Tecnología 04/10/2018

Sean Summers: “El desembarco de Amazon en América Latina nos motiva y entusiasma”

Por José Crettaz

El vicepresidente de Marketplace de Mercado Libre se refiere a la competencia, los motores del crecimiento, la apuesta al crédito y el vínculo de la empresa con el presidente Macri

Sean Summers es vicepresidente de Marketplace de MercadoLibre. Su actividad profesional transcurre entre Brasil, Uruguay y la Argentina, y por eso no tiene oficina fija en los múltiples y crecientes espacios corporativos de la empresa más valorizada de la Argentina. Hace algunos meses pasó por #TMTconversaciones y esta fue la conversación que mantuvimos.

-Summers, un apellido típicamente tucumano…

-Una mezcla. Por un lado nieto de ingleses e irlandeses por parte de mi padre. Y nieto de tucumanos por parte de mi madre.

-¿Cómo es eso de que ya no tenés oficina en Mercado Libre?

-Primero, viajo mucho por la región. Segundo, a medida que vamos creciendo el espacio físico nos va quedando chico (estamos contratando mucha gente) y llega un punto en el que es difícil planificar esa tasa de crecimiento y cuando analicé mi día a día vi que no pasaba mucho tiempo sentado en un escritorio. Entonces Marcos [Galperín] y yo nos vamos moviendo por espacios comunes. Esto es mucho más eficiente respecto del uso del espacio físico y además fomenta mucho las interacciones informales entre las personas de la empresa. Por lo cual está muy bueno como dinámica. Hay que acostumbrarse, pero está bueno.

“A nosotros no ha ido muy bien compitiendo porque Mercado Libre es el producto de una libre competencia. Para nosotros es como ser futbolistas y salir a competir con los mejores del mundo. ¡Cómo no nos va a entusiasmar!”

-¿El aterrizaje de Amazon a la región los pone nerviosos?

-Creo que nos motiva. Estamos desde hace 18 años y hemos tenido competencia desde el día uno. Al principio, con un grupo grande de emprendedores (llegó a haber más de 50 compañías tratando de hacer lo que nosotros en la región). Así que primero tuvimos competidores locales, luego regionales y ahora que América Latina es un mercado súper interesante, llama la atención de los competidores globales. A nosotros no ha ido muy bien compitiendo porque Mercado Libre es el producto de una libre competencia. Para nosotros es como ser futbolistas y salir a competir con los mejores del mundo. ¡Cómo no nos va a entusiasmar!

-Los mejores del mundo llegan a la región. ¿Mercado Libre podría salir de la región?

-Yo creo que tenemos tanto por crecer. El comercio electrónico y el desarrollo de los pagos digitales están todavía en una etapa muy preliminar que no tendría sentido salir al mundo cuando todavía tenemos tanto para agregar y crear en América Latina.

-¿Mercado Pagos ya es más grande que Mercado Libre?

-Nosotros tenemos un ecosistema que tiene la plataforma de e-commerce que incluye Mercado Pagos. Ya Mercado Pagos tiene transacciones por mayor volumen que Mercado Libre porque Mercado Pagos mueve casi todas las operaciones que se hacen en Mercado Libre, que crece más del 50% año tras año, y además crece por afuera de la plataforma porque se usa en otros sitios de e-commerce de productos físicos y servicios. Mercado Pagos es el mejor servicio de pago digital en la región y el más grande. Además, está toda la agenda fintech que está en expansión. Creamos Mercado Point que es un dispositivo que creamos para empezar a dar soluciones a microemprendedores en el mundo físico. Además está la app de Mercado Pagos con la que yo te puedo transferir dinero, cargar la Sube, pagar servicios. Es fascinante todo lo que se viene en Fintech.

“Ya Mercado Pagos tiene transacciones por mayor volumen que Mercado Libre porque Mercado Pagos mueve casi todas las operaciones que se hacen en Mercado Libre, que crece más del 50% año tras año, y además crece por afuera de la plataforma porque se usa en otros sitios de e-commerce de productos físicos y servicios”

-Recién mencionabas el mundo off line. ¿Mercado Libre va a dar pasos en ese mundo?

