Tecnología 26/12/2017

Finlandia: del megatest de 5G a la carne vegetal pasando por “my data” y la inteligencia artificial

Por José Crettaz

La reinvención de Nokia, la prueba de 5G impulsada por el gobierno, la vitalidad del sector de la conectividad y otros ámbitos de innovación tecnológica

Finlandia: del megatest de 5G a la carne vegetal pasando por “my data” y la inteligencia artificial

HELSINKI (Cobertura especial-Nota 2).- Juha Petri Sipilä es ingeniero, trabajó en empresas tecnológicas y fue CEO de su propia firma de componentes electrónicos para telefonía móvil. Tras vender su empresa creó un fondo de inversión para financiar startups. En 2011 entró en política y se convirtió en diputado del Partido del Centro. Desde 2015 lidera el actual gobierno de centroderecha en Finlandia, un país en el que la socialdemocracia tiene una tradición anterior al propio Estado independiente (que acaba de cumplir apenas 100 años). La historia de su primer ministro no es casual en este país, donde la innovación y el emprendedorismo se respira tanto en el gobierno como en las empresas (como ya te conté aquí). Dato: unos 350.000 profesionales  (160.000 ingenieros) trabajan en el sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones en Finlandia que produce 15.000 graduados en ciencia y tecnología cada año.

En esta nota voy a repasar algunas de las cosas que más me impresionaron de mi visita a la capital finlandesa en relación con la disponibilidad y el surgimiento de nuevas tecnologías. En este país, los abonos de Internet móvil no tienen límite de datos (mobile flat rate billing). Todos son i-limitados, y tienen un costo mensual de unos 30 euros (por unos euros adicionales, el servicio puede extenderse al resto de la Unión Europea). Por eso, alrededor del 30% de los hogares ya no tiene conexión fija. Claro, el 99% de la población está cubierta por las redes 4G. Hay tres operadores de telecomunicaciones que ofrecen servicios convergentes: Elisa, Telia y DNA. No hay límites regulatorios a la propiedad cruzada de diferentes servicios. Los contenidos se miran mayormente de manera no lineal -en formatos OTT de bibliotecas y catálogos- pero también pueden comprarse canales lineales ajustados a los intereses del usuario. Y para poder ver los partidos en directo en TV, se pagan los paquetes respectivos. El hockey sobre hielo, a la cabeza de la demanda junto con el fútbol europeo y los deportes de invierno.

“En este país, los abonos de Internet móvil no tienen límite de datos (mobile flat rate billing). Todos son i-limitados, y tienen un costo mensual de unos 30 euros (por unos euros adicionales, el servicio puede extenderse al resto de la Unión Europea). Por eso, alrededor del 30% de los hogares ya no tiene conexión fija. Claro, el 99% de la población está cubierta por las redes 4G”

“La velocidad de conexión promedio es 10 veces más rápida en Finlandia que el promedio de Europa occidental, tenemos la más alta penetración de SIM por persona -dos per cápita- y un modelo de mobile flat rate billing. Nuestros tres millones de usuarios de móviles consumen más data que los 200 millones de la India. Por eso es más fácil aquí testear aplicaciones”, afirmó Hanna Marttinen-Deakins, jefa de industria TIC y digitalización de Finpro, la agencia de promoción de exportaciones en proceso de fusión con Tekes, el ente de promoción de la innovación.

Finlandia es el tercer país que más factura en el sector del gaming, y es líder en juegos para móviles -algo atribuido al talento que Nokia dejó libre cuando vendió su división de movilidad a Microsoft-. Existen aquí 300 estudios de desarrollo de videojuegos, entre los que destacan tres gigantes: Supercell (Clash of Clans, Clash Royale), Rovio (Angry Birds) y Fingersoft (Hill Climb Racing). Ese desarrollo puso a sus empresas al tope en user experience (UX), la disciplina responsable del conjunto de factores y elementos relativos a la interacción del usuario con un entorno o dispositivo.

