización, que lidera el vicejefe de gabiente Andrés Ibarra.

Huici brindó su perspectiva en el contexto del 7mo Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones, realizado en Córdoba del 1 al 5 de julio, respecto de las medidas que se están llevando a cabo para la instalación de antenas 4G, las inversiones para satisfacer la demanda del servicio, el despliegue del 5G en Argentina y la posibilidad de contar con una nueva ley de comunicaciones convergentes.

-¿Qué se está haciendo para facilitar la instalación de antenas 4G en donde los municipios o intendentes se oponen?

-Lo más importante acá es el fallo de la Corte en el caso de Movistar contra el municipio de General Güemes, en Salta, donde los jueces fijaron claramente la competencia federal en todo lo que son los servicios de telecomunicaciones y donde dispone también, con toda claridad, que las competencias municipales deben ser ejercidas de modo tal que no impidan el despliegue de estos servicios. Eso es una buena noticia porque en definitiva fija una pauta, del más alto tribunal de Argentina, que todos van a tener que respetar.

“Una antena de telefonía móvil puede irradiar menos que un microondas si  opera dentro de los parámetros autorizados. Si nos encargamos de verificar que así sea, no hay absolutamente ningún riesgo para la salud humana”

Desde el gobierno lo que hemos venido haciendo es el dictado de una serie de normas, dentro de lo que obviamente un estado federal puede hacer porque hay competencias que son si o si municipales, para tratar de facilitar ese despliegue. Además hay una tarea de concientización, de trabajo con los municipios y  de aclaraciones en materia de lo que son las radiaciones que preocupan a los vecinos. Es para generar también tranquilidad en los habitantes de los municipios, respecto de las condiciones de emisión de estas radiaciones y su no afectación de la salud.

Lo cierto es que una antena de telefonía móvil a veces irradia menos que un microondas, si los sistemas operan dentro de los parámetros que están autorizados. Si nos encargamos de verificar que así sea, no hay absolutamente ningún riesgo para la salud humana. Hace más de 30 años que tenemos sistemas funcionando y no hay una alteración en los patrones de enfermedad.

-¿Es suficiente la inversión que están haciendo los privados para satisfacer la demanda de telecomunicaciones?

 -La Argentina necesita más inversión para ponerse a la altura del promedio de los países de la OCDE, pero me parece que es muy importante lo que hemos avanzado cualitativamente en estos últimos años. Las estadísticas reflejan que ha habido una inversión que ha ayudado mucho a recuperar ese terreno. Pensemos que teníamos un 14% de cobertura geográfica del 4G, hoy estamos en el 92%. Teníamos un 0,5 de conexiones de fibra óptica, hoy tenemos alrededor del 8% de conexiones con un 30% de hogares pasados. Pasamos 4,5 megas, en menos de 4 años, a 16/17 que estamos ahora. Eso se explica porque ha habido inversión.

Necesitamos potenciar esa inversión y creo que hay posibilidades. Hay que decir también que la macroeconomía, con los problemas que hemos tenido, sobre todo con la devaluación, complica esta cuestión pero las compañías han ratificado sus compromisos de inversión.

“Pasamos de 14% de cobertura geográfica de 4G al 92%. Teníamos un 0,5 de conexiones de fibra óptica, hoy tenemos alrededor del 8% de conexiones con un 30% de hogares pasados. Pasamos 4,5 megas, en menos de 4 años, a 16/17 que estamos ahora”

Confiamos en que despejadas las incertidumbres de un año político y encaminada la macro, este sector está en condiciones de multiplicar la inversión. El sector privado es el responsable del 95% de la inversión en la industria TIC, es muy importante lo que del gobierno hagamos como política pública para incrementar esa inversión y sacarle la mayor rentabilidad social posible.

-Respecto de los precios ¿Cuáles son las posibilidades de que bajen para que más gente esté conectada?

-Ahí hay un fenómeno interesante que es la convergencia. Ha hecho que las compañías empiecen a ofrecer paquetes en los que, cuando mirás la cantidad de servicios que te venden y los descuentos que hacen por ese combo de servicios, hay una mejora en la reducción de precios aparte de haber una mejora en la calidad del producto que te ofrecen.

Geográficamente está, por ahora, limitada pero nosotros confiamos que paulatinamente se va a extender. Cuando una compañía llega a un nuevo territorio y hace un despliegue de red, trata de ofrecer un combo muy competitivo de precios y eso beneficia al consumidor. 

-¿Se estipula alguna fecha en la cual estará en funcionamiento el 5G en Argentina?

-No, no tenemos una fecha. Estamos trabajando en una consulta para empezar a recabar información del mercado respecto de su visiones sobre 5G, plazos, frecuencias, canalización de las frecuencias, mecanismos de adjudicación, regionalización y precio. Yo creo que vamos a empezar a trabajar con un objetivo más preciso, en términos de calendario, a partir del año que viene.

“Creo que América Latina va a empezar a adjudicar frecuencias a lo largo del año que viene y  empezaremos a ver un despliegue del servicio entre 2021 y 2022, en forma incipiente, y más aceleradamente en los siguientes años”

También hay que tener en cuenta las capacidades financieras de las compañías potencialmente candidatas para brindar estos servicios. Creo que América Latina va a empezar a adjudicar frecuencias a lo largo del año que viene y  empezaremos a ver un despliegue del servicio entre 2021 y 2022, en forma incipiente, y más aceleradamente en los siguientes años. Tengamos en cuenta que recién para el 2025 se espera que solamente un 15% sean conexiones de 5G y el 25% en los países más avanzados, así que va a ser un proceso quizás más gradual que el que hemos visto con otras tecnologías.

-¿Cuándo tendremos una nueva ley de comunicaciones convergentes en Argentina?

-Es un tema que quedó pendiente. No depende sólo del Poder Ejecutivo, depende primordialmente del Congreso. A nadie le escapa que la composición política de cada cámara está atomizada, y va a seguir estando, en el sentido de que no hay un partido único o una coalición única que tenga una mayoría.

Dependiendo del resultado electoral en las elecciones de octubre, que es el que determina la composición de las cámaras y de las coaliciones de gobierno que se formen, será posible pensar en una perspectiva más cierta de si puede haber una ley el año que viene o para más adelante.

“La nueva ley de comunicaciones convergentes dependerá del resultado electoral de octubre, que es lo que determinará la composición de las cámaras y la coalición de gobierno. Recién ahí podremos tener una perspectiva clara de si habrá ley en 2020 o más adelante”