-Todavía estamos muy focalizados en mejorar la experiencia online. América Latina es un mercado más atrasado en desarrollo que Estados Unidos o en Reino Unido. La penetración del comercio electrónico está en Brasil en alrededor del 4% y en Argentina, en el 3%, mientras que el año pasado en Estados Unidos llegó al 12% y en el Reino Unido alcanzó el 17%. Para que en América Latina el comercio electrónico alcance ese estadío todavía hay mucho que innovar en el mundo digital.

-Hay mucho para innovar para favorecer el acceso de los usuarios (conectividad e infraestructura)

-En el desarrollo del e-commerce hay una base tecnológica que tiene que ver con que los usuarios tengan acceso a planes de banda ancha de buena calidad y a precios competitivos, combinado con planes de datos de móviles también competitivos. Eso es lo primero que ayuda al desarrollo de un ecosistema de comercio electrónico. Lo segundo es el desarrollo de aplicaciones de pago electrónico que permitan pagar fácil. Y lo tercero es la infraestructura física, la logística, que es lo que permite asegurarnos que se recibe el producto, rápido, eficiente y a buen costo.

-Una plataforma con muchos problemas, OCA y el Correo Argentina, en calidad de servicio e incluso sustentabilidad económica.

-El mundo de la logística se ha estado adaptando en los últimos cinco o diez años al mundo del paquete. Creo que en Argentina estamos un paso más atrás incluso respecto de América Latina. Cuando vemos los tiempos y los costos promedio de entrega en México, Colombia o Chile, están por debajo de lo que pasa en Argentina. Son países grandes y con problemas de infraestructura incluso peores que los nuestros. Hay una gran oportunidad en Argentina para el desarrollo de la logística.

“América Latina es un mercado más atrasado en desarrollo que Estados Unidos o en Reino Unido. La penetración del comercio electrónico está en Brasil en alrededor del 4% y en Argentina, en el 3%, mientras que el año pasado en Estados Unidos llegó al 12% y en el Reino Unido alcanzó el 17%”

-¿Qué categorías funcionan mejor en Mercado Libre?

-Hay mucho. Históricamente, el desarrollo del e-commece estuvo muy vinculado a las categorías de electrónica de consumo. Y siguen estando entre las principales, hace unos años atrás representaban casi 60% de todo lo que vendíamos, hoy están más cerca del 40%. Las categorías que más crecen son moda, belleza y salud, deportes, accesorios para autos. Hay una gran diversidad. Y últimamente, bebés y juguetes está creciendo mucho. La próxima gran frontera es el mundo del supermercadismo, el consumo masivo moviéndose al online. Es un fenómeno que está ocurriendo en el mundo, y en América Latina está un poco más atrás pero va a llegar.

Nosotros estamos empezando a meternos en ese mundo, explorando.

-Ahí están las grandes cadenas tradicionales del supermercadismo

-Sí, y también están las marcas, que están interesadas en tener una relación directa con el consumidor.

-Desintermediar.

-Es interesante esa dinámica que se está dando. Son ciclos largos, no ocurren de la noche a la mañana. El supermercadismo y las marcas de consumo masivo se han dado cuenta de que esto se viene y hay que empezar en Argentina y América Latina a tomárselo en serio. Son modelos nuevos, tampoco podemos decir que nosotros tenemos la solución perfecta. En Mercado Libre tratamos de encarar un problema con ojos frescos, ver las cosas de otra manera y cómo podemos aplicar tecnología para resolver problemas y en eso somos buenos. Creo que nuestra solución a consumo masivo va a venir por ese lado.

“Las categorías que más crecen son moda, belleza y salud, deportes, accesorios para autos. Hay una gran diversidad. Y últimamente, bebés y juguetes está creciendo mucho. La próxima gran frontera es el mundo del supermercadismo, el consumo masivo moviéndose al online”

-Han impulsado la venta de textiles, en la que suele decirse que la experiencia física es importante ¿Se puede resolver eso?

