Contenidos 29/09/2017

Martín Kweller: “El Estado tendría que participar más en el desarrollo de la industria audiovisual”

Por José Crettaz

El productor “de todos los canales” pasó por #TMTconversaciones y contó sus nuevos proyectos con sus nuevos socios: Guido Kaczka, Gerardo Waisburg y Eduardo Cohen; la distribución internacional de KZO, el papel promotor del Estado y las ganas de hacer

Martín Kweller llega a la Colección Fortabat -que está cerrada porque es lunes- y pide permiso para recorrerla mientras espera el comienzo de la entrevista. Vuelve y observa el trabajo de los técnicos que ya están listos para empezar. Maquillado, microfoneado y listo para conversar de su pasión: la producción de contenidos audiovisuales. Hace pocos meses le recompró a Endemol la productora que dos décadas y media atrás le había vendido y en la que se había quedado para surfear exitosamente los años más profundos de la grieta en los que logró colocar sus productos en las pantallas de casi todos los canales porteños.

Con nuevos viejos socios, con un flamante canal de televisión -al que con modestia llama “de cable”- y una radio que logró un rápido posicionamiento, Kweller se siente un emprendedor. De hecho, usa esa palabra en varios tramos de la conversación y celebra que ahora “la gente esté inquieta”. Lo que sigue es un diálogo sobre la industria, presente y futuro.

“Durante 16 años fui socio de Endemol en Argentina y hubo un momento en el que surgió la oportunidad de emprender y de recomprar las acciones. Pude recurrir a algunos inversores como Guido Kaczka, Gerardo Waisburg y Eduardo Cohen que apostaron al proyecto de movida y se sumaron. Recompramos la compañía y nos encontramos con ese gran palacio creativo que es la oficina de Estudio Mayor-Endemol Argentina y tenemos un tercio de Radio Con Vos 89.9. También tenemos acciones en la productora Underground que también eran de Endemol. Con ese paquete estamos saliendo a emprender en un momento próspero, en el que que la gente está inquieta y con ganas. En radio, obviamente que ya veníamos trabajando en coproducción con Radio Con Vos y ejecutamos una opción de compra.

“Todos estamos viendo lo que pasa en la Argentina y estamos prestando mucha atención. Si sos inteligente e independiente ves que hay muchas cosas buenas que están pasando desde el punto de vista de la libertad y del emprender”

 

-Radio Con Vos se instaló relativamente rápido, es un producto periodístico muy coherente y homogéneo que metió cuña en la audiencia porteña, ¿No?
-Creo que Ernesto [Tenembaum] está pasando un muy buen momento. La Negra Vernaci es un clásico de la radio, es la voz femenina. María O’Donnell está pasando también  un gran momento y lo mismo que Reynaldo Sietecase, que en su caso tiene que adaptarse en su posición política al nuevo momento del país. Todos estamos viendo lo que pasa en la Argentina y estamos prestando mucha atención. Si sos inteligente e independiente ves que hay muchas cosas buenas que están pasando desde el punto de vista de la libertad y del emprender.

-Y ya que estabas… armaste un canal de televisión
-Llamémoslo canal de cable.

-No deja de ser un canal de televisión que demanda 24 horas de contenido
-KZO fue un sueño rápidamente hecho realidad donde básicamente aprovechamos los recursos. Como emprendedor miro qué tengo y en general no invento un programa sin pensar en la escenografía, el estudio o con qué productor lo puedo hacer. A veces sale un combo, me queda un productor libre con ciertas características o un estudio determinado, y de pronto hay artista o talento al que le vengo prestando atención -miro mucha televisión, aire, cable y YouTube- y digo acá se armó algo que se puede juntar. Ahí surgió KZO. Nosotros ya teníamos un canal en Cablevisión que es el 350 donde se emitía Gran Hermano desde hacía tres años, y con un perfil muy bajo. Un día juntándome con mi amigo Tony Álvarez de Cablevisión… lo conversamos.

