Telecomunicaciones 02/07/2019

CLT 2019: el gobierno quiere licitar espectro antes de las elecciones y recaudar hasta US$ 500 millones

Por Ornella Bazzano

Así lo confirmó el vicejefe de gabinete, Andrés Ibarra, en el 7mo Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones, que se realiza en Córdoba; el 5G, la regulación y las brechas digital y de género

CLT 2019: el gobierno quiere licitar espectro antes de las elecciones y recaudar hasta US$ 500 millones

CÓRDOBA (enviada especial).- Tal como se esperaba, en la apertura oficial del 7° Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones CLT, el vicejefe de gabinete y secretario de Gobierno de Modernización, Andrés Ibarra, hizo un balance de la administración Macri en materia de comunicaciones y prometió que en los próximos 60 días se harán dos licitaciones de espectro para 3G y 4G, una de alcance nacional y otra regional (para la cual el país se dividirá en cinco áreas).

Además, el gobierno dejó trascender en este encuentro que espera recaudar entre 300 millones y 500 millones de dólares en esas licitaciones. Esa aspiración recaudatoria será cuestionada por los operadores y las entidades que los representan, que suelen poner de relieve el impacto que tiene la asignación de espectro en materia de inversiones para el desarrollo de infraestructura y su correlato en generación de empleo y actividad en los sectores proveedores.

Las frecuencias que se licitarán son las que habilitó el DNU 58/2019 (que reformó la ley de soberanía satelital del kirchnerismo): las bandas de 700 mhz y de 1700 y 2100 mhz para asignación nacional, y de 1800 y 1900 mhz para asignación regional. Esas frecuencias habían sido otorgadas a la empresa estatal Arsat. También podrían salir a licitación los 80 mhz que Telecom Argentina debe devolverle al Estado tras la aprobación de su absorción de Cablevisión-Nextel.

El vicejefe de gabinete (una suerte de director de recursos humanos y de innovación del Estado nacional) también subrayó la instalación de 500 puntos de wifi en las rutas y el proceso de licitación en marcha de la banda de 450 mhz para Internet rural (cuya prórroga generó algún revuelo entre algunos participantes del proceso).

Ibarra fue uno de los protagonistas este martes 2 de junio de la segunda jornada del CLT 2019, un foro anual para la discusión de políticas públicas asociadas a tecnologías de la información y las comunicaciones en América Latina que se realiza hasta el viernes en el Centro de Convenciones Brigadier General Juan Bautista Bustos de la ciudad de Córdoba. Los principales funcionarios del gobierno en la materia están estos días en la capital mediterránea.

De hecho, compartieron escenario la presidenta del Enacom, Silvana Giudici, y el secretario de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Héctor Huici, que tienen visiones distintas sobre la regulación convergente. Del mismo panel participó María Inés Baqué, secretaria de Gobierno Digital e Innovación Tecnológica, que enumeró los objetivos de la agenda digital 2019: proyectar una visión apalancada de la tecnología; ordenar prioridades y generar una hoja de ruta; acelerar la transformación y reducir la brecha digital.

Giudici expuso el plan de telecomunicaciones y conectividad de la agenda digital 2020: alcanzar los 10 millones de accesos a Internet; conectar 3600 escuelas rurales y 1300 localidades a través del Plan Federal de Internet: superar a 20 Mbps de velocidad de acceso de internet fijo; alcanzar el 90% de cobertura 4G en todas las localidades y rutas nacionales; y lograr la inclusión digital de los argentinos.

Huici repasó la normativa dictada estos años y destacó los avances en el despliegue de fibra óptica: entre 8 y 10% de los hogares con servicio activo y 30% de los hogares pasados con esas redes.

Esta primera jornada del encuentro se enfocó en el impacto de la llegada del 5G a la región, las políticas de asignación de espectro y la brecha digital (y su impacto en la desigualdad de género).

Durante la sesión plenaria Javier Piñeiro, flamante director regional de GSMA Association para América Latina (reemplazó en ese cargo a Sebastián Cabello, que también participa del congreso), expresó: “Para conectar a todos, el desarrollo digital debe estar en el centro de agendas de políticas públicas que se adapten a la era de la convergencia para garantizar el futuro de América Latina”.

Respecto de la brecha digital María Elena Estavillo, especialista en género y conectividad de la ONG mexicana Mujeres Conectadas, destacó: “Cerrar la brecha digital representa la posibilidad de abatir las brechas económicas y sociales”.

Juan Jung, director de Políticas Públicas de la Asociación Latinoamericana de Telecomunicaciones (Asiet), que coorganiza el encuentro, sostuvo: “La regulación no está dando respuesta a este nuevo cambio del paradigma de convergencia”. Jung, además, agregó: “Para incrementar las inversiones es fundamental un entorno regulatorio e institucional que favorezca la confianza de los inversionistas”.

Durante el evento además se abordó la agenda pro-inversión para la infraestructura digital. Cabello, director asociado de Policy Impact Partners para la región, explicó: “El sistema político está dispuesto institucionalmente de una manera en la cual no habilita a grandes transformaciones sino que favorece el status quo. Para poder hacer una transformación significativa tiene que haber un empoderamiento del más alto poder político y tiene que ser central en la agenda de los presidentes”.

Finalmente, Facundo Fernández Begni, director de Asuntos Gubernamentales para América Latina Sur de Ericsson, concluyó: “Entendemos que 5G va a ser el impulso de las inversiones de las próximas décadas. El 5G no es una nueva generación de tecnología móvil, sino que estamos hablando de un verdadero agente de cambio”.

EL CLT19, al que asisten unos 500 participantes, es organizado por la UIT, CAF –banco de desarrollo de América Latina-, la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) y la GSMA, con la Secretaría de Gobierno de Modernización de la Argentina como anfitrión. Cuenta con el apoyo del Gobierno de Córdoba y ENACOM, junto a organizaciones como COMTELCA, Regulatel, CEPAL-eLAC, ICANN,Internet Society y LACNIC.