-Sí. Todo lo que es moda y calzado es una categoría amplia. En el mundo lo que se empezó desarrollando es aquello que es un poco más fácil de ajustar al online. Eso incluso en Estados Unidos hay una penetración en básicos de arriba del 30%. Ya existe más comodidad con prendas más de vestir, camisas, blusas, pantalones. Es una sorpresa que es una de las categorías que más crece.

-¿Cuántos clientes tiene Mercado Libre?

-El año pasado teníamos 22 millones de compradores y 9 millones de vendedores, y crecemos al 25% al 30% año a año. Es un negocio que crece muy fuerte en todas sus métricas.

-¿Y cómo se deja a todos contentos?

-La verdad es que somos bastante autocríticos y por suerte nuestros consumidores son bastante críticos con nosotros. Incluso la gente que tiene buena experiencia genera una afinidad con la marca y nos hace sugerencias. Constantemente recibimos feedback de los consumidores, lo usamos y es lo que nos sirve para seguir pensando innovaciones en la plataforma. Aunque suene como una frase trillada, lo único que sabemos en Mercado Libre es que lo único constante es el cambio. Llevo en la empresa más de cinco años y la empresa de hoy es totalmente distinta de la que era cuando me uní. Y estoy seguro de que dentro de tres años va a ser totalmente distinto, no sé exactamente cómo. Todo lo que recibimos de input lo tomamos y nos cuestionamos.

No sólo cuestionamos las cosas que hacemos mal, que son muchas y somos muy autocríticos y hay mucho para corregir; también aplicamos la misma mentalidad a las cosas que hacemos bien y eso te fuerza a reinventar incluso lo que estás haciendo bien.

“No sólo cuestionamos las cosas que hacemos mal, que son muchas y somos muy autocríticos y hay mucho para corregir; también aplicamos la misma mentalidad a las cosas que hacemos bien y eso te fuerza a reinventar incluso lo que estás haciendo bien”

-¿Hay un perfil de consumidor latino que se refleja en toda la región o todo lo contrario?

-No, son muy distintos. Los perfiles de consumidor son distintos. Las categorías son similares, aunque haya distintos estilos. Lo que es común es la forma en la que ellos se están volcando al comercio electrónico. La plataforma que nosotros desarrollamos tiene una aplicación regional. En Argentina, México o Brasil está un poco más desarrollada que en Perú o Colombia, pero ahí queremos llevarlo a las mismas funcionalidades. El secreto está en usar las mismas herramientas pero también darle ese toque local sobre todo en los países donde tenemos oficinas.

-¿Qué pasa con la AFIP que tiene un planteo de los impuestos de Mercado Libre?

-No lo se. Nosotros no hemos recibido ningún tipo de planteo. Somos parte de la ley del software desde hace diez años.

-El supuesto reclamo viene por ahí…

-Hemos pasado cuatro auditorías en este período de diez años, la última fue en 2016 y cubrió los dos años anteriores, sin ninguna observación y hasta con felicitaciones. En todo este ruido mediático que hubo Mercado Libre nunca recibió ninguna notificación. Con lo cual, nos lo tomamos así, como ruido mediático.

-Por lo tanto, no está en revisión el traslado de su casa matriz a otro país

-No, nosotros en este momento estamos construyendo nuestro nuevo edificio corporativo que son 25.000 metros cuadrados, con desarrolladores locales y esperamos tenerlo abierto a fin de este año. Con lo cual, seguimos viento en popa. Somos una compañía argentina que desde Argentina se expandió a la región. Es muy importante que si uno quiere que los inversores vengan a un país lo único que se pide son reglas de juego claras, transparente y con cierta previsibilidad. Uno entiende que estamos en América Latina y que las cosas cambian un poco más rápido pero es importante generar esa sensación de previsibilidad.

-Y esta suerte de afinidad con el presidente Macri es así, lo han tenido con otros gobiernos también. ¿El presidente los escucha más?

