Contenidos 05/09/2019

Diana Iris Peredo Morales: “Pictoline tiene una audiencia muy nítida de jóvenes latinoamericanos de 18 a 25 años”

Por Macarena Gómez Miñano

La ilustradora mexicana, que participó de Media Party 2019, contó en esta entrevista cómo es el proceso creativo y de trabajo en la plataforma que recreó el periodismo infográfico y lo convirtió en un fenómeno viral entre las esquivas audiencias jóvenes

Diana Iris Peredo Morales: “Pictoline tiene una audiencia muy nítida de jóvenes latinoamericanos de 18 a 25 años”

Diana Iris Peredo Morales es ilustradora en Pictoline, la plataforma mexicana que cuenta la actualidad con gráficos. Integra el equipo del sitio desde 2017 y estuvo en Media Party 2019 para contar cómo se trabaja en ese medio digital que convierte noticias y datos sobre ciencia, medicina, economía, gastronomía, actualidad y política en infografías, tiras cómicas o gifs de manera sencilla y atractiva.

¿Cómo fue el surgimiento de Pictoline?

-Fue hace 4 años. Teníamos a Eduardo Sayes, que ya desde antes de Pictoline era considerado uno de los mejores diseñadores y creativos de México, y él tenía su propio proyecto que se llamaba Cinismo Ilustrado, que usaba tiras sarcásticas e irónicas para hacer criticas sociales. En esa misma linea planteó: ¿Qué tal si usamos la ilustración y el dibujo para llevar información, hacer algo útil y aportar a las personas? Esa idea detonó en Pictoline.

¿Cómo se les ocurrió que el interés de las audiencias en materia de comunicación iba a estar basada más imágenes que en texto? 

– Por Internet hay una sobresaturación de información, y además los datos muchas veces no son amigables con las personas. Yo pienso mucho en divulgación científica, que de repente te interesa la ciencia, y te asomas a algún artículo de algún descubrimiento, pero sólo de ver el texto te intimidas. Esto no está escrito para mí. Es ahí donde decimos: hay que encontrar una manera de acercar a las personas a lo que les interesa, de una forma muy amigable, muy sintética, muy compartible, y que sea agradable de ver.

¿Cuál fue el primer dibujo?

– No sé exactamente porque yo no estoy desde el día cero. Pero creo que de lo primero primero que se hizo fue un trabajo para el día internacional del perro. Era como una secuencia de varios perritos que se están oliendo las colas. Era más como un chiste, un chascarrillo visual. Y según me dijeron, ya desde la primera publicación fue un éxito.

“Hay que encontrar una manera de acercar a las personas a lo que les interesa, de una forma muy amigable, muy sintética, muy compartible, y que sea agradable de ver”

¿Hubo alguna publicación que fue punto de inflexión en Pictoline en términos de visitas y viralidad?

-No creo que haya habido una en particular. Sí hubo varios momentos muy fuertes en los que Pictoline se ha viralizado, especialmente en eventos que han sido de coyunturas muy fuertes, como los Oscars, que siempre explotan. Hubo otros también muy sociales, como el sismo que hubo en Ciudad de Mexico, que fue un momento en el que Pictoline se movió muchísimo porque nos tocó personalmente. También con las protestas por el aborto en Argentina nos fue muy bien. Que estemos en tantos puntos de la información, y que estemos en la coyuntura, hablando de los temas calientes, hacen que la gente se relacione mucho más con la página. Porque no son solo datos curiosos o memes.

¿Cómo hacen para llegar con la información a tiempo?

– Es magia [se ríe]. Somos muy conscientes de eso, muchas de las cosas que hacemos son sensibles de tiempo. La información muta: no es lo mismo lo que siente una persona cuando le dices que se murió Stan Lee, a si se lo dices una semana después, o un mes después. Es una cuestión de velocidad, tenemos un equipo que nos cubre por varios flancos, y tratamos de ser lo más rápidos que podemos. Ante cuestiones de emergencia, solemos tener un promedio de respuesta de 1 o 2 horas. En ese tiempo se tiene que coordinar el trabajo de los periodistas que investigan el hecho, los redactores que encuentran las claves y resumen la información, y de nosotros, los ilustradores, que hacemos los bacons (así hacen llamar a sus dibujos).

“Es una cuestión de velocidad, tenemos un equipo que nos cubre por varios flancos, y tratamos de ser lo más rápidos que podemos. Ante cuestiones de emergencia, solemos tener un promedio de respuesta de 1 o 2 horas”

¿Cuántos son en el equipo?

– Somos un poquito menos de 20 en el equipo central. Cuatro ilustradores. Y hace menos de un año se incorporó de forma permanente el equipo de animación. Tenemos periodistas, redactores y social media managers. Ese es el equipo central, pero por fuera están también los del equipo legal, mercadotecnia, y recursos humanos.

¿Cómo es el proceso creativo?

-Lo primero que hacemos es un brainstorming en un pizarrón gigante con el equipo completo. Es muy importante que todos nosotros trabajemos en una misma linea. Ahí nacen todos los bacons: se hacen rayones totalmente inentendibles pero que nos guían a nosotros para los temas del día. Decidimos si hacer un cómic, una familia visual, una infografía… Una vez decidido eso, pasamos a las computadoras, porque todo lo que hacemos es en digital. Tenemos algunas técnicas que nacen en papel y luego se escanean, pero no son muchas porque nos lleva mucho tiempo.

¿Tienen periodistas en distintos lugares para cubrir noticias internacionales?

– Me encantaría, pero no somos tantos. Tenemos una curaduría de sitios en los que confiamos, y usamos la información que ahí se publica. The Guardian, El País, The New York Times, sitios que tienen un nombre que los respaldan. Y últimamente estamos tratando de hacer contenido original. Lo último que hicimos fue haber conseguido una entrevista con Guillermo del Toro, que es casi nuestro héroe nacional. Nuestra idea es crecer cada vez más, para poder hacer más contenido original y propio.

“Lo último que hicimos fue haber conseguido una entrevista con Guillermo del Toro, que es casi nuestro héroe nacional. Nuestra idea es crecer cada vez más, para poder hacer más contenido original y propio”

¿Cómo es un día de trabajo en Pictoline?

– Todos los días llegamos a las 8 de la mañana, y somos puntualísimos, eso es muy importante. Ahí nos reunimos, y platicamos sobre los temas de agenda. Esto nos lo llevamos de tarea a casa cada día, y además cada uno tiene su red asignada de la que es más nativo, así que busca información allí. Yo soy muy de Tumblr y de Reddit. Esa pluralidad de voces nos enriquece mucho. Una vez que definimos los temas, se asigna un bacon a cada ilustrador, o sea que se crean cuatro por día.

Una vez que todos tienen claro qué tienen que hacer, empieza el trabajo manual: los periodistas chequean la información, redactores resumiendo, ilustradores dibujando. Los ilustradores nos encargamos de juntar toda esa info, se revisa, y se publica. Pero ahí no se acaba. Después de la publicación, se revisan todos los comentarios, porque nos interesa mucho saber que están diciendo las audiencias, y sobre todo ver si la información que dimos es verídica, ya que muchas veces nos corrigen en los comentarios. En ese momento se baja, se corrige, y se vuelve a subir. Buscamos que la información mantenga estándares muy altos de calidad

¿A qué audiencia apuntan?

– Tenemos una audiencia muy bien ubicada de jóvenes latinoamericanos de 18 a 25 años. Obviamente también hay más grandes, de 25 a 30, y últimamente estamos intentando llegar a los mas chicos también, a los centennials, que están en Tik Tok, que es una app en la que Pictoline recientemente desembarco.

“Después de la publicación, se revisan todos los comentarios, porque nos interesa mucho saber que están diciendo las audiencias, y sobre todo ver si la información que dimos es verídica, ya que muchas veces nos corrigen en los comentarios”

¿Cuál es la red social que más les funciona?

– Yo creo que Instagram. Es a la que le estamos enfocando más contenido. Sobre todo porque no sólo te deja publicar cosas en el timeline, sino también en las historias. Ahí estamos sacando nuevos formatos, como Te lo conté en una historia.

¿Cuál fue el dibujo que más te gustó hacer?

– Uf… ya a estas alturas he hecho cientos. Creo que ha habido unos que visualmente me gustaron mucho, que fue cuando le preguntamos a la gente que libros los habían marcado mas, y después ilustramos las tapas de los mas mencionados. Y en general, creo que los que más me gustan son los que han tenido un impacto en las personas, como el de los feminicidios o los del aborto. Si hubo un valor, un cambio de mentalidad, me parece el bacon más bonito.

¿Y alguno que te haya parecido muy difícil?

– La verdad es que me cuesta mucho trabajo dibujar vacas [se ríe]

¿Cómo creés que va a evolucionar Pictoline en los próximos anos?

-La verdad que no lo sé. Espero que sigamos creciendo, que podamos ampliar el equipo, llegar a más personas. Creo que la comunicación va a seguir mutando, y seguramente encontremos nuevas apps, nuevas formas de contar historias, nuevos formatos. No nos casamos con ningún método, porque creemos que no te puedes quedar con lo que funcionó hace 20 años si quieres seguir teniendo éxito. Solemos experimentar mucho, y si no funciona, se bota y se empieza de nuevo.

¿Están trabajando en algún proyecto en especifico?

– Tenemos varios que no los podemos contar aún. El año pasado empezamos con uno que nos entusiasma mucho porque nunca se había hecho algo así en México, que fue la Bienal de Ilustradores. Se vendieron casi 5000 entradas , hicimos una exposición, trajimos jueces internacionales. Fue increíble, y esperamos seguirlo realizando.