-Y se dijeron… ¿Si hacemos algo más?
-En realidad todo surgió porque Cuestión de Peso terminaba en el aire de Canal 13. Me parecía un crimen que un programa al que le iba tan bien tuviese que dejar su lugar, aunque ya sabíamos que iba a ser así porque volvía el programa que iba en ese espacio y así estaba previsto. Nos sentamos con Tony y le pregunté si podía pasar al canal 350, y en ese caso si me mejoraban la señal. ‘Si la rodeás de algo más podría ver’, me dijo. Y somos muy emprendedores…

“KZO fue un sueño rápidamente hecho realidad donde básicamente aprovechamos los recursos. Como emprendedor miro qué tengo y en general no invento un programa sin pensar en la escenografía, el estudio o con qué productor lo puedo hacer”

-KZO es una especie de vidriera y también un laboratorio de experimentación
-Y de alguna manera sí. Por ejemplo, con Juan Pico Mónaco a quien yo ya conocía porque es muy amigo de un sobrino mío postizo. Es un tipo muy plantado en la realidad, muy inteligente. Me pareció que estaba para hacer algo en televisión. Al Pollo Álvarez ya lo tenía muy visto y también a Mariano Zabaleta. También probamos con Pampita.

-Y todo funcionó muy bien, lo mismo que el programa de Las Rubias
-A Marcela hace mucho que estoy tratando de convencer de hacer algo en TV. Ella las últimas dos cosas que hizo en televisión las hizo conmigo, en Canal 9 y Canal 13. Hace mucho que venimos hablando. Me dijo, voy si lo hago con mis amigas. Casualmente, a una de las amigas Marcela Gotlib la conozco de chiquito. Está bueno que se sientan cómodo haciendo su programa. No hay mejor productor que el conductor del programa. El conductor tiene que tener claro a dónde ir y no andar preguntando a dónde se tiene que poner o qué decir. Por supuesto que hace falta un muy buen equipo de producción, pero sin un buen conductor comprometido es muy difícil. Y en este caso Marcela está muy comprometida.

-¿En cuánto tiempo se planificó el canal?
-Lo loco es que ya teníamos el canal al aire, y tenemos cinco estudios en Palermo, en Estudio Mayor. Todo es cuestión de montar un decorado…

-La estructura te estaba pidiendo tener una señal
-Todos soñamos en la integración y en aprovechar bien los recursos. Todo el equipo de Estudio Mayor y de Kuarzo se puso la camiseta bien pegada al cuerpo. Salieron a remar un canal que había que hacer desde cero. Y sin pretensiones de grandes cosas más que de ser una muy buena vidriera de integración y apuntar a un público distinto de los canales de aire. Un poquito más BC1 sin llegar a un híper A1.

“El conductor tiene que tener claro a dónde ir y no andar preguntando a dónde se tiene que poner o qué decir. Por supuesto que hace falta un muy buen equipo de producción, pero sin un buen conductor comprometido es muy difícil”

-¿Tenés aspiración regional de distribución con KZO?
-Sí, sería bárbaro. Estamos en esa etapa, teniendo reuniones con Telecentro y con DirecTV. Hoy estamos muy apoyados por Cablevisión. La cosa anduvo bien y nos sumó al canal 633, además del canal 30. Hay que pensar cosas nuevas y es un buen momento de la Argentina para eso sin sentir que estás arriesgando en un momento difícil.

-La llegada de Viacom de Telefe, la posibilidad de que Telefónica y Claro incursionen en la TV paga ¿hará que haya más recursos para producir contenidos?
-No lo se, ojalá. Me parece que sí. A Viacom los vi en una actitud muy proactiva integrando sus señales. Tengo excelente relación tanto con Guillermo Campanini como con Darío Turovelzky. Es más, el equipo comercial de Telefé es el que nos vende publicidad para KZO. A mi me gusta integrar, no me gusta estar de un lado o del otro, me gusta ser bastante transparente y coherente con lo que uno dice. Y si algo molesta, rápidamente retroceder. Yo no soy nada, dependo de los artistas, de mis productores y de los técnicos. Este es un negocio de mucha pasión.

-¿Cuántas personas trabajan en Kuarzo?
-Trescientas personas entre Kuarzo y Estudio Mayor, sin contar la radio. Ahí somos socios con Carlos Gorosito y Beto Vijnovsky, donde tenemos una parte y es más una sociedad donde opinamos y tratamos de integrarnos. Una de las principales integraciones la logramos con el programa de Tenembaum que se emite también en el canal.

-La programación lineal del canal está también en YouTube
-Por ahora el apoyo de Cablevisión es incondicional y yo creo que hoy YouTube sirve para una cosa promocional, mucho más de redes y de recordar algo que después te hace volver a verlo bien en la grilla. Falta un tiempo largo para poder ver un programa de corrido con buena calidad en Internet. Creo que es una gran vidriera y retroalimentación para que lleguen al canal 30 o al canal 633 para verlo en HD.