-No, no se si nos escucha más. Yo no tengo el gusto de conocerlo. Nosotros nos manejamos por separado de la política. Tenemos la suerte de que en estos 18 años nuestro negocio depende de cómo votan nuestros consumidores día a día con el bolsillo. No dependemos de nada más. No dependemos de la situación macro ni de que nadie nos ayude. Somos grandes creyentes en el libre mercado, si hacemos las cosas bien el consumidor nos elige, y si no, elige a un competidor, y  entonces vamos a tener que ponernos las pilas. Con lo cual no pasa por una afinidad o no con el gobierno.

Entiendo que el presidente Macri quiere fomentar este emprendedorismo del cual Marcos Galperín como fundador es un poco referente en la región pero creo que es sólo eso. No es distinto de otros países más desarrollados. Alemania se ha desarrollado en base a la pequeña y mediana industria, al emprendedor. Entiendo que viene por ahí, tener una Argentina cuyo motor económico sea la pequeña y mediana empresa y el microemprendimiento.

-Mientras me respondías, pensaba que en 18 años debe haber habido dos grandes crisis en Argentina, una o dos en Brasil y seguramente en el resto de los mercados. ¿Cómo se hace para sostenerse y seguir crecer en un entorno tan inestable? Digo, Amazon no tuvo esa volatilidad casi con seguridad.

-Nosotros los latinos ya venimos con ese ADN y esa flexibilidad de adaptarnos a las circunstancias. El norte siempre ha sido cómo le resolvemos la vida a nuestros usuarios y escuchándolos sabemos qué tenemos que hacer y si hacemos eso y ejecutamos bien, el resto es contexto. Nosotros siempre buscamos controlar lo que podemos controlar y no podemos controlar el ambiente externo. Lo podemos usar como excusa pero no somos así. Cuando nos va bien es porque hacemos las cosas bien y si no es por culpa nuestra. La filosofía ha sido esa: focalicemos en el usuario, si estamos agregando valor las cosas irán bien tarde o temprano. Y siempre tuvimos una mirada largoplacista. Estamos tratando de construir industrias nuevas desde cero y esto no se hace de la noche a la mañana. Llevamos 18 años y estamos mirando los próximos 20. Queda mucho por hacer y lo mejor está por venir.

-¿Cuántos empleados tienen?

-Pierdo la cuenta porque todos los meses tenemos más. Hace un par de semanas estábamos en 5600, de los cuales la mitad está en Argentina.

-¿Y qué hace esa gente?

-Hay un poco de todo. En el último año crecimos más de 1000 empleados, y más de 500 están en Argentina. Son números de crecimiento muy fuertes y la expectativa es seguir a este ritmo. Somos una compañía de tecnología, que tiene dos grandes áreas, una de negocios (Mercado Libre, Mercado Pagos, MercadoEnvíos, MercadoLibre Clasificados) y otra de tecnología. El 80% de nuestro equipo de tecnología está basado en Argentina. Y tenemos toda el área de atención al cliente.

“Entiendo que el presidente Macri quiere fomentar este emprendedorismo del cual Marcos Galperín como fundador es un poco referente en la región pero creo que es sólo eso. No es distinto de otros países más desarrollados. Alemania se ha desarrollado en base a la pequeña y mediana industria, al emprendedor”

-¿Qué características tiene que tener el talento que incorporan?

-Mucha agilidad de aprendizaje. Esta es una frase que le robé Damián Scokin, que hoy es CEO de Despegar. Él decía que no buscaba gente con experiencia, en el sentido de haber hecho una carrera tradicional, sino gente con experiencias, y que pudiera tomar esas experiencias para cada situación. Esa capacidad de reinventarte. Acá no hay una hoja de ruta. En Mercado Libre todo lo que hacemos lo estamos inventando, haciendo camino al andar. Necesitamos gente que hoy pueda trabajar en MercadoLibre y mañana pueda ir a fintech, y vaya a MercadoPago, y que pasado mañana le parezca interesante la logística, y vaya a MercadoEnvíos. Tenés que tener esa curiosidad intelectual y mucha capacidad de emprender. Es una compañía que te deja hacer, te da responsabilidades, permite tomar riesgos. Es una empresa que no se creó siendo conservadora. Somos inteligentes, los vamos controlando pero queremos gente que tenga ese apetito. Emprender, tomar riesgos y estar en beta continuo. No hay ninguna vaca sagrada. Todo se puede cuestionar en MercadoLibre y necesitás gente que tenga esa habilidad de cuestionar.

