Tecnología 26/10/2017

Caper 2017: reducción arancelaria y seguridad eléctrica, dos temas relevantes del sector

El presidente de la entidad, Ricardo Solari, destacó los avances en ambas cuestiones, fundamentales para el desarrollo audiovisual

Caper 2017: reducción arancelaria y seguridad eléctrica, dos temas relevantes del sector

Este miércoles se inauguró en Costa Salguero la 26° Caper Show-Exposición Internacional de Equipamiento y Servicios para la Industria Audiovisual Profesional organizada por la Cámara Argentina de Proveedores de Equipos de Radiodifusión (Caper).

Con una vigencia que sorprende y la participación de unas 500 marcas argentinas y extranjeras, allí se muestra lo último tecnología para broadcast, cable, satélite, cine, iluminación y audio. La expo también es un encuentro de profesionales que intercambian experiencias en distintas actividades en las que confluyen otras entidades, como la ADF (Autores de Fotografía Cinematográfica Argentina), AES (Audio Engineering Society Sección Argentina), APDA (Asociación de Pilotos de Drones de la República Argentina), ASA (Asociación Argentina de Sonidistas Audiovisuales), CADERO (Cámara Argentina de Radios OnLine), DAC (Directores Argentinos Cinematográficos), DOAT (Directores de Obras Audiovisuales para Televisión), EDA (Asociación Argentina de Editores Audiovisuales) y SAE (Sociedad Argentina de Editores). A estas instituciones se sumó este año el Institute of Electrical and Electronics Engineers, más conocido por su sigla IEEE o I-triple-E, a través de su sección Argentina.

Caper nació en septiembre de 1988 para agrupar a los fabricantes y proveedores de equipamiento profesional para radio y televisión, pero con el correr del tiempo y la evolución tecnológica fue sumando la TV por cable y satelital, el cine digital, la iluminación y el audio, es decir todo el equipamiento audiovisual profesional en general, también el destinado a espectáculos, salas de teatro y cine, auditorios de empresas, escuelas, universidades e iglesias, entre otros.

“Si bien la convergencia extendió el ámbito de trabajo de nuestros asociados, las bases de Caper se mantienen intactas. Somos una entidad que, desde sus comienzos, nucleó tanto a fabricantes como a importadores, lo que nos llevó siempre a debatir y generar consensos, a favor de la defensa de la industria nacional cuando era necesario y a favor de las empresas importadoras-integradoras cuando un equipo no se producía en nuestro país”, dijo el presidente de la entidad, Ricardo Solari, en el acto inaugural, del que participó el subsecretario de Servicios Tecnológicos y Productivos del Ministerio de Producción, Carlos Pallotti.

En su discurso, Solari resumió la agenda sectorial:

Reducción arancelaria
-Venimos trabajando desde hace casi dos décadas por una reducción arancelaria y de impuestos internos para equipamiento de uso profesional que, según un Nomenclador Arancelario obsoleto, sumamente difícil de actualizar por los largos y engorrosos procesos de coordinación en el ámbito del Mercosur, está clasificado como “suntuario” cuando en realidad es un Bien de Capital de la Industria Audiovisual, generadora de contenidos, de formatos y de fuentes de trabajo, con productos de valor agregado que son exportados a todo el mundo. CAPER trabaja en temas arancelarios desde su inicio y, de hecho, las partidas arancelarias de los capítulos 8525 y 8543 tal como se conocen y se utilizan en la actualidad, son fruto del trabajo de CAPER durante la década del ´90.

-Este año, uno de los tantos pedidos de la cámara a lo largo de estos años fue escuchado y, para el caso de las videocámaras profesionales, se ha obtenido una reducción de aranceles de importación del 20% al 2%, reflejado en el decreto 673/17.

-La rebaja de las altas alícuotas en impuestos internos para productos de uso profesional no sólo alentará más inversiones en nuestro país en el rubro audiovisual, sino que también contribuirá a reducir el contrabando de estos productos, ya que los altos costos impositivos-arancelarios alientan el ingreso de equipos al país por otros carriles.

Seguridad eléctrica
-En 1998 se dictó la Resolución 92 que, tal como había sido redactada, creaba gravísimos perjuicios económicos para la comercialización de los productos profesionales. A partir de ese momento, Caper trabajó incansablemente  y consiguió diferenciar los productos de uso profesional de los de uso doméstico. Luego de años de trabajo, en 2002 se dictó la Resolución 76, que conformaba un universo separado para productos profesionales, los cuales obtuvieron, a partir de ese momento, un tratamiento especial, con una operatoria simple, ágil y no demasiado onerosa.

-Sin embargo, cuando Seguridad Eléctrica parecía ser un tema terminado y solucionado, en octubre de 2015 se derogó la Resolución 92 y sus modificatorias y se reemplazó por la Resolución 508, tornando nuevamente engorroso acreditar el cumplimiento de los requisitos esenciales de seguridad eléctrica para los equipos profesionales ya que, por ejemplo, introducía un etiquetado extra que, en realidad, no sólo no aportaba medidas a la seguridad eléctrica sino que, además, sumaba costos innecesarios al proceso de acreditación de los requisitos esenciales, encareciendo el producto final.

-En ese momento, Caper abordó un trabajo continuo en materia de Seguridad Eléctrica, en diferentes ámbitos: desde la participación permanente que la cámara lleva por años en la MESE (Multicameral Empresaria de Seguridad Eléctrica), entidad conformada por varias asociaciones y cámaras, y en la que conviven representantes de sectores que comercializan equipamiento de uso doméstico con otras de uso profesional, hasta llegar paralelamente en forma directa a autoridades nacionales de diferentes ámbitos.

-En 2016, ya con la nueva gestión de gobierno, se revisó íntegramente la Resolución 508 con el aporte de la MESE, lo que llevó al dictado de la Resolución 171, que derogó la resolución de 2015 y retomó el espíritu de la Resolución 92 y sus correctivas posteriores. Sin embargo, desde la multicameral se señalaron a las autoridades varios ítems que debían ser ajustados, como por ejemplo que, para el caso de los equipos importados de uso profesional se exigía, además de la declaración de conformidad del fabricante, un informe de ensayo completo traducido por traductor público.

-También durante 2016 se reactivó el Consejo de Seguridad Eléctrica (CONSE), que depende de la Subsecretaría de Comercio Interior. A partir de entonces, el Estado volvió a trabajar junto a las entidades privadas con el objeto de facilitar la operatoria de Seguridad Eléctrica, logrando informatizar las tramitaciones a través de un sistema denominado TAD (Trámites a Distancia). A partir de entonces, hubo una rápida respuesta de las autoridades ante las demandas del sector privado, que llevó, en marzo de éste año, luego de un amplio estudio y trabajo, al dictado de la Resolución 207, que si bien mejoraba la situación, aún necesitaba ajustes. Caper continuó su trabajo a partir de esta nueva normativa reiterando las particularidades de la operatoria del equipamiento de uso estrictamente profesional, que cumple con estrictas condiciones de fabricación, se comercializa en baja escala y es manipulado exclusivamente por personal idóneo.

-El perfeccionamiento de la Resolución 207 llevó a la actual Resolución 390, que finalmente distingue con claridad el régimen de excepciones, y las incluye en el sistema TAD de Trámites a Distancia. De esta forma, todo el equipamiento de uso profesional puede comercializarse a través de una declaración jurada con la documentación respaldatoria que acredite fehacientemente la veracidad de la operación presentada en forma remota a la Dirección de Lealtad Comercial.

tabloide JC (3)