-¿Hay mercado para todo y para todos?
-Sin dudas que hay mercado, y creo que va a crecer porque además están viniendo nuevas empresas de todo tipo. Creo que hay un momento de negocios y que van a aparecer un montón de nuevos anunciantes que van a darse cuenta de que los medios tradicionales todavía pueden mostrar publicidad de buena calidad.

“Sin dudas que hay mercado, y creo que va a crecer porque además están viniendo nuevas empresas de todo tipo. Creo que hay un momento de negocios y que van a aparecer un montón de nuevos anunciantes que van a darse cuenta de que los medios tradicionales todavía pueden mostrar publicidad de buena calidad”

-¿Cuánto más va a durar Gran Hermano como formato?
-Te agrando la pregunta, ¿cuánto más van a durar los realities? La gente tiene ganas de mostrarse cada vez más, al contrario de lo que podría parecer. Gran Hermano tiene una premisa interesante desde la experiencia sociológica pero hay otros realities que tienen muy buenas premisas. Hicimos Despedida de Solteros en el verano y funcionó muy bien. Era gente que no podía comprarse un departamento ni pagarse la fiesta de casamiento.

-Y hacia dónde más van a evolucionar los realities…ha habido de todo, bizarros y peligrosos
-A mi me parece que el límite lo pone el productor. Ves programas periodísticos y comunican cada cosa con una altura y una elegancia. Hoy un reality no muestra más que gente que opina y cuenta lo que hizo en su vida.
En Despedida de Solteros tuvimos un ataque fuerte de una pareja, era buenísimo para el show, pero el límite lo pusimos nosotros y no pudieron seguir como participantes. Es importante que el reality no caigan en manos de productores que puedan hacer una macana.

-Hay una línea editorial en tus medios, ¿cómo se fija?
-Eso se da todo el tiempo y a toda hora, no hace falta ni escribirlo ni plantearlo. Eso se da cuando vos tomás gente, tus productores saben cómo pensás. La familia por encima de todo, en la productora en general. Guido es un tipo súper familiero, va más por ahí que por una cuestión muy estable. Y además por la libertad. Yo puedo tener una línea política y discuto con los periodistas sobre mi línea y a veces tengo muchas ganas de salir al aire.

-Pero ese es un rasgo más de los editores de antes que de un productor…
-Me parece que el editor -aunque no conozco mucho ese negocio- puede bajar la línea más claramente, yo no. Los periodistas dicen lo que quieren y hacen lo que quieren y yo puedo discutir a posteriori. A lo mejor algo de lo que yo digo puede tener influencia en el futuro o no.

-Venís de trabajar con Endemol 16 años, los últimos de los cuales que fueron relativamente complicados y lograste hacerlo muy bien estando en todos o casi todos los canales. Y ahora emprendiendo estás emprendiendo ¿Hacia dónde va todo?
-A mi me gusta mucho la independencia, ser útil en el buen sentido a todos los canales de aire y plataformas de aire. A crecer con ellos y no en contra. Eso sale de las charlas con los ejecutivos con los que me junto. Creo que hay un camino enorme por recorrer, por eso tengo programas en todos los canales de aire. Mantengo el perfil, las charlas.

“En Despedida de Soltero tuvimos un ataque fuerte de una pareja, era buenísimo para el show, pero el límite lo pusimos nosotros y no pudieron seguir como participantes. Es importante que el reality no caigan en manos de productores que puedan hacer una macana”

-¿Qué lugar tiene que jugar el Estado en la industria?
-Creo que tendría que participar más en el desarrollo de la industria, lo vengo discutiendo con funcionarios, y deberían ser creativos en cómo apoyan este sector que es muy talentoso.

-Y que ha demostrado que también puede generar sus propios recursos
-Yo estuve en Endemol que es una de las dos o tres productoras más grandes del mundo. Y en el festival de Cannes la Argentina es uno de los cinco principales exportadores de ideas. Es un rubro al que el gobierno tiene que prestar atención y tiene que apoyar, dando espacio a programas en la TV Pública y en las señales públicas, por ejemplo.

-Aportando pantalla
-Con igualdad, credibilidad y lógica, para todas las productoras. De CAPIT [Cámara Argentina de Productoras Independientes de Televisión] o de otras cámaras. Lo que no está bueno es que eso de que el hermano se arma la productora y tiene un programa al aire. Y los concursos de ficción son interesantes. Hay que hacerlo seriamente, establemente y que sea una política de Estado.