Medios 02/09/2017

El nuevo Buenos Aires Times, tras el espíritu del verdadero Herald

Por José Crettaz

Perfil cree que hay una oportunidad en la información en inglés

El nuevo Buenos Aires Times, tras el espíritu del verdadero Herald

“El Buenos Aires Herald no murió, al Herald lo mataron”, escribí el viernes 1/9/17  en #TMTnewsletter -sólo por suscripción- al contar brevemente el lanzamiento “urgente” del Buenos Aires Times, el “tributo” de Editorial Perfil al centenario diario. Este sábado corrí al kiosco a comprar el primer ejemplar del nuevo semanario argentino editado en inglés. Hacía tiempo que no iba a un puesto de diarios -de esos que fueron minas de oro y hoy desfallecen en las calles de Buenos Aires y todas las grandes urbes-. Este sábado lo hice con mucho gusto por el Times y lo primero que leí fue la columna de Robert Cox.

Allí, Cox cuenta que Perfil intentó comprar la histórica marca pero que sus dueños, Cristóbal López y Fabián De Sousa, quieren cobrarla demasiado cara. El valiente editor del Herlad entre 1969 y 1976 -maestro de periodismo- sostiene que “el verdadero Herald” dejó de existir el 30 de diciembre de 2007 cuando fue comprado por Sergio Szpolski, al que prefiere de denominar “media assassin” en lugar de “media mercenary”, como lo llaman muchos. Y cuenta brevemente la historia que comenzó aquel día, con la pérdida del histórico edificio de Azopardo 455 -por el que Szpolski podría haber obtenido más de US$ 3 millones- y la venta del diario -“su nombre y su archivo”- a Ámbito Financiero (en ese momento propiedad del empresario Orlando Vignatti). También recuerda el episodio de la cobertura de la muerte del fiscal Alberto Nisman, cuando el diario ya estaba en manos de López-De Sousa (el periodista que tuvo la primicia huyó de la Argentina por miedo). Vale la pena recordar ahora que cuando Szpolski hizo su oferta por el Herald -con dinero de los contribuyentes argentinos que el kirchnerismo le dejaba fluir generosamente por la canaleta de la pauta oficial- había otros interesados, entre ellos la sociedad editora del diario La Nación.

Cox destaca el papel desempeñado por la familia propietaria del Charleston Evening Post Publishing Company -dueña del Herald durante 40 años, incluidos los peores de la dictadura- y la decisión de los Fontevecchia de recuperar el espíritu del diario con este lanzamiento. Un entusiasmo de Cox es tan grande que sostiene que el nuevo Times podría llegar a ser tan bueno o incluso mejor que el Herald, porque mucha de la gente que trabajó para aquel pequeño periódico está de vuelta, “libre después de una década difícil”.

El Herald -que cerró definitivamente el 30 de julio de 2017 poco antes de cumplir 141 años- no murió por la crisis de los diarios de papel en el mundo, y tampoco lo hizo por falta de mercado para la información en inglés en la Argentina. Lo hizo porque sus dueños y sus editores de la última década se apartaron de los ideales que hicieron grande a su marca (aunque hayan querido sacar todo el partido posible del heroísmo de los periodistas y de la empresa durante la última dictadura) y centraron su esfuerzo en mantener un soporte para la abundante publicidad oficial que esa cabecera recibió durante el kirchnerismo (donde abundaron los avisos de la Anses -algo que puede verificarse rápidamente en cualquier hemeroteca más o menos completa).

Personalmente, creo que hay mercado, hay lectores dispuestos a pagar por leer a Cox, a James Nielson (editor del BAH 79-86) y a Andrew Graham-Yool (editor 94-2007), por la calidad de sus reflexiones y el prestigio de sus propias marcas personales. La iniciativa fue saludada por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina y por varias embajadas extranjeras en el país. El buen periodismo siempre es para celebrar y más aún cuando la noticia es el lanzamiento de un nuevo medio.

El nuevo Buenos Aires He… digo Times, está a cargo de James Grainger, el último editor de noticias del Herald, y es un semanario (en rigor, un suplemento del diario Perfil de los sábados) de 16 páginas.

El Times es hijo de la vocación de Jorge Fontevecchia por el periodismo y de la audacia de su hijo Agustino, que de los últimos doce años, vivió sólo 18 meses en la Argentina. El nuevo Buenos Aires He… digo Times, está a cargo de James Grainger, el último editor de noticias del Herald, y es un semanario (en rigor, un suplemento del diario Perfil de los sábados) de 16 páginas. La primicia del lanzamiento urgente del Times la tuvo el sitio de CNN en español, que habló con Agustino, director ejecutivo del proyecto y ex redactor del Herald.

“El cierre del Herald nos dolió a todos los que lo queríamos. Por eso se nos ocurrió generar un nuevo diario argentino en inglés que rinda tributo al legado histórico del Herald, pero que a la vez se aggiorne y responda a las necesidades de una nueva audiencia local, regional e internacional. La idea del diario es enfocarse en las noticias regionales a nivel Latinoamérica, en lo que es economía y finanzas, además de política a nivel analítico”, le dijo Fontevecchia hijo a sitio de la CNN.

“También contará con secciones de cultura, deportes y agenda. Por último, es muy importante mantener los lazos con el periodismo que cubra los derechos humanos, además de los columnistas de calidad. Para nosotros esto es periodismo profesional, lo que quiere decir que tiene que ser económicamente sustentable. Apostamos a eso, a generar un producto de calidad que genere ingresos que permitan su existencia. Creemos que están dadas las condiciones”, agregó Fontevecchia (si querés conocerlo más, acá lo tenés en #TMTconversaciones).

Para nosotros esto es periodismo profesional, lo que quiere decir que tiene que ser económicamente sustentable. Apostamos a eso, a generar un producto de calidad que genere ingresos que permitan su existencia

En la Argentina hay mercado para información de calidad en inglés -y será un mercado creciente si la economía se recupera, la política se encamina y el país se vuelve atractivo para la inversión extranjera-. Prueba de ese dinamismo es la vitalidad de The Bubble, el portal digital creado en 2013 por el ex Herald Adrián Bono y la economista Emily Hersh-, que en los últimos años creció mucho de la mano de infobae.com (en sus mejores meses llega a tener 350.000 usuarios únicos). La fortaleza de The Bubble está en la contextualización de la información política y económica, algo de lo que el Herald fue incapaz los últimos años de kirchnerismo explícito. Sobre la base de su operación en la Argentina, The Bubble prevé expandirse a México a comienzos de 2018 y a Brasil a mediados de ese mismo año, como lo contó el blog del Knight Center for Journalism in the Americas.