-Está esa gente en el mercado o se forma internamente en la empresa, las competencias se adquieren en la universidad

-Creo que en general sí. Y en estos cinco años he visto una evolución. Cada vez hay más gente que está interesada en este tipo de desafíos, pero no sólo la gente que sale de la universidad para la cual ingresar al comercio electrónico es fascinante porque es el futuro. También conozco gente a nivel senior que después de 20 o 25 años en una empresa tradicional busca una bocanada de aire fresco. Generalmente tenés que reconvertirla. Somos mucho de reconvertir perfiles.

-Hay algunos organismos que impulsan la agenda de un mercado único regional en América del Sur ¿Qué visión tienen?

-Creo que como norte es un buen objetivo, pero nos gusta empezar con cosas concretas. Hablemos de pequeña escala. Tengamos una agenda digital local que funcione en la práctica. Que al consumidor, al pequeño comerciante y a los microemprendedores les sirva. Si eso funciona a nivel local, llevémoslo a Mercosur, y ahí va, hagamos un acuerdo con la Alianza del Pacífico.

-Hay algún país tiene esa agenda digital funcionando

-Creo que conceptualmente hay países más avanzados. Colombia está más avanzado, pero en el marco. Acá hay que tratar de alinear a mucha gente, no sólo desde el marco conceptual sino bajarlo a los primeros pasos. Hay que tener esa mentalidad de pasar de lo grande a algo más concreto porque parece que es poco.  Todo empieza con poco, nosotros siempre hablamos del producto mínimo. Si tenemos una idea para innovar no nos quedamos con la gran idea. Hablemos de crédito, te lo llevo a un ejemplo concreto. Vamos a hacer créditos porque nuestros vendedores nos dicen que les falta capital de trabajo. Ese producto, vimos la necesidad…

-Y se encontraron con la piedra de los bancos…

-Es medio relativo. Como siempre, cuando estás en una industria establecida y ya los jugadores todos se conocen, cuando aparece alguien nuevo, hay un poco de ruido. Más cuando es una industria que, somos muchos los que pensamos que le falta un poco de innovación y disrupción, y le hace bien un poco de movimiento. Todo ese ruido que se genera porque llegó MercadoPago, está innovando y el consumidor nos están, que es lo que los pone nerviosos, creo que en cinco o diez años nos van a agradecer. Con toda esta innovación que está haciendo MercadoPago, con crédito, la aplicación y Mercado Point estamos trayendo gente al sistema, es gente no bancarizada. Toda esa gente que tiene su primer contacto va a ser con nuestros productos, que son fáciles de usar, son baratos o gratis, el día de mañana va a ser público de los bancos si innovan y se ponen las pilas porque lo van a poder capturar. Hoy en Argentina el crédito al sector privado representa el 15% del PBI, te vas a la Unión Europea y es el 99%, te vas a Estados Unidos y es el 190%. Todo este ruido es natural y en diez años nos van a agradecer porque hay toda una generación que va a usar servicios financieros nuestros o de otras startups.

-¿Qué meta concreta tienen en el tema crédito?

-Por ahora seguir creciendo porque vemos mucha demanda. Estamos muy focalizados en créditos a nuestros vendedores. Tuvimos un año en beta en Argentina, la lanzamos a principios de 2017 y en el último año le dimos crédito a más de 8000 vendedores por casi 900 millones de pesos, con altas tasas de renovación y muy buenos niveles de pago. Eso todavía tiene mucho potencial. Lo expandimos a Brasil y México. Y cuando tengamos un poquito más de tiempo, que es el recurso más escaso, lo vamos a expandir. El cielo es el límite.