Contenidos 23/09/2017

Pamela Stupia: “Ser youtuber no es ninguna pavada”

Por José Crettaz

En #TMTconversaciones, con la autora de Fashion-Diaries, que tiene más de 400.000 suscriptores y ya va por su segundo libro

Pamela Stupia es periodista. Desde hace diez años trabaja en ITsitio, un espacio especializado en información sobre tecnología para empresas. Hace cuatro años abrió su blog FashionDiaries para postear sobre moda y belleza, de allí pasó a Instagram y luego creó su canal de YouTube, en el que hoy tiene más de 400.000 suscriptores. Algunos de sus videos tienen más de un millón y medio de visualizaciones. Tiene clubes de fans, publicó su primer libro (14/7 El descubrimiento) y está terminando el segundo, que será nueva entrega de la misma saga. En #TMTconversaciones charlé con ella para conocer cómo se construye un youtuber, esas estrellas para los nuevos públicos que muchos todavía no entienden (ni a las estrellas ni a los públicos).

-¿Te molesta que te digan youtuber?

-La palabra youtuber no es tan bien vista. Me da la sensación de que la gente lo toma como una pavada. Y la realidad es que hacer videos, grabarte vos mismo, editarlos y subirlos lleva un montón de tiempo. Hay distintos tipo de canales de Youtube. Hay algunos que no son los mejores ejemplos o hacen cosas no tan buenas y por eso la gente tiende a generalizar. Por eso se tomó un poco a la ligera la palabra. Pero la realidad es que soy youtuber.

-¿Cómo empezaste?
-Soy periodista, trabajé siempre en tecnología. En un momento quise empezar a escribir sobre algo que me divirtiera un poco más o algo diferente o que lo hiciera para mi misma y abrí el blog Fashion Diaries. Ahí empecé a escribir sobre moda y cosas que me gustaban. Viajaba y subía un post sobre lo que me había comprado. Y fue surgiendo la movida de las redes sociales, empecé con Instagram y YouTube. Y con los videos, que llevan más trabajo. Entre que acomodás toda tu casa y agarrás las cosas que querés mostrar, ordenás todo y editás toma su tiempo. Pero es lo más divertido, es lo que más me gusta.

“Siempre pienso que el que me sigue lo hace porque en cierto punto se parece a mi. Yo tengo 33 años, y tengo una funda de celular con un flamenco con plumas. Y la gente que me sigue se parece a mi y no importa la edad que tenga, es un público variado pero la porción más fuerte es de 13 a 18 años”

-¿Guionás o improvisás?
-No, intenté guionar pero no es mi fuerte. Y si me ato mucho al guión se pierde la magia.

-¿Tenés formatos?
-Lo que se hace en YouTube son formatos que se fueron imponiendo, como los hauls, los tutoriales de maquillaje o los favoritos del mes. La realidad es que no todo funciona para todas las personas. Los favoritos del mes funciona mucho en mi canal. Lo que tiene de bueno es que leés lo que le gusta a la gente en los comentarios que te deja en los videos y en base a la cantidad de visalizaciones sabés que les gusta más.

-¿Cuál es la audiencia máxima que has tenido?
-Un millón y pico, y siempre son las colecciones de fundas para el celular. Sigue siendo tecnológico. A veces en algún video necesitás que alguien te ayude, y le tengo que pedir a mi hermana o a mi novio. Igual, voy planificando los videos que voy haciendo.

-¿Con qué grabás, celular o cámara?
-Con una cámara, ahora la cambié. Era una handycam Sony super simple, y hace un año me compré una luz.

-El canal se va profesionalizando ¿Y para edición?
-También cambié. Empecé con Sony Vegas y después Final Cut que es para Mac, más simple pero más moderno.

“La idea de escribir una ficción me entusiasmó porque también sabía que a la gente que me sigue le gusta leer. A veces se cree que los chicos no leen y la verdad es que leen un montón. Me gustó la idea de que sea una ficción”

-Si alguien quiere promocionar su producto en tu canal ¿Puede hacerlo?
-Si, me pasó. Con maquillaje me mandan mucho para probar. Está bueno, con las fundas elijo lo que muestro y con el maquillaje lo pruebo y muestro lo que me gusta.