“Finlandia es el tercer país que más factura en el sector del gaming, y es líder en juegos para móviles. Existen aquí 300 estudios de desarrollo de videojuegos, entre los que destacan tres gigantes: Supercell, Rovio y Fingersoft”

Este país también es referente en wearables (o electrónica de vestir) con empresas pioneras como Polar y Suunto, que innovaron con prendas y accesorios con trackers, anteojos de realidad aumentada y lentes de contacto inteligentes, entre otros. También caracteriza a esta república la fabricaciones de maquinarias con empresas globales como Kone (escaleras mecánicas), Metso (maquinaria para petróleo, gas y minería), Valmet (fabricante de tractores) y Wärtsilä (motores para cruceros y ferrys).

5G, e-health y my data

En Finlandia se realiza el mayor test mundial de 5G: lo impulsó el gobierno y participan las tres principales empresas de redes del mundo, la local Nokia, la sueca Ericsson y la china Huawei. ¿Cómo se maneja el secreto industrial en ese test? le pregunté a Lauri Oksanen, VP de Investigación y Tecnología de Nokia Solutions. La nueva tecnología estará disponible para los usuarios en 2019. El test nacional de 5G no es el único que se realiza aquí donde la Aalto University -surgida en 2010 de la fusión de tres universidades históricas- también realiza su propio test, red sobre la que se ensayan decenas de aplicaciones y servicios incubados en la propia casa de estudios (te cuento más en la nota sobre educación). La tecnología 5G mejorará la velocidad de conectividad -de 1 giga a 10 gigas – y la latencia o tiempo de respuesta -de 10 milisegundos a 1 milisegundo-. A Oksanen no le preocupa el impacto de la automatización: “Obviamente disminuye el trabajo pero la sociedad estará menos absorbida por el trabajo y entonces podrá destinar mejor y más inteligentemente ese tiempo”, reflexionó el ejecutivo durante la visita al Executive Experience Center del Nokia Karaportti Campus, en Espoo -a 15 kilómetros del centro de Helsinki-.

Aquí no se vive de nostalgia y cuando se habla de Nokia no se recuerda lo que fue, sino que se destaca lo que está volviendo a ser o lo que están haciendo los ingenieros que esa enorme empresa dejó en el camino, muchos de los cuales se reinventaron como emprendedores. Con la paradoja de que, en algunos casos, sus empresas volvieron a ser adquiridas por la nueva Nokia. Unos 150 años después de su fundación -en un país que está cumpliendo sus primeros 100- y después de haber producido papel, llantas, botas de goma y celulares, Nokia se consolida como uno de los proveedores globales de infraestructura de telecomunicaciones -en el mercado B2B- y está dando pasos firmes en el nuevo foco de su negocio B2C: los dispositivos y las aplicaciones de salud.

Los negocios de Nokia llevan por nombre las siglas del momento: 5G, IoT, IA, VR y AR. Dicho de otra forma: redes 5G -altísima velocidad de conexión con mínima latencia o tiempo de respuesta, características imprescindibles para la Internet industrial o los autos sin conductor-, Internet de las cosas-IoT que tiene aquí su mayor desarrollo en las plantas industriales.

En 2007 Nokia producía el 40% de los celulares del mundo y su facturación representaba el 4% del PIB de Finlandia. Entre 1998 y 2007, la empresa explicó un cuarto del crecimiento económico del país. En 2013, la firma vendió en 7000 millones de dólares su división de móviles a Microsoft, que casi se funde con ella (y en 2016 la transfirió a Foxconn en 350 millones de dólares).

“En 2011 eran redes y teléfonos celulares. Después pasamos por un proceso de cambios, nos centramos en la competitividad y rentabilidad para invertir más en investigación y desarrollo, compramos Alcatel-Lucent y más recientemente compramos empresas más pequeñas de cable. Nokia es una de las tres principales compañías de desarrollo de redes [las otras dos son Huawei y Ericsson]. Al vender la división de celulares no transferimos ni tecnologías ni patentes. Hoy también trabajamos en soluciones de salud digital”, contó Oksanen. La empresa está muy activa en este rubro, para el cual creó el Nokia Health Institute

El centro de experimentación del campus de Espoo, Nokia también es un museo informal que muestra los hitos que llevaron a la empresa a la cima sin detenerse en la rodada cuesta abajo (sobre todo, el lanzamiento del iPhone y la consolidación de la coreana Samsung, que ahora ve detrás suyo la polvareda de las grandes marcas chinas, como Huawei), de la que está recuperándose. Entre los hitos más celebrados están los ocho premios Nobel obtenidos por integrantes del Bell Labs, cuyas patentes y desarrollos la empresa nunca vendió.

Una anécdota que me llamó especialmente la atención y que está contada allí en ese “museo”: en 1987 Nokia lanzó el Cityman 900, el primer móvil compacto (imaginate que eran tiempos de los teléfonos-valija) que pesaba un kilo y costaba más que el equivalente actual de 4500 euros;  uno de los primeros famosos en usarlo fue el premier soviético Mikhail Gorbachev, que hizo una llamada a Moscú. Eso hizo que por entonces al Cityman se lo conociera popularmente en Finlandia como “Gorba”.

En su presentación ante los periodistas latinoamericanos que participamos de este viaje, Oksanen describió las tres revoluciones industriales -el vapor, los nuevos materiales, y la computación- para enfocarse en la 4ta revolución, que combinará todas las tecnologías existentes sobre la base de la conectividad. Y enumeró los desafíos de este nuevo paradigma: híper local (que demandará bases y nodos), híper móvil (los vehículos sin conductor que requieren nula latencia) e híper escala (habrá que conectar 1 millón de equipos por cada kilómetro cuadrado, la mayoría de ellos sensores-). “Nokia tiene actualmente 101.000 empleados en todo el mundo -40.000 de ellos trabajan en áreas de investigación y desarrollo- y ventas por 23.600 millones de euros y su inversión en investigación y desarrollo fue en 2016 de casi 5000 millones de euros”, describió el ejecutivo.

“En 1987 Nokia lanzó el Cityman 900, el primer móvil compacto (imaginate que eran tiempos de los teléfonos-valija) que pesaba un kilo y costaba más que el equivalente actual de 4500 euros;  uno de los primeros famosos en usarlo fue el premier soviético Mikhail Gorbachev, que hizo una llamada a Moscú. Eso hizo que por entonces al Cityman se lo conociera popularmente en Finlandia como Gorba”.

También conocimos en este viaje los casos de Cloudstreet (una empresa incubada por la propia Nokia que permite una gestión eficiente de las redes), BaseN (firma fundada por un ex militar finlandés), Comptel FWD OY (que facilita a los usuarios la compra de crédito para datos y a los operadores la gestión comercial de esa capacidad), Bittium (una empresa que fabrica teléfonos irrompibles y duros de hackear para las fuerzas armadas y de seguridad) y Goodmill Systems (que está reinventando lo que aquí se conoció tiempo atrás como “comando radioeléctrico” para brindar conectividad a los móviles y los efectivos de las fuerzas de seguridad).

“De una misma red se pueden proveer distintos servicios. Empezamos a trabajar con la empresa de televisión estatal YLE para transmitir partidos desde los estadios, algo que es muy difícil porque el ancho de banda demandado es muy alto y en la cancha siempre hay muchas personas. ¿Qué hacemos? Básicamente somos capaces de cambiar los parámetros de la red móvil en milisegundos para garantizar la experiencia del cliente”, explicó Mika Skarp, CTO y fundador de Cloudstreet, empresa incubada por Nokia en 2012 que permite fraccionar las redes para distribuir niveles de rendimiento optimizados según el contexto y la demanda del usuario. Los principales casos de uso están en las transmisiones en vivo de TV, los OTT -permite comprar más capacidad por tiempo limitado permitiendo que un sponsor por ejemplo pague por la conexión-, la automatización industrial y la seguridad pública, entre otros.

BaseN fue fundada en 2001 por Pasi Hurri, un ex oficial de la Fuerza Aérea de Finlandia, y ofrece su plataforma de cómputo escalable para hostear miles de millones de spimes colocados en cosas físicas para poder gestionarlas. Es una suerte de cerebro de Internet de las Cosas. BaseN está usando su sistema en la administraciones de redes eléctricas urbanas en la distribución y el consumo de energía.

En Comptel, empresa que acaba de ser adquirida por Nokia, conocimos su solución Fwd (digital sales channel) que pemite a los operadores de redes comercializar datos a la medida del cliente. Hannu Huttunen, CEO de Bittium, presentó su compañía, fundada en 1985  y dedicada a proveer soluciones inalámbricas para usuarios militares, de seguridad pública y de negocios.

Con sede en Oulu, una facturación de 64,2 millones de euros y 600 empleados, Bittium desarrolla y fabrica unos terminales resistentes que pueden desactivarse y destruirse a distancia y redes de conectividad inalámbrica de máxima seguridad para operaciones militares en el terreno. La empresa -que está ubicada a sólo 20 km al sur del círculo polar ártico y a 600 km al norte de Helsinki-. “No somos baratos pero somos confiables”, explicó Huttunen. En los últimos años, la empresa incursionó en la tecnología médica con sus productos cardio (miden el ritmo cardíaco pero son mucho más pequeños que los equipos tradicionales), neuro (miden el ritmo cerebral con muchos menos cables que otros equipos) y rehab. Sus equipos cardio y neuro han sido utilizados por McLaren para estudiar el rendimiento de sus pilotos de Fórmula 1 en situaciones de simulación.

 

En la sede de Finpro, en Team Finland House, Hanna Marttinen-Deakins, jefa de industria TIC y digitalización de Finpro, enumera orgullosa: Finlandia -que se atribuye la autoría del SMS, el monitor de pulso cardíaco y el sistema operativo de código abierto Linux- “fue la primera en testear el online banking, tuvo la primera experiencia de industria 4.0 en su sector forestal, es líder en ciberseguridad en Europa con el protocolo Secure Shell (SSH) con una política nacional en el tema establecida en 2015”. Finlandia es uno de los países mejor preparados para resistir ataques informáticos y los rankings en ciberseguridad le sonríen tanto como los de educación e igualdad de género.

A la lista hay que sumar la creciente adopción de sistemas de Inteligencia Artificial (tema del que hablé con el ministro de Economía y Empleo, Mika Lintilä), que oficialmente tiene un grupo de trabajo que ya produjo sus primeros lineamientos. En este tema, el caso más significativo -entre simpático y simbólico- es el de Tieto, que incorporó en 2016 su unidad de negocios basados en datos a Alicia T, un sistema de inteligencia artificial que apoya al management.

“Finlandia -que se atribuye la autoría del SMS, el monitor de pulso cardíaco y el sistema operativo de código abierto Linux- “fue la primera en testear el online banking, tuvo la primera experiencia de industria 4.0 en su sector forestal, es líder en ciberseguridad en Europa con el protocolo Secure Shell (SSH) con una política nacional en el tema establecida en 2015″

También es fascinante la iniciativa My data, una herramienta para la utilización de datos personales donde un individuo controla sus propios datos y puede habilitar o deshabilitar nuevos dispositivos que alimenten esa base, como las novedades de Nokia (que llegaron con la compra de Withings), relojes, termómetros o medidores de presión arterial, entre otros.
En este viaje -programado por el gobierno finlandés para periodistas latinoamericanos- no fue la única empresa que mostró su deslizamiento hacia ese mercado, en el que crece la demanda y las oportunidades tecnológicas. Un caso interesante es el de Bittium, que en su sede de Oulu, fabrica celulares irrompibles e incorruptibles y redes de comunicaciones encriptadas inviolables para las fuerzas armadas, y a la vez, desarrolla nuevos y muy portátiles dispositivos cardio y neuro.

Carne vegetal, bosque, energía limpia y diseño nórdico

No todo desarrollo tecnológico tiene que ver con la conectividad y lo digital. En Helsinki varias personas me mencionaron el caso de Pulled Oats y de su éxito comercial en ese país. Pulled Oats es proteína vegana, a base de avena, habas y porotos, fácil de cocinar y que al masticarla tiene la misma textura que la carne.  

Reetta Kivelä es una científica, creadora del producto y cofundadora de Gold&Green Foods, la empresa que la comercializa el producto, que tuvo su origen en su tesis doctoral sobre el procesamiento de copos de avena. “Queremos proporcionar una alternativa real a la carne y ayudar a reducir su insostenible producción en masa. Creemos firmemente que todos tenemos una gran influencia en los fenómenos globales, como el cambio climático”, explica Kivelä a la publicación This si Finland.  

La tesis doctoral de Kivelä sobre el procesamiento de los copos de avena fue aceptada con honores por la Facultad de Agricultura y Silvicultura de la Universidad de Helsinki en 2011. Cuando pidió una licencia con sustitución en Fazer, la mayor empresa de dulces y repostería de Finlandia, estaba abierta a nuevas ideas. Se reencontró con Maija Itkonen, una amiga del instituto que ya tenía una reconocida empresa emergente y era cofundadora de la Design Factory de la Universidad Aalto. Fue ella quien le sugirió asociarse para crear “carne de avena”.

“En Helsinki varias personas me mencionaron el caso de Pulled Oats y de su éxito comercial en Finlandia. Pulled Oats es proteína vegana, a base de avena, habas y porotos, fácil de cocinar y que al masticarla tiene la misma textura que la carne”

Internet industrial o industria 4.0 -la digitalización de las fábricas basada en la aplicación del Internet de las Cosas, el big data y la inteligencia artificial en los procesos productivos- es un concepto omnipresente en el ámbito de los negocios en Finlandia. Uno de los primeros sectores en impulsar este modelo de gestión fue la industria forestal, la actividad económica más tradicional del país (que tiene 17.000 millones de árboles y 187.000 lagos). “Rolls Royce eligió Finlandia para instalar su desarrollo de auto sin conductor. Tenemos un área especial para el testeo de drones”, contó Marttinen-Deakins, de Finpro. “Finlandia es un campo de testeo de muchas innovaciones, la administración del país es bastante flexible, la comunidad es activa, hay ayuda y apoyo mutuo. Está en elaboración una nueva legislación para el ingreso de extranjeros al país”, agrega Jukka Häyrynen, director ejecutivo de Startups de la Tekes, que financia cada año 700 empresas emergentes en los sectores del software, la salud y las energías limpias, entre otros. 

Otro ámbito especialmente destacable es el de las energías limpias producida con el movimiento de las olas, la resina de los árboles, los residuos urbanos o el estiércol de caballo. En la planta Lahti, al norte de Helsinki, se separa la basura en nueve categorías. Del total de los residuos, 37% termina como compost y el 60% se utiliza para producir electricidad y gas natural para uso en viviendas y empresas. Otra planta, la de Fortum, en Järvenpää, también al norte de la capital finlandesa, utiliza resina de los árboles mezclada con excremento de caballos para generar gas que termina produciendo electricidad. Waste to Energy (WtE) es un sector en el que Finlandia está evolucionando rápidamente con dirección a la economía circular.

Un párrafo final sobre el diseño finlandés, variante del estilo escandinavo surgido en el período de entreguerras y que popularizaron varias empresas globalizadas, entre ellas la sueca Ikea para los muebles y objetos. Pero Finlandia tiene lo propio con marcas posicionadas, como Arabia (en vajilla y porcelana), Marimekko (en textiles) y Iittala (objetos), entre otros. El diseño finlandés -de colores frescos y llamativos y formas simples- tiene a su mayor prócer en el famoso diseñador y arquitecto Alvar Aalto, quien alguna vez dijo: “Nada renace jamás pero tampoco desaparece por completo. Y lo que ha nacido, siempre volverá a aparecer en una nueva forma”.