-¿Lo monetizás?
-Puede pasar pero siempre tiene que ser algo que a mi me guste porque es algo muy personal. La gente que te sigue es parecida a vos y cuando no es auténtico, siento que además de que se nota, la gente pierde el interés. Siempre estoy muy focalizada en lo que gusta.

-¿Quién es tu audiencia?
-Es reamplio. Podés tener desde una nena de 10 hasta una chica de 25 a 30 años. Los más chicos interactúan mucho más. En mis fotos de Instagram vas a ver muchos más comentarios de chicos porque son más pasionales e interactúan más.

-¿A quién le hablás cuando hablás?
-Siempre pienso que el que me sigue lo hace porque en cierto punto se parece a mi. Yo tengo 33 años, y tengo una funda de celular con un flamenco con plumas. Y la gente que me sigue se parece a mi y no importa la edad que tenga, es un público variado pero la porción más fuerte es de 13 a 18 años.

-¿No vivís de los videos?
-No podría. Además trabajo en un medio de tecnología hace diez años, ITsitio. A mi el periodismo es lo que me gusta hacer, y si bien siento que lo hago en el canal y el blog pero no me quiero terminar de despegar.

“El libro re da para película, sobre todo por las cosas que pasan en el segundo libro, que tiene un trasfondo de ciencia ficción. Es algo que me gustaría seguir haciendo”

-¿Cómo conviven las dos cosas, los dos públicos?
-Son completamente opuestos y nunca se mezclan. Son dos mundos súper separados.

-¿Cómo fue lo del libro 14/7 El descubrimiento?
-La idea surgió de la Editorial Planeta, y no la podía dejar pasar. Nunca lo pensé como algo serio hasta este ofrecimiento. Tampoco sabía si iba a poder hacerlo pero me súper entusiasmó. Me gustaba la idea de escribir una ficción porque también sabía que a la gente que me sigue le gusta leer. A veces se cree que los chicos no leen y la verdad es que leen un montón. Me gustó la idea de que sea una ficción.

-¿Por dónde va la historia?
-Son cuatro chicas que llegan de diferentes ciudades a Buenos Aires y coinciden en la misma escuela y el mismo barrio y terminan siendo amigas. Estoy escribiendo la segunda parte.

-¿Tenés clubes de fans?
-Sí

-Y te da verguenza…
-Sí. La gente es súper buena onda. Cuando voy a firmar el libro los veo y se sus nombres.

-¿Cómo sigue esto? ¿Una película, un programa de TV…?
-La verdad es que no se. El libro re da para película, sobre todo por las cosas que pasan en el segundo libro, que tiene un trasfondo de ciencia ficción. Es algo que me gustaría seguir haciendo.

-¿Qué miras? ¿Qué ves? ¿Qué escuchás?
-Miro Netflix más que nada, series. Y algunos youtubers que sigo hace mucho tiempo, como Bethany Mota [tiene 10,4 millones de suscriptores] que ahora tiene unos 21 años y empecé a verla cuando ella tenía 15. Su canal es bastante similar al mío, hace videos de moda, belleza y manualidades.

-¿Cuánto tiempo dedicás a producir videos y a conversar con la audiencia?

-Los sábados grabo dos o tres videos y los voy editando en la semana en ratos libres, a la noche. Y en las redes sociales estar es lo cotidiano.

-Pero tenés avalancha de comentarios…
-Trato de leer todo siempre y contestar. Se puede.

-¿Dónde está el límite entre lo privado y lo público en un canal como el tuyo, que se filma en tu casa y con tus cosas?
-Filmo siempre en el mismo lugar y algunos videos de YouTube que son los room tour o house tour que son de mostrar la casa que yo nunca hice porque me parece mucho. No porque no se pueda mostrar. O con mi familia, mis hermanos que no quieren y les da